Algunos opinan que “lo peor ya pasó”; otros prefieren estar alerta

Macri sostiene un mensaje optimista respecto del futuro. Manzur asegura que no será “el gobernador del ajuste”. ¿Qué dicen los representantes del pueblo al respecto?

19 May 2018
1

VISITA EN ABRIL. Manzur y Macri, juntos, en suelo tucumano. la gaceta / foto de DIEGO ARAOZ (archivo)

“Lo peor ya pasó”, afirmó el presidente, Mauricio Macri, en la apertura de sesiones del Congreso del 1 de marzo pasado. ¿Será como dice el jefe de Estado nacional, quien aseguró que “ahora vienen los años en los que vamos a crecer”?

“No soy ni seré el gobernador del ajuste”, manifestó el mandatario, Juan Luis Manzur, en una entrevista reciente con LA GACETA. ¿Es el rumbo adecuado el que escogió el jefe del Ejecutivo tucumano, al sostener una planta estatal que supera los 100.000 empleados públicos?

En la Legislatura, los representantes del pueblo hicieron un análisis respecto de ambas definiciones políticas. Oficialistas y opositores respondieron las consignas propuestas por este diario (ver recuadro aparte), y sobre la mesa quedó un variopinto cuadro de situación, tanto en lo nacional como en lo local. ¿La conclusión? Con matices, a todos les aflige el contexto económico. Lo que cambia es la perspectiva que tienen los legisladores con relación lo que viene. Así, para algunos, lo peor ya pasó; para otros, cuanto menos hay que mantenerse en estado de alerta.

Sobre el “ajuste”, en tanto, los oficialistas destacaron que el Gobierno tucumano se mostró lejos de esa estrategia de administración, mientras que en la oposición cuestionaron los incrementos impositivos que afrontan los contribuyentes locales desde que empezó el año y que impactan en el sector privado.

Las aguas se dividen también cuando se aborda el camino escogido por el Gobierno nacional en cuanto a su estrategia de gestión; sobre todo en uno de los aspectos más cuestionados: el económico. Los legisladores afines a Cambiemos no olvidaron los 12 años de kirchnerismo, mientras los representantes del peronismo marcaron que había alternativas mucho menos traumáticas para la población argentina.

Quizás la cuarta consigna haya sido la que más coincidencias despertó entre los 14 parlamentarios que participaron de este ping-pong. En un contexto preocupante, tanto desde lo público como desde lo privado, la mayoría llamó a mantener la calma. Eso sí: los legisladores que rivalizan con el Gobierno nacional llamaron a mantener una postura crítica cuando corresponda.

El cuestionario

¿Coincide con la expresión del Presidente: “lo peor ya pasó”?

Manzur, ¿es o no el gobernador del ajuste, algo que él rechazó?

¿Había mejores alternativas que las tomadas por la Nación?

¿Cuál es el mensaje de los políticos ante toda esta situación?

Albarracín, Raúl        (UCR) 
1. Anhelo que la variable de ajustes de las economía deje de ser la gente, especialmente los más vulnerables. Hay un contexto muy difícil y por el bien del país y la gente espero que superemos esta situación, que no hace nada bien. Es insostenible para muchas familias.2. Tucumán ya hizo un gran ajuste al estar  pagando elevadas tarifas durante el gobierno anterior, comparado con el resto del país. Un informe del Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales de la Sociedad Rural Argentina (IEEyNI- SRA) de 2017 asegura que Tucumán está al tope del “ranking”, con el 7,8% de presión tributaria. Para poder ser competitivos, sin dudas, necesitamos disminuir la presión tributaria
3. Argentina evitó ser Venezuela con la llegada del presidente, Mauricio Macri, pero todavía no encuentra el rumbo. Es doloroso caer en el FMI (Fondo Monetario Internacional) de nuevo. La experiencia indica que sus recetas y condiciones, tanto en letra grande como en letra chica, trajeron aparejadas graves consecuencias para los más vulnerables.
4. Mi abuelo sufrió las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial; no tener alimentos y ver una Europa devastada fueron los motivos de venir a estas tierras, en busca de un futuro mejor. Para ello tuvo que hacer esfuerzos y sacrificios, pero la clave siempre es el correcto uso de los recursos. Un país es algo más complejo que la economía de nuestros hogares, pero los políticos tenemos el deber de devolver a la sociedad la confianza, de bregar por la transparencia, y que la política tenga actores sin hipocresía ni dobles discursos. Necesitamos de un gran consenso político, social y económico; esto sigue siendo una materia pendiente.
› Bellomío, Silvio 
   (P. del Bicentenario) 
1. Los argentinos somos extremistas. Pasamos del pesimismo al optimismo exultante en cuestión de horas. Ni una cosa ni la otra. En 30 días hay un nuevo vencimiento de Lebac (Letras del Banco Central), y en 60, otro. Los mercados son volátiles e impredecible. Nuestro problema es estructural: si no logramos equilibrar las balanza comercial y el déficit fiscal, seguimos en problemas. 
2. El gobernador Juan Manzur es un gobernador ausente. Con un gobierno que reconoce que el 85% del presupuesto sólo es para pagar sueldos. Más que “del ajuste” es el abanderado del estancamiento de la provincia y de la incoherencia, ya que exige a la Nación lo que él no hace en la Provincia. Hoy la Provincia dispone de más fondos, ya que la Nación le devolvió coparticipación coptada por el kirchnerismo.
3. Mi experiencia indica que de los laberintos se sale por arriba. Es necesario terminar con la economía en negro, que representa más del 30% del PBI (Producto Bruto Interno). Es necesario ampliar la base contributiva reduciendo la presión impositiva y simplificando el sistema, para estimular las inversiones y el crecimiento real de la economía. Pasaron 28 meses y hay medidas que no se tomaron en su tiempo. La cosa pública no es un “Excel”. Es más complejo que una ecuación aritmética.
4. No creo en los mensajes que no vayan sustentados en acciones. Los funcionarios tienen responsabilidad que deben cumplirlas y para eso deben estar preparados y capacitarse. En la Nación y en la Provincia hay improvisación. Falta de capacidades para afrontar una gestión.
Participé de gestiones que demostraron que se puede reducir el gasto público (reducir la planta de empleados sin despidos), aumentar los ingresos bajando la voracidad fiscal, pagar deudas heredadas, dinamizando la economía.               
› Canelada, José María 
   (ucr)  
1. El país está teniendo buenos números en cuestiones de crecimiento y empleo. La baja de la pobreza es una prueba de ello, al asumir Macri la primera medición de pobreza dio superior al 30%, y hoy estamos casi en 25%. Aun así hay gente que la está pasando mal y hay que enfocarse en ellos. El gobierno heredo un país explotado. Y varias de las acciones que se tomaron tuvieron como objetivo evitar una crisis que sea irreversible.
2. Manzur es el gobernador del ajuste. Si no hizo nada en Tucumán. No se le conoce un logro. La mentira es la moneda corriente del oficialismo en Tucumán. Las tarifas de los servicios públicos en nuestra provincia han aumentado sin inversión durante años. Eso es responsabilidad de Manzur y de Alperovich. Todos los años en diciembre el gobernador sube los impuestos, eso es ajuste.  El 1 de enero de 2018 hizo el último impuestazo, que golpeó a los comerciantes y los particulares que proveen servicios.  Aumentó la alícuota general de ingresos brutos del 3,5% al 5%. Mientras el consenso fiscal les asegura fondos nacionales para disminuir la presión tributaria, Manzur recibe el dinero con una mano y aumenta los impuestos con la otra.
3. No. Como dije, el país en el 2015 era una bomba de tiempo y había que desactivarla. Se están bajando impuestos, pero al mismo tiempo se está cuidando a los más débiles. Nadie hizo otras propuestas que sean verdaderamente sensatas para solucionar el desastre dejó el kirchnerismo.
4. Dejar las miserias de un lado y trabajar para los tucumanos. Sin oportunismos. Sin mentiras. El caso de la lucha contra el narcotráfico es un ejemplo claro de la hipocresía que debe terminarse. Mientras montan una escena de preocupación no hay ningún plan de seguridad para atender el problema ni mucho menos para asistir a las familias afectadas por la problemática de las adicciones. Los recursos de Manzur se orientan a publicidad en lugar de atender el dolor de miles de familias tucumanas.
› Cano, Ramón Santiago 
   (PJ-Tucumán Crece)  
1. Considero que tras varios días muy agitados en materia económica, el gobierno de (Mauricio) Macri encontró esta semana una relativa calma en los mercados. Pero sigue la incertidumbre a futuro. U en la gente se percibe un temor a que pueda pasar en los próximos meses con la inflación y el nuevo valor de las tarifas.
2. Manzur no es un gobernador del ajuste. Creo que ha demostrado saber gestionar la Provincia en momentos donde los recursos no abundan, generando empleo y manteniendo las cuentas y los sueldos al día, sin haber tomado deuda como hicieron otros distritos del país.
3. Desde una visión opuesta a la del Gobierno nacional en materia económica, por supuesto, uno cree que había otras alternativas de gestión para no tener que volver a las viejas recetas de ajuste del FMI, que en este país siempre significaron mayor pobreza y menos trabajo. Pero también me permito dudar con respecto a si el gobierno de Macri pensó en otras alternativas, o simplemente eligió este camino a conciencia de sus consecuencias futuras.
4. Este es un momento en el que debe primar el diálogo. Desde los distintos espacios políticos debemos aportar para que no sean los ciudadanos de a pie quienes sufran las consecuencias de las subas del dólar y los vaivenes financieros en los que se ve envuelto el país. Hay que cuidar el bolsillo de los trabajadores y seguir trabajando para que a los tucumanos, y al país, les vaya mejor.
› Cativa, Ramón Roque
   (PJ-Tucumán Crece)  
1. Pasó un momento crítico y agudo, que deja a toda la comunidad con una alta vulnerabilidad, ingreso devaluado y una perspectiva inflacionaria angustiante. Por ahora, lo que pasó en realidad se quedó.
2. Al gobernador Manzur le toca gobernar una provincia en contexto de ajuste, eso no significa que replique lo que hace Nación. A mi criterio en Tucumán no hay ajuste, hay ordenamiento.
3. Por supuesto que (la Nación) podría haber tomado otras medidas más ecuánimes, como sacarle las prebendas impositivas a las mineras, pautarle al campo el cambio de sus dólares; pero optó por el FMI, que condicionará la vida de los argentinos y el futuro de nuestros hijos.
4. El mensaje que puedo emitir desde Tucumán, es estrechar filas con nuestro gobernador y vicegobernador (Osvaldo Jaldo), para afrontar los duros momentos que estamos viviendo. Con nuestra conducción afortunadamente podremos enfrentar con fe este panorama de ajuste que promueve el Gobierno nacional.
› Christian Rodríguez
   (P. del Bicentenario)  
1. La economía aún está vulnerable. Creo que bajó la tensión, pero espero que los responsables de la economía a nivel nacional estén a la altura de las circunstancias para sobrellevar esta situación, que es incierta porque no sabemos cómo va a terminar esta negociación con el FMI.
2. Manzur es un gobernador impredecible, porque en Buenos Aires dice una cosa, y en Tucumán hace otra. Ha firmado el Pacto Fiscal con la Nación, y se deberían haber reducido impuestos en la provincia, pero se aumentó las alícuotas en muchos rubros. Lo que debe hacer el gobernador es velar por todos los tucumanos para que no sufran el ajuste.
3. Creo que el Gobierno nacional y Mauricio Macri necesitan de todos los políticos para salir adelante. Me hubiera gustado que antes de tomar las medidas (económicas) las hubiera consensuado, sentando a los gobernadores y advirtiendo sobre el pedido de préstamo al FMI. Hubiera sido menos desgastante, para él y para el gobierno, diagramar una agenda común y trabajar en consenso. Si el Presidente integra a todos los partidos políticos, creo que la economía va a salir adelante.
4. El mensaje ahora tiene que ser claro con la gente, de responsabilidad y de la gestión. Con lo primero me refiero a las posiciones respecto de la economía; hay que acompañar. En lo segundo, a que nos tenemos que comprometer toda la clase política ante esta situación dura y tratar de superarla.
› Cobos, Eduardo 
   ((PJ-Tucumán Crece)  
1. No, no ha pasado todavía lo peor. Lo peor creo que empieza, porque llegamos a tocar fondo y nos mintieron tanto con la “buena onda” y el “segundo semestre”, pero cuando se empieza a querer acordar con el FMI, y encima se toman créditos “stand by”, que es el peor sistema... Quizás les den años de gracia y puedan tal vez seguir mintiendo con que las cosas mejoraron, pero todo lo que se ha endeudado, hay que pagarlo. Y estos préstamos no son para invertir, no son para acciones productivas.
2. Manzur no es un gobernador de ajuste. No lo digo porque sea oficialista. Lo mostró en todos sus actos: siempre habló de sostener el empleo, y aunque tuvimos miles de críticas, siempre fomentó el empleo privado y ha mantenido el empleo público. Hay incontables ejemplos donde Manzur trata de que se eficientice el Estado, y no de correr gente. Se ve que el bolsillo alcanza cada vez menos, pero él es un gobernador contrario al ajuste. Sí está a favor de la eficiencia. Porque hoy el Estado es la empresa más grande que tiene la provincia. 
3. Por supuesto que había alternativas mejores. Hoy ellos (Cambiemos) admiten que se han equivocado. No es que nosotros lo digamos. Cuando en economía se habla de que hay una economía del gradualismo y otra del shock, una es la que busca hacer un ajuste muy “suave”, y la otra es instrumentar todo de golpe. En la economía gradual que han aplicado cometieron el enorme error de comenzar con un tema tarifario, que generó una espiral y sí significó un shock para la gente pobre. Tampoco tuvieron la visión de que el dólar iba a tener un ajuste internacional, sumado a la suba del petróleo y su impacto en los transportes. Se ha generado un problema generalizado, y se sale a pedir un crédito. Al no creerles la gente, los empresarios y los inversores, evidentemente han tomado una política equivocada. Deberían haber sido más inteligentes.
4. Hay un mensaje del oficialismo nacional que busca ser tranquilizador. El de los opositores es estar alertas, avisarle a la gente que tenemos que medir, ceñirnos al máximo, y explicar que no estamos bien, que no viene bien; hay algunos cuantos que aprovechan el esquema de caos, pero por esos tres o cuatro no se puede juzgar a todo un arco opositor a las políticas de Cambiemos. Eso sí: llegar al Fondo Monetario Internacional no te puede dar ninguna tranquilidad. Hay que estar alertas.
› Colombres Garmendia,        
  Alberto
   (PRO-Cambiemos)  
1. Sí, creo que lo peor ya pasó. Esto no significa que a futuro no puedan surgir problemas, porque tenemos una economía que viene complicada hace décadas y se inició un proceso para salir de esa situación. Y esto es lento. Más allá de las encuestas, de que se diga que la imagen del Gobierno nacional cayó, creo que a largo plazo terminará fortaleciendo a esta administración, porque se demostrará la capacidad de Cambiemos para salir de una situación difícil.2. Claramente Manzur no es un gobernador del ajuste, ni tampoco que esté dispuesto a tomar las medidas necesarias para salir de la crisis. Manzur es un gobernador que trabaja para ganar votos, aunque eso implique hacer populismo y demagogia. Si pudiese, seguiría regalando recursos de la Provincia con tal de ganar un puñado de votos. Ese tipo de políticas es lo que llevó al país a la situación en la que está.3. Cuando uno analiza las medidas que se toman en cualquier contexto con “el diario del lunes”, posiblemente podrían haber existido otras alternativas. Pero creo que las medidas tomadas, en líneas generales, fueron correctas para el contexto que se vive. Hay gente que pide mayor ajuste, pero nosotros tenemos la responsabilidad de cuidar los sectores vulnerables; otros piden que no se haga ningún ajuste, pero no se puede gastar más de lo que se tiene, como se hizo en el kirchnerismo. Creo que el camino elegido por el Presidente, de hacer ajustes progresivos y proteger sectores vulnerables, es el correcto. No olvidemos que asumimos en un país con uno de cada tres argentinos en situación de pobreza.4. Hay que confiar en este Gobierno nacional, que está trabajado y muy bien para salir de esta situación. SI vemos los indicadores, se ha logrado bajar en pobreza e inflación, y se ha reactivado la industria. Nos gustaría que sea más rápido, y de otra manera, No hay que volverse locos por la foto de hoy, vamos a llegar a un 2019 mucho más tranquilo y calmo de lo que ha sido el inicio de este año.
› Córdoba, Stella Maris
   (Proyecto Popular)  
1. El ajuste hacia los sectores más vulnerables de nuestra economía empezó con el Gobierno del presidente Macri, con la inflación y la suba de tarifas, los despidos en entes estatales, la quita de pensiones asistenciales, el aumento sideral de la deuda externa. El camino para acordar con el FMI, se fue preparando desde el principio de este Gobierno nacional, y el ajuste se va a profundizar. Siempre perjudicando a los que menos tienen: los jubilados, los trabajadores y los desocupados.
2. Yo espero que no lo sea. Creo que los gobernadores hoy juegan un rol fundamental en las decisiones, y en el ámbito de la recuperación de la Construcción de un espacio político de unidad de los sectores populares para proponer una Argentina distinta, más equitativa.
3. Claro que tenía otra manera, la de apostar a la industria, al trabajo y al crecimiento; y no a la especulación financiera. No debió haber abierto las puertas al “capital golondrina”, que no viene a invertir sino a especular, y que cuando deja de ganar fortunas se va a otro lado. Se habla de bajar el déficit fiscal siempre pensando en despedir trabajadores, pero se nombró una cantidad inusitada de funcionarios de alto rango.
4.. Hay que seguir aportando con ideas para tratar de que el Gobierno nacional rectifique el rumbo. La media sanción de la Cámara de Diputados para limitar y retrotraer el aumento de tarifas fue una gran idea para mostrar que se pueden hacer las cosas de otra manera. 
Hay que trabajar para que la militancia de los diferentes espacios políticos fomente el debate en todos los ámbitos, para reconstruir el país maltratado que este Gobierno nos va a dejar.
› Gassenbauer, Guillermo
   (PJ-Tucumán Crece)
  1. Lamentablemente, no. Con el transcurso de los días se advierten nuevas subas en productos y servicios esenciales para la gente. Estamos ante una situación muy delicada en la que no se tuvo en cuenta el impacto que representaba para la gente trabajadora o los jubilados. Lo que uno escucha y percibe en los barrios es una dificultad creciente a enfrentar gastos básicos.
2. No (es el gobernador del ajuste), sino no hubiera sido uno de los primeros mandatarios en acordar salarios, por encima de la Nación y con cláusula gatillo para evitar mayor pérdida del salario. Aún así, Tucumán se debe una profunda discusión impositiva que permita descomprimir un poco la presión a los ciudadanos.
3. Recurrir al FMI, endeudarnos y someternos a sus exigencias es precisamente la peor alternativa. Eso significa ajuste, y en consecuencia, pobreza. Además, habría que revisar si algunas decisiones -o la falta de ellas- no favorecieron este escenario.
4. Trabajar y estar a la par de la gente, más que nunca. Las diferencias partidarias deben darse en otro ámbito y en otro momento. Eso no significa que la oposición no debe existir, bien por el contrario, debe aportar y actuar con sentido de máxima responsabilidad e, insisto, escuchando y estando a la par de la gente.
› Rojkés, Silvia
   (PJ-Tucumán Crece)
1. Lo peor no pasó. El Gobierno nacional va a profundizar sus políticas de ajuste para los trabajadores, las Pymes, las industrias nacionales, totalmente planificadas porque son parte del proyecto. Están profundizando su proyecto político que se sintetiza en la especulación financiera que va en contra de la producción, el desarrollo genuino con trabajo; y un tema fundamental son los recursos naturales, nuestra soberanía territorial, son parte de la política extractivista y de entrega que tienen.
2. No, el ajuste es desde la Presidencia de la Nación. El gobernador Manzur viene llevando la Provincia sin conflicto social, evitando los efectos adversos de la política socioeconómica nacional.
3. El presidente Macri tenía otra alternativa, que fue la que propuso en su campaña electoral. Los invitó a volver a verla.
4. No aceptar la mentira por la verdad. Hacer un buen análisis de la realidad y seguir luchando por el derecho al trabajo, a la educación, a la salud, a la alimentación, derechos que contribuyen al bienestar de la sociedad y no sólo a los pocos sectores concentrados de poder económico.
› Valdez, Fernando
   (UCR) 
1. La situación de la economía del país es delicada, con muchos vaivenes. El Presidente debe extender el sacrificio para salir a los sectores que más tienen. Con una reforma tributaria inmediata y profunda. No pueden únicamente pagar el ajuste los asalariados. Otros países a los que muchos admiran y desean parecerse tributan más los que más tienen.
2. Yo diría que es más un gobernador del empleo estatal. Tucumán tiene una de las más altas tasas de empleo estatal del país. Y a mi juicio desatiende la Provincia áreas claves para una adecuada prestación de servicios básicos
3. No fueron todos desatinos, hubo cuestiones de lo macroeconómico que se resolvieron bien, (como en la) gestión (de Alfonso) Prat-Gay. Luego encaró mal algunos temas, como el de jubilados y tarifas. Desde Evolución Radical (Loustau-Carrizo-Villavicencio) en el Congreso Nacional se lo hicimos saber con sendos proyectos propios.
4. Debe ser el de la búsqueda de consensos, no creo haya políticos que quieran que al gobierno le vaya mal en economía. Y los que así lo hicieran no tendrán los beneficios que buscan. Y desde Cambiemos, dejar la soberbia de lado, escuchar a todos y en especial a los socios políticos. Y a estos, que tener voz crítica es bueno. El servilismo no sirve. Enmudecer o ser aplaudidores seriales no ayuda, perjudica.
› Vargas Aignasse, Emiliano
   (PJ-Tucumán Crece)
1. Lamentablemente es difícil pensar que lo peor ya pasó, estamos ante una crisis formidable por malas decisiones políticas que van desde la estafa electoral, un mandato que comienza con mentiras y, a la vez, su endeudamiento no coincide con la capacidad de equilibrar las cuentas públicas y se toma deuda. No veo positivamente el presente.
2. Manzur viene realizando una administración ordenada. En ningún momento se buscó tomar deuda y es una de las pocas provincias que tiene la capacidad de pagar su planilla salarial. Creo que entendió desde el comienzo que era clave ser cauto. Eso caracteriza su gestión. Sin dudas, no es un gobernador del ajuste.
3. El Presidente tomó un rumbo económico quizás con buenas intenciones, pero que a la postre fueron equivocadas, como la devolución de las retenciones -que generó menos ingresos a las arcas públicas- y la quita de subsidios de la luz y gas, que castigó a quienes menos tienen. En síntesis no puede funcionar un país si los que lo integran no tienen dinero para consumo.
4. Creo que tenemos que tener la madurez para trabajar juntos, unidos, porque es la única forma de salir. Pero también debe haber humildad por parte del Gobierno nacional para asumir errores y corregir el rumbo.
› Viña, Claudio 
   (Nueva Fuerza)
1. Sí creo que “lo peor ya paso”. En primer lugar, porque el kirchnerismo ya pasó. Lo que sucedió ahora es parte de lo doloroso que resulta acomodar el país luego de tanto desorden y la corrupción. Entiendo que el Gobierno nacional saldrá airoso de esta turbulencia cambiaria y pondrá especial atención en el déficit fiscal para evitar zozobras en el futuro. 
2. No veo ningún ajuste en Tucumán. El gobernador (Manzur) cree que el hecho de no endeudarse le da vía libre para gastar mal, para no bajar la presión tributaria y para no enfrentar de un modo más firme el problema de la inseguridad y del narcomenudeo. 
3.- Creo que (el Presidente) no tenía alternativas mejores que las adoptadas post-crisis. No obstante, pareciera que no se tuvo dimensión del problema hasta que explotó. 
4.- En este momento hay que ser responsables, cuidar las instituciones y no aprovechar la situación para sacar ventajas políticas miserables, que lo único que hacen es perjudicar a la gente y no a quien gobierna.
============09 CRED (12345485)============
la gaceta / foto de DIEGO ARAOZ (archivo)
============01 ANT BREVES "B" (12345320)============
El cuestionario
============02 TEX respuestas 1 COL (12345322)============
¿Coincide con la expresión del Presidente: “lo peor ya pasó”?
============02 TEX respuestas 1 COL (12345319)============
Manzur, ¿es o no el gobernador del ajuste, algo que él rechazó?
============02 TEX respuestas 1 COL (12345317)============
¿Había mejores alternativas que las tomadas por la Nación?
============02 TEX respuestas 1 COL (12345315)============
¿Cuál es el mensaje de los políticos ante toda esta situación?

Albarracín, Raúl  (UCR) 
1. Anhelo que la variable de ajustes de las economía deje de ser la gente, especialmente los más vulnerables. Hay un contexto muy difícil y por el bien del país y la gente espero que superemos esta situación, que no hace nada bien. Es insostenible para muchas familias.

2. Tucumán ya hizo un gran ajuste al estar  pagando elevadas tarifas durante el gobierno anterior, comparado con el resto del país. Un informe del Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales de la Sociedad Rural Argentina (IEEyNI- SRA) de 2017 asegura que Tucumán está al tope del “ranking”, con el 7,8% de presión tributaria. Para poder ser competitivos, sin dudas, necesitamos disminuir la presión tributaria
3. Argentina evitó ser Venezuela con la llegada del presidente, Mauricio Macri, pero todavía no encuentra el rumbo. Es doloroso caer en el FMI (Fondo Monetario Internacional) de nuevo. La experiencia indica que sus recetas y condiciones, tanto en letra grande como en letra chica, trajeron aparejadas graves consecuencias para los más vulnerables.
4. Mi abuelo sufrió las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial; no tener alimentos y ver una Europa devastada fueron los motivos de venir a estas tierras, en busca de un futuro mejor. Para ello tuvo que hacer esfuerzos y sacrificios, pero la clave siempre es el correcto uso de los recursos. Un país es algo más complejo que la economía de nuestros hogares, pero los políticos tenemos el deber de devolver a la sociedad la confianza, de bregar por la transparencia, y que la política tenga actores sin hipocresía ni dobles discursos. Necesitamos de un gran consenso político, social y económico; esto sigue siendo una materia pendiente.

Bellomío, Silvio (P. del Bicentenario) 
1. Los argentinos somos extremistas. Pasamos del pesimismo al optimismo exultante en cuestión de horas. Ni una cosa ni la otra. En 30 días hay un nuevo vencimiento de Lebac (Letras del Banco Central), y en 60, otro. Los mercados son volátiles e impredecible. Nuestro problema es estructural: si no logramos equilibrar las balanza comercial y el déficit fiscal, seguimos en problemas. 
2. El gobernador Juan Manzur es un gobernador ausente. Con un gobierno que reconoce que el 85% del presupuesto sólo es para pagar sueldos. Más que “del ajuste” es el abanderado del estancamiento de la provincia y de la incoherencia, ya que exige a la Nación lo que él no hace en la Provincia. Hoy la Provincia dispone de más fondos, ya que la Nación le devolvió coparticipación coptada por el kirchnerismo.
3. Mi experiencia indica que de los laberintos se sale por arriba. Es necesario terminar con la economía en negro, que representa más del 30% del PBI (Producto Bruto Interno). Es necesario ampliar la base contributiva reduciendo la presión impositiva y simplificando el sistema, para estimular las inversiones y el crecimiento real de la economía. Pasaron 28 meses y hay medidas que no se tomaron en su tiempo. La cosa pública no es un “Excel”. Es más complejo que una ecuación aritmética.
4. No creo en los mensajes que no vayan sustentados en acciones. Los funcionarios tienen responsabilidad que deben cumplirlas y para eso deben estar preparados y capacitarse. En la Nación y en la Provincia hay improvisación. Falta de capacidades para afrontar una gestión.
Participé de gestiones que demostraron que se puede reducir el gasto público (reducir la planta de empleados sin despidos), aumentar los ingresos bajando la voracidad fiscal, pagar deudas heredadas, dinamizando la economía.               

Canelada, José María (UCR)  
1. El país está teniendo buenos números en cuestiones de crecimiento y empleo. La baja de la pobreza es una prueba de ello, al asumir Macri la primera medición de pobreza dio superior al 30%, y hoy estamos casi en 25%. Aun así hay gente que la está pasando mal y hay que enfocarse en ellos. El gobierno heredo un país explotado. Y varias de las acciones que se tomaron tuvieron como objetivo evitar una crisis que sea irreversible.
2. Manzur es el gobernador del ajuste. Si no hizo nada en Tucumán. No se le conoce un logro. La mentira es la moneda corriente del oficialismo en Tucumán. Las tarifas de los servicios públicos en nuestra provincia han aumentado sin inversión durante años. Eso es responsabilidad de Manzur y de Alperovich. Todos los años en diciembre el gobernador sube los impuestos, eso es ajuste.  El 1 de enero de 2018 hizo el último impuestazo, que golpeó a los comerciantes y los particulares que proveen servicios.  Aumentó la alícuota general de ingresos brutos del 3,5% al 5%. Mientras el consenso fiscal les asegura fondos nacionales para disminuir la presión tributaria, Manzur recibe el dinero con una mano y aumenta los impuestos con la otra.
3. No. Como dije, el país en el 2015 era una bomba de tiempo y había que desactivarla. Se están bajando impuestos, pero al mismo tiempo se está cuidando a los más débiles. Nadie hizo otras propuestas que sean verdaderamente sensatas para solucionar el desastre dejó el kirchnerismo.
4. Dejar las miserias de un lado y trabajar para los tucumanos. Sin oportunismos. Sin mentiras. El caso de la lucha contra el narcotráfico es un ejemplo claro de la hipocresía que debe terminarse. Mientras montan una escena de preocupación no hay ningún plan de seguridad para atender el problema ni mucho menos para asistir a las familias afectadas por la problemática de las adicciones. Los recursos de Manzur se orientan a publicidad en lugar de atender el dolor de miles de familias tucumanas.

Cano, Ramón Santiago (PJ-Tucumán Crece)  
1. Considero que tras varios días muy agitados en materia económica, el gobierno de (Mauricio) Macri encontró esta semana una relativa calma en los mercados. Pero sigue la incertidumbre a futuro. U en la gente se percibe un temor a que pueda pasar en los próximos meses con la inflación y el nuevo valor de las tarifas.
2. Manzur no es un gobernador del ajuste. Creo que ha demostrado saber gestionar la Provincia en momentos donde los recursos no abundan, generando empleo y manteniendo las cuentas y los sueldos al día, sin haber tomado deuda como hicieron otros distritos del país.
3. Desde una visión opuesta a la del Gobierno nacional en materia económica, por supuesto, uno cree que había otras alternativas de gestión para no tener que volver a las viejas recetas de ajuste del FMI, que en este país siempre significaron mayor pobreza y menos trabajo. Pero también me permito dudar con respecto a si el gobierno de Macri pensó en otras alternativas, o simplemente eligió este camino a conciencia de sus consecuencias futuras.
4. Este es un momento en el que debe primar el diálogo. Desde los distintos espacios políticos debemos aportar para que no sean los ciudadanos de a pie quienes sufran las consecuencias de las subas del dólar y los vaivenes financieros en los que se ve envuelto el país. Hay que cuidar el bolsillo de los trabajadores y seguir trabajando para que a los tucumanos, y al país, les vaya mejor.

Cativa, Ramón Roque (PJ-Tucumán Crece)  
1. Pasó un momento crítico y agudo, que deja a toda la comunidad con una alta vulnerabilidad, ingreso devaluado y una perspectiva inflacionaria angustiante. Por ahora, lo que pasó en realidad se quedó.
2. Al gobernador Manzur le toca gobernar una provincia en contexto de ajuste, eso no significa que replique lo que hace Nación. A mi criterio en Tucumán no hay ajuste, hay ordenamiento.
3. Por supuesto que (la Nación) podría haber tomado otras medidas más ecuánimes, como sacarle las prebendas impositivas a las mineras, pautarle al campo el cambio de sus dólares; pero optó por el FMI, que condicionará la vida de los argentinos y el futuro de nuestros hijos.
4. El mensaje que puedo emitir desde Tucumán, es estrechar filas con nuestro gobernador y vicegobernador (Osvaldo Jaldo), para afrontar los duros momentos que estamos viviendo. Con nuestra conducción afortunadamente podremos enfrentar con fe este panorama de ajuste que promueve el Gobierno nacional.

Christian Rodríguez (P. del Bicentenario)  
1. La economía aún está vulnerable. Creo que bajó la tensión, pero espero que los responsables de la economía a nivel nacional estén a la altura de las circunstancias para sobrellevar esta situación, que es incierta porque no sabemos cómo va a terminar esta negociación con el FMI.
2. Manzur es un gobernador impredecible, porque en Buenos Aires dice una cosa, y en Tucumán hace otra. Ha firmado el Pacto Fiscal con la Nación, y se deberían haber reducido impuestos en la provincia, pero se aumentó las alícuotas en muchos rubros. Lo que debe hacer el gobernador es velar por todos los tucumanos para que no sufran el ajuste.
3. Creo que el Gobierno nacional y Mauricio Macri necesitan de todos los políticos para salir adelante. Me hubiera gustado que antes de tomar las medidas (económicas) las hubiera consensuado, sentando a los gobernadores y advirtiendo sobre el pedido de préstamo al FMI. Hubiera sido menos desgastante, para él y para el gobierno, diagramar una agenda común y trabajar en consenso. Si el Presidente integra a todos los partidos políticos, creo que la economía va a salir adelante.
4. El mensaje ahora tiene que ser claro con la gente, de responsabilidad y de la gestión. Con lo primero me refiero a las posiciones respecto de la economía; hay que acompañar. En lo segundo, a que nos tenemos que comprometer toda la clase política ante esta situación dura y tratar de superarla.

Cobos, Eduardo (PJ-Tucumán Crece)  
1. No, no ha pasado todavía lo peor. Lo peor creo que empieza, porque llegamos a tocar fondo y nos mintieron tanto con la “buena onda” y el “segundo semestre”, pero cuando se empieza a querer acordar con el FMI, y encima se toman créditos “stand by”, que es el peor sistema... Quizás les den años de gracia y puedan tal vez seguir mintiendo con que las cosas mejoraron, pero todo lo que se ha endeudado, hay que pagarlo. Y estos préstamos no son para invertir, no son para acciones productivas.
2. Manzur no es un gobernador de ajuste. No lo digo porque sea oficialista. Lo mostró en todos sus actos: siempre habló de sostener el empleo, y aunque tuvimos miles de críticas, siempre fomentó el empleo privado y ha mantenido el empleo público. Hay incontables ejemplos donde Manzur trata de que se eficientice el Estado, y no de correr gente. Se ve que el bolsillo alcanza cada vez menos, pero él es un gobernador contrario al ajuste. Sí está a favor de la eficiencia. Porque hoy el Estado es la empresa más grande que tiene la provincia. 
3. Por supuesto que había alternativas mejores. Hoy ellos (Cambiemos) admiten que se han equivocado. No es que nosotros lo digamos. Cuando en economía se habla de que hay una economía del gradualismo y otra del shock, una es la que busca hacer un ajuste muy “suave”, y la otra es instrumentar todo de golpe. En la economía gradual que han aplicado cometieron el enorme error de comenzar con un tema tarifario, que generó una espiral y sí significó un shock para la gente pobre. Tampoco tuvieron la visión de que el dólar iba a tener un ajuste internacional, sumado a la suba del petróleo y su impacto en los transportes. Se ha generado un problema generalizado, y se sale a pedir un crédito. Al no creerles la gente, los empresarios y los inversores, evidentemente han tomado una política equivocada. Deberían haber sido más inteligentes.
4. Hay un mensaje del oficialismo nacional que busca ser tranquilizador. El de los opositores es estar alertas, avisarle a la gente que tenemos que medir, ceñirnos al máximo, y explicar que no estamos bien, que no viene bien; hay algunos cuantos que aprovechan el esquema de caos, pero por esos tres o cuatro no se puede juzgar a todo un arco opositor a las políticas de Cambiemos. Eso sí: llegar al Fondo Monetario Internacional no te puede dar ninguna tranquilidad. Hay que estar alertas.

Colombres Garmendia, Alberto (PRO-Cambiemos)  
1. Sí, creo que lo peor ya pasó. Esto no significa que a futuro no puedan surgir problemas, porque tenemos una economía que viene complicada hace décadas y se inició un proceso para salir de esa situación. Y esto es lento. Más allá de las encuestas, de que se diga que la imagen del Gobierno nacional cayó, creo que a largo plazo terminará fortaleciendo a esta administración, porque se demostrará la capacidad de Cambiemos para salir de una situación difícil.

2. Claramente Manzur no es un gobernador del ajuste, ni tampoco que esté dispuesto a tomar las medidas necesarias para salir de la crisis. Manzur es un gobernador que trabaja para ganar votos, aunque eso implique hacer populismo y demagogia. Si pudiese, seguiría regalando recursos de la Provincia con tal de ganar un puñado de votos. Ese tipo de políticas es lo que llevó al país a la situación en la que está.

3. Cuando uno analiza las medidas que se toman en cualquier contexto con “el diario del lunes”, posiblemente podrían haber existido otras alternativas. Pero creo que las medidas tomadas, en líneas generales, fueron correctas para el contexto que se vive. Hay gente que pide mayor ajuste, pero nosotros tenemos la responsabilidad de cuidar los sectores vulnerables; otros piden que no se haga nin

Comentarios