El Gobierno pide un crédito stand-by excepcional

“Somos optimistas, pero las negociaciones continúan”, dijeron los colaboradores del ministro Nicolás Dujovne, respecto del resultado de las conversaciones. “Respaldamos completamente los objetivos concebidos por el presidente Macri”, manifestó la directora gerente del organismo

19 May 2018
1

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, afirmó que ayer transmitió al directorio ejecutivo del organismo “la intención de las autoridades argentinas de solicitar un acuerdo stand-by de acceso excepcional que sustentaría su programa económico”.

Lagarde aclaró que los objetivos del programa “integralmente concebido por el presidente (Mauricio) Macri y su gobierno” incluirían “el establecimiento de una trayectoria clara hacia un crecimiento fuerte, sostenido e inclusivo y la sólida creación de empleo”. También se apunta al “restablecimiento de la confianza de los mercados a través de un programa macroeconómico claro, que reduzca las necesidades de financiamiento y encauce la deuda pública por una firme trayectoria descendente”.

Por su parte, funcionarios del Ministerio de Hacienda manifestaron ayer un cauto optimismo luego de la reunión que mantuvieron estos últimos días en Washington miembros del equipo técnico que busca un acuerdo con el FMI.

“Somos optimistas, pero las negociaciones continúan”, dijeron las fuentes que, fieles al estilo que impulsa el ministro Nicolás Dujovne, se abstuvieron de brindar mayores precisiones sobre la marcha de las conversaciones tendientes a conseguir un crédito stand by de acceso excepcional. El FMI define como programas de acceso excepcional aquellos que implican financiamiento anual por encima del 145% de la cuota del país solicitante o un acumulado total mayor al 435% de su cuota. En función de la cuota que tiene Argentina en el organismo (de 3.187,3 SDRs, o derechos especiales de giro), el acceso excepcional implicaría un préstamo total por un mínimo de U$S 19.700,7 millones o un financiamiento de al menos U$S 6.566,9 millones al año. Un portavoz del Gobierno prefirió no revelar ninguna cifra al considerar que aún está “en plenas negociaciones”.

La posición del Palacio de Hacienda se conoció momentos después de que la directora gerente del FMI hablara sobre el pedido argentino de financiamiento.

Lagarde explicó que el plan presentado por el Gobierno nacional apunta fundamentalmente a “la protección de los estratos sociales más vulnerables durante esta transición”.

La posición de la francesa se conoció 24 horas después de que el Gobierno había recibido otra señal de apoyo cuando el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, a través de su cuenta de Twitter, destacó que mantuvo una “gran charla con mi amigo el presidente Macri de la Argentina esta semana. Él está haciendo un buen trabajo para la Argentina. ¡Apoyo su visión para transformar la economía de su país y liberar su potencial!”. En este contexto, el directorio ejecutivo del FMI se reunió “oficiosamente” en Washington para tratar la solicitud de respaldo financiero recibida de las autoridades argentinas, indicó un comunicado del organismo.

“La reunión -agregó el texto- fue una oportunidad para que el personal técnico pusiera al directorio al día de la evolución económica reciente en Argentina y presentara en más detalle el programa del gobierno”.

El encuentro fue presidido por Lagarde, quien dijo a su término que “desde que el gobierno del presidente Macri entró en funciones, Argentina ha estado dedicada a una transformación fundamental y positiva de la economía”.

“Aunque muchas políticas han procedido con rapidez, el gobierno también ha sido consciente de la necesidad de forjar y mantener el consenso social al calibrar el ritmo del programa de reforma, incluido el ajuste fiscal”, dijo Lagarde.

Según la directora ejecutiva del FMI, “había una comprensión clara de que ese enfoque acarreaba ciertas vulnerabilidades”.

Argentina “está enfrentando una volatilidad financiera significativa, en parte debido a la constricción de las condiciones financieras internacionales y también tras la sequía que dañó la producción agrícola nacional”, evaluó Lagarde.

Es en este contexto, completó, “que las autoridades argentinas solicitaron nuestro respaldo para contribuir a contrarrestar esta volatilidad en los mercados y proteger el crecimiento, la creación de empleo y la cohesión social del país”. (Télam-Reuters)

Comentarios