Qué es y qué espera el Gobierno para este "supermartes"

El economista Fernando Marengo analizó los posibles movimientos del mercado, en una jornada en la que se vencerán $ 617.000 millones en Lebac.

15 May 2018

En la segunda jornada consecutiva en la que el Banco Central intervino en el mercado para estabilizar el tipo de cambio, la liquidación de $ 617.000 millones en Lebac mantiene en vilo a la economía argentina. Para entender qué es y qué espera el Gobierno de una jornada denominada como "supermartes", el economista Fernando Marengo explicó la estrategia con la que la administración de Cambiemos intentará superar su crisis más profunda desde que asumió el poder.

Entrevistado en "Las 12 en 30", el noticiero vespertino de LG Play, el analista tucumano aseguró que, desde el Banco Central, deben conseguir seducir a los inversores que compraron los títulos de deuda a corto plazo con los que se financia la economía argentina. "Lo que tiene que lograr el Banco Central es que la menor cantidad de tenedores de Lebac dejen de renovar. El Central está implementando la estrategia de ayer y, la que debería haber establecido desde hace semanas atrás, puso una oferta de U$S 5.000 millones a $ 25 pesos. Así logrará que nadie sienta que se va a quedar sin dólares", aseguró el aconomista tucumano.

Siguiendo con su explicación, Marengo sostuvo que si los tenedores no renuevan las Letras del Banco Central (Lebac), esos pesos quedarán en la calle y generará más demanda de dólares.

"Los tenedores de pesos se van a quedar con los pesos en la medida que sientan que lo puedan hacer, con tasas de interés atractivas y un tipo de cambio estable. En un país como Argentina, en donde todo el mundo está preocupado por el tipo de cambio, los movimientos en el precio del dólar son una pésima señal. La forma de evitarlo es con un Banco Central ofreciendo dólares, como pasó ayer y hoy", resaltó.

Al ser consultado sobre la posibilidad de que muchos tenedores de deuda decidan abandonar las Lebac para refugiarse en el dólar y, posiblemente, sacar su capital del país, Marengo fue claro. "El Banco Central debería hacer lo mismo. El que se quiera ir, que se vaya. En la medida que al tipo de cambio lo tengan en $ 25, a pesar de que pierda reserva, le dará tranquilidad a la gente".

A mediano plazo, el econimista sostuvo que "lo fundamental es estabilizar el cambio y bajar las tasas de interés" al tiempo que resaltó que las metas inflacionarias, trazadas en enero por el Gobierno (de un 15%) serán difíciles de cumplir: "Algunos analistas sostienen que podría superar el 25%".

Luego de explicar que habrá productos e insumos que, por depender del precio del dólar, sufrirán una variación de precios, Marengo vaticinó que el impacto de la devaluación del peso se sentirá en los próximos 60 días.

Comentarios