Tarifas: un foro empresarial rechaza el retoque propuesto por la oposición

02 May 2018
1

PULSEADA. En la comisión de Presupuesto, Laspina (izquierda) volverá a pedirle a la oposición que diga cómo se cubrirá el costo fiscal del proyecto. parlamentario.com

El interbloque Cambiemos y la oposición protagonizarán hoy una nueva pulseada en la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, donde se debatirá el dictamen de un proyecto de legisladores peronistas y massistas de retrotraer las tarifas de servicios públicos a diciembre de 2017 y actualizarlas por variación salarial, además de una rebaja del IVA del 50%. Este nuevo capítulo se realizará tras la sesión especial del miércoles pasado, donde la coalición Cambiemos logró trabar la discusión sobre tablas de un conjunto de iniciativas porque la oposición no consiguió los dos tercios, pero debió ceder a debatir en Presupuesto esta propuesta con despacho favorable de las comisiones de Obras Públicas y Defensa del Consumidor. De todos modos, el oficialismo ya reafirmó que no modificará el cuadro tarifario. Ese intento opositor por retocar las tarifas encontró ayer el rechazo del Foro de Convergencia Empresarial, que pidió que las tarifas se fijen de modo responsable. “Es imprescindible dejar de lado las especulaciones electorales y el afán de confrontar con el Gobierno, que están claramente presentes en las propuestas presentadas por diversos sectores de la oposición y aceptar las decisiones ya tomadas que, siguiendo las pautas dictadas por la Corte Suprema de la Nación, fueron aprobadas en audiencias públicas”, se pronunció a través de un comunicado.

Hasta ahora, y si se mantiene unida la oposición, el interbloque Cambiemos no podrá frenar el intento opositor de emitir dictamen y aprobarlo en una sesión especial que se haría el 9 de este mes para girarlo al Senado que, en caso de hacerlo ley, se encontraría con el veto del Ejecutivo, como lo adelantaron fuentes de Cambiemos a Télam.

La iniciativa conjunta del peronismo y del massismo, denominada “tarifas razonables”, establece que las empresas proveedoras de servicios deberán generar un crédito a favor del usuario si las tarifas a partir del 1 de noviembre de 2017 aumentaron más que el índice de precios mayoristas del Indec o que los salarios, y también que se reduce el IVA de las facturas, de 21% a 10,5%, y se elimina la alícuota especial de 27% de IVA para consumo de servicios de PyME.

Para este año, la gestión del presidente Mauricio Macri ha proyectado una baja nominal de los subsidios energéticos, pero una suba para los destinado al transporte. La contracara de esta baja de subsidios a la energía es la suba de tarifas por encima de la inflación, advierte el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). Según el Indec, en los últimos 12 meses los precios regulados subieron un 38%, mientras la inflación promedio subió un 25%. Esta dinámica de precios relativos es la inversa a la de años anteriores, acota el reporte de la entidad dirigida por el economista Nadin Argañaraz.

La discusión actual se centra en la magnitud del cambio de precios relativos que está recibiendo el usuario hoy. Hace dos semanas, el Iaraf presentó una propuesta para aminorar el impacto de la suba de tarifas en el valor de la factura, concentrada en una eliminación transitoria de la mochila tributaria que recae sobre el consumo de energía. En este punto el IVA es el principal amortiguador, dado su peso actual en el monto total de la factura. Como referencia, en ciertas ciudades la mochila equivale al 27% del valor de la factura. El IVA por sí solo representa un 15%. De avanzarse en una eliminación transitoria, ese 15% es el porcentaje en el que disminuiría como mínimo el valor de la factura a lo largo de todo el país. El costo fiscal sería de $ 30.000 millones anuales, es decir 0,23% del PBI, compartido en partes iguales entre Nación y Provincias. Este costo fiscal surgiría, en principio, dada la dinámica actual de suba de las tarifas, señala el instituto. Otro sería el costo si se toman en cuenta las propuestas que buscan retrotraer el valor de las tarifas a fines de 2017 e indexarlas en línea con el salario. El gobierno debe bajar el déficit primario de 3,9% del PBI de 2017 al 3,2% a fines de 2018. De concretarse un cambio de la evolución tarifaria, el mayor gasto que significa equivale casi a la magnitud del esfuerzo fiscal que debe realizarse para cumplir con la meta de déficit primario, advierte el Iaraf.

Comentarios