El dólar pegó otro salto, hasta los $ 20,84

Economistas dicen que el aumento de la divisa de EEUU se debe a factores externos y por la discusión sobre tarifas. No hay una crisis y “tenemos muchas reservas”, asegura Peña. El BCRA lleva vendidos U$S 5.400 millones desde que retomó las intervenciones, en marzo, para poder domar la inflación.

27 Abr 2018
1

PODER ADQUISITIVO. En lo que va del año, el peso argentino se devaluó casi un 7% respecto del dólar. En un solo día, ayer, el peso perdió 1,3%.

El dólar registró ayer otra jornada en franco ascenso, ya que el tipo minorista ascendió 30 centavos y dejó establecidos los precios en $ 20,84 para la venta y $ 20,44 para la compra. A pesar de la activa intervención del Banco Central de la República Argentina (BCRA), la moneda de Estados Unidos marcó un nuevo máximo histórico en el mercado de cambios. En sólo un día, el peso se devaluó el 1,36% frente a la divisa estadounidense.

El Banco Central salió a la plaza y vendió ayer 853,3 millones de dólares, para atemperar el brusco incremento. El BCRA lleva vendidos U$S 5.400 millones desde que retomó las intervenciones a principios de marzo pasado, después de no hacerlo durante casi siete meses, en busca de poder domar la inflación. En el mercado paralelo, el blue subió 29 centavos a $ 20,85, su máximo valor en un mes, en tanto el “contado con liqui” se mantuvo casi estable a $ 20,22. El dólar trepó 30 centavos respecto del cierre del miércoles, cuando el Banco Central debió inyectar 1.474 millones de dólares en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), para evitar una fuerte suba de su cotización. En lo que va del año, el peso argentino se devaluó casi un 7% respecto del dólar.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó que el país tiene un Banco Central robusto y con reservas, por lo que no hay motivo para pensar que haya posibilidades de “una crisis ni mucho menos” en materia de tipo de cambio.

Consultado sobre la intervención del BCRA para evitar el ascenso del dólar, con compras récord de divisas, Peña dijo que hubo “particularidades que se combinaron”.

“Las reservas deben ser usadas”, opina Redrado

“Pero hoy tenemos un Banco Central robusto, con reservas, un equipo muy sólido; y lo más importante es darle tranquilidad a los argentinos de que no hay motivo para pensar que esto pueda indicar una crisis ni mucho menos. La economía está avanzando y se está generando empleo, así que no hay que prender luces de alarma, y si ocuparse, como corresponde”, sostuvo el jefe de ministros. La decisión del Banco Central de vender 1.472 millones de dólares el miércoles para controlar el alza del dólar, obedeció a la presión desatada en el mercado por inversores internacionales que salieron a desprenderse de títulos locales ante la entrada en vigencia de un componente impositivo que grava esas colocaciones y por la discusión desatada sobre las tarifas, coincidieron ayer diversos economistas. Para Jorge Vasconcelos, la venta récord de dólares fue debido a una “confluencia de factores influenciada por el cambio impositivo para las inversiones extrajeras”. Según el economista, la implementación del impuesto a la renta financiera de inversores externos “hizo que muchos inversores buscaran otras opciones”, trasladando sus carteras hacia otros mercados.

Una tendencia que, según jefe de economistas de la Fundación Mediterránea, “se va a normalizar en los próximos días, porque va a haber inversores que sí acepten las nuevas condiciones”. Además del impuesto y la suba de tasas en Estados Unidos, consideró a la disputa política en torno de las tarifas de servicios como el tercer factor de lo que definió como “una turbulencia”. “Hay un impacto de las tarifas sobre la clase media baja que es significativo, pero que no implica una cuestión de vida o muerte”, agregó.

En coincidencia, el economista José Siaba Serrate atribuyó las mismas causas que el titular de la Fundación Mediterránea y consideró a la apreciación del dólar en el mercado internacional “como un importante elemento que está en la trastienda” de la salida de capitales. Asimismo, consideró que esta suba está provocando el temor a que existan cambios importantes en los portafolios de inversión. “Lo que estamos viendo acá es un cambio de portafolio” y “un regreso al área del dólar”, remarcó. También mencionó como causal a una “desconfianza visible después de los números de inflación de marzo y que tiene que ver también con la discusión política interna, que se ha recalentado en torno a las tarifas”, consignó la agencia Télam.

Flotación del dólar

Consultado sobre el futuro, opinó que “va a haber ventas de dólares, que van a ir declinando en la medida que uno permita que el dólar flote, lo que implica que se aprecie un poco más y que las tasas de interés también puedan responder”. La cuestión internacional de fondo va a seguir jugando un papel, por lo que habrá que “monitorear lo que pasa con las tasas de interés internacionales y, sobre todo, con la paridad del dólar contra el euro y las principales monedas”.

“Habrá una suba de tasas”

“Vimos un gesto contundente por parte del Poder Ejecutivo, advirtiendo que este $ 20,50 es el nivel de dólar que quiere sostener, aún si esto supone generar la mayor intervención de la que se tiene registro”, sostuvo el economista Matías Tombolini. “Que el Central tenga que salir en abril -el primer mes del trimestre de oro, en el que empiezan a entrar los dólares de la cosecha gruesa-, a reforzar la oferta de divisas, da cuenta de lo robusta que es la demanda de dólares por parte del público”, agregó.

Comentarios