Lo que se presagiaba el domingo, se confirmó ayer: Toledo deberá pasar por el quirófano

24 Abr 2018 Por Leo Noli
1

DE NO CREER. Toledo se lesionó solo, en un salto. Cuando cayó, se fue directamente al piso. Atlético sentirá su ausencia. la gaceta / foto de hector peralta

El acto de negación de cada uno de los jugadores de Atlético fue algo así como la última esperanza del plantel. Nadie quería aceptar la noticia que parecía sentenciada después del examen clínico por el que Javier Toledo había pasado el domingo después de pedir el cambio en pleno partido contra Unión. Todo indicaba que el goleador se había cortado el tendón de Aquiles de la pierna derecha, pero faltaban los estudios. Finalmente, para dolor de un grupo que sigue sufriendo bajas importantes culpa de lesiones severas, el diagnóstico se oficializó ayer.

El “Oso” será el tercer “Decano” en la temporada de la Superliga 2017/18 en pasar por un quirófano. Antes lo hizo Cristian Lucchetti y hace unas semanas Franco Sbuttoni, quien sufrió la misma dolencia que el delantero. “Lamentablemente, sí o sí debe operarse”, le comentaron a LG Deportiva antes de enviarse el parte de prensa informando a los medios sobre lo sucedido.

Así como Lucchetti fue una baja sensible sobre el cierre de 2017, Toledo lo será hasta 2019, o al menos hasta que Atlético defina si en el mercado de pases del invierno sumará un goleador de su calibre o no. Casi seguro que sí.

Lo que sigue para el punta es reposo y definir si se someterá al bisturí de José Saab, jefe del cuerpo médico y traumatólogo de Atlético, o bien si recurrirá a un médico de Buenos Aires. En punta, generalmente, pica Jorge Batista, quien intervino a Lucchetti en noviembre pasado del hombro izquierdo. A “Laucha” hubo que reconstruirle el tendón que se utiliza en medio del rotador del hombro.

El término médico sobre el cuadro del Toledo es rotura del espesor completo del tendón de Aquiles de la pierna derecha. O sea, no hay forma de sanar si es que no hay operación. “No es nada grave. Es una intervención simple. El jugador seguirá su carrera con normalidad”, confiaron desde el entorno del plantel.

Cuando se habla del corte del tendón de Aquiles como que el nombre de por sí suena a fin del mundo. No lo es ni remotamente. Toledo estará en condiciones de volver a jugar en Atlético de acá a cuarto o seis meses.

En las redes sociales los hinchas ya empezaron a hacerle llegar su cariño al “Oso” con el hashtag #FuerzaToledo, promovido desde 25 de Mayo y Chile.

LG Deportiva intentó comunicarse con quien vino a traer calma y goles a la ofensiva de un “Decano” que hasta su arribo básicamente se mantenía con lo que aportaba Luis Rodríguez. No hubo caso. El ex futbolista de Chacarita y Sol de América -entre otros clubes-, por el que Atlético jugó fuerte en el mercado de pases del verano, se acopló rápidamente al sistema y más aún al pedido de los simpatizantes: que sus goles sean decisivos.

En total, Toledo suma cuatro, tres por la Superliga, dejando su huella en el debut ante San Martín de San Juan (marcó el 2-1) y también frente a Boca, por ejemplo. Por la Libertadores marcó el del triunfo histórico ante The Strongest, el miércoles pasado. Esa palomita de Toledo significó que un equipo argentino se vuelva victorioso de La Paz tras 48 años, todo un hito.

Lo que sigue para él será no caer desde lo mental. En el plantel no lo descuidarán, tampoco lo hará, que estará a su disposición para lo que necesite. #FuerzaToledo.

Comentarios