La protesta no puede frenar la ceremonia, según Estofán

“Es un acto formal y no podemos evitarlo”, manifestó el vocal

14 Abr 2018
1

AFUERA DEL PALACIO. Los manifestantes protestaron contra el juez Maggio. la gaceta / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

La manifestación en los alrededores del Palacio de Justicia no pasó inadvertida entre los tres vocales de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán que, con dos miembros suplentes, tomó juramento a seis magistrados ayer (se informa por separado). Las organizaciones, partidos y particulares que protestaron en contra del nombramiento de Facundo Maggio como juez de Instrucción en lo Penal N°2 de esta ciudad bloquearon los accesos principales al edificio, e hicieron sentir su malestar con cánticos y discursos (se informa por separado sobre los reproches). Antonio Estofán, vocal de la Corte, abordó este contexto inusual para una ceremonia solemne, que suele generar un espíritu festivo. “Quiero explicar a quienes protestaron que no es factible frenar la ceremonia. Es un acto formal y la Corte no puede evitarlo”, dijo a posteriori.

Estofán recordó que el proceso de nombramiento de un juez concluye en la Legislatura, que presta acuerdo a la designación que hace el Poder Ejecutivo a partir de las ternas que elabora el Consejo Asesor de la Magistratura (CAM). “Son esos poderes los que deciden quiénes serán magistrados y evalúan la conveniencia de los nombramientos”, expresó. El también presidente del CAM insistió en que el acto de juramento ante la Corte era una mera formalidad prevista en la ley para habilitar la actuación de los jueces. “Pero nosotros sólo nos limitamos a ello y, a la vez, no podemos negarnos: por mandato constitucional, la decisión sobre quiénes se integrarán al Poder Judicial corresponde a los poderes Ejecutivo y Legislativo”, añadió.

Así como llamó la atención el barullo que generaron los redoblantes y los megáfonos, llamó la atención también la ausencia de dos de los cinco vocales del alto tribunal: el presidente Daniel Posse y Antonio Gandur. Estos fueron sustituidos por los camaristas civiles Marcela Ruiz y Alberto Acosta, quienes se sentaron en el estrado del salón de actos junto a Estofán, René Goane y Claudia Sbdar, y el ministro público fiscal Edmundo Jiménez. “Sólo sé que ambos sacaron una licencia médica. No voy a opinar al respecto”, manifestó Estofán.

Comentarios