Necesidad de otro teatro

Sugerencia del diario “El Orden” en 1907.

13 Abr 2018
1

TEATRO BELGRANO. El único que poseía la ciudad de Tucumán en la primera década del siglo pasado.

En el año 1907 nuestra ciudad capital poseía solamente un teatro. El diario “El Orden”, en una nota de redacción de julio de ese año, planteaba como necesidad urgente la de “dotar a esta ciudad de un teatro cómodo, moderno y con capacidad suficiente para nuestro público, a fin de abaratar los espectáculos de ese género y, sobre todo, para que podamos contar con un edificio digno del progreso alcanzado y de la cultura de nuestra sociedad”.

Recordaba que en Córdoba, “apenas se lanzó la idea de construir un nuevo teatro, se formó una sociedad anónima para realizarla por medio de acciones de 250 pesos cada una, y hoy ya se han reunido alrededor de 150.000 pesos, lo que asegura el completo éxito de ese propósito”. Y si eso ha ocurrido en una ciudad “donde existen ya tres teatros, entre ellos el magnífico Rivera Indarte, muy digno de figurar en Buenos Aires, ello se presta a una observación muy oportuna, por lo mismo que Tucumán, por su importancia, su cultura y su sociedad, rivaliza con la docta ciudad”.

El único teatro que tenía Tucumán era el Belgrano. El articulista lo llamaba “chico, incómodo, sin condiciones para exhibir buenos espectáculos con todo el brillo que exigen”. En ese local, “lo mismo trabajan un Grasso o una María Guerrero, que un Cebrián o una compañía de títeres”. La iniciativa de otra sala había tenido muy buena acogida de parte del público y de los poderes del Estado. Pero “hasta ahora no vemos que se haya llevado a la práctica, como conviene a Tucumán hasta por decoro, porque no puede quedar en inferioridad tan notoria en relación a Córdoba y a Rosario”. Ya que no había quien hiciera la inversión, al método empleado en Córdoba parecía conveniente emplearlo en nuestra ciudad.

Comentarios