El fuego quemó la relación con Pity Álvarez

Hay dos posturas en torno a la devolución de las entradas del show de Viejas Locas. Reclamo millonario por los equipos quemados.

10 Abr 2018

Es el tiempo de los damnificados, de los que fueron a ver un recital que nunca se concretó y de los que fueron a trabajar para una fiesta que se esfumó con el transcurrir de las horas. Público y empleados comparten la desazón porque Viejas Locas no tocó el sábado en el club Argentinos del Norte y la incertidumbre de saber qué pasará con el dinero invertido en entradas, en sueldos y en equipamiento alquilado y, luego, destruido. Los restos ya no humean, pero testifican un tiempo de profunda bronca.

Mientras de un lado no ceden la indignación y el malestar, del otro sólo hay silencio. El productor del fracasado show en Tucumán, Lucas Salinas, no habla con LA GACETA desde el sábado a las 17, cuando supuestamente estaba a punto de viajar a la provincia con Pity Álvarez. No era cierto. Ese vuelo se frustró, al igual que el recital. Cristian Gabriel Álvarez Congui -así se llama Pity- llegó a la madrugada en un charter privado y subió al escenario pasadas las 5, cuando ya las llamas habían consumido los equipos de sonido y el regreso musical del grupo era imposible. Lo recibieron con insultos y latas de cerveza cientos de fans que sintieron que algo se había roto en una incondicional relación de décadas.

Ambos guardan silencio sobre lo que vendrá. El músico no explica su conducta ni pide disculpas por la fiesta que no fue; y el productor no anuncia qué va a pasar con los daños ni con la devolución de las entradas. Tampoco habla nadie de la banda ni de la organización. Las responsabilidades recaen en los principales responsables, que no aparecen; en el contrato que firmaron se determinará, además, el nivel de respuesta que deberán dar.

Las horas de espera esfumaron lo que se presentaba como una organización de alto nivel. Lo cierto es que para el evento se había dispuesto un operativo especial, con vallas, seguridad interna, sonido, luces, pantallas led y escenario alquilados en otras provincias. El despliegue que hubo en la previa, sin incidentes, hacía augurar una fiesta que se aguó por decisiones no artísticas.

Entradas a devolver

Como había distintos puntos de venta de entradas, las explicaciones de la devolución de lo gastado son diferentes. La firma digital NorteTicket.com anunció por Twitter y en su portal digital que en los próximos días se comunicará con los compradores para coordinar el reintegro, lamentó lo ocurrido en el club y señaló que por cualquier consulta hay que escribir al correo [email protected]

“A veces los artistas atentan contra su propio público”, escribió NorteTicket en su tuit, al cargar el peso de lo ocurrido sobre Pity. “La situación excede nuestro control, aunque de todas formas asumiremos la responsabilidad que tenemos con nuestros compradores. La producción del evento ha estado en comunicación con nosotros en todo momento y confiamos en que han hecho todo a su alcance para que esta situación no pase a mayores”, agregó.

Distinta es la posición que asumió en las redes sociales La Rockería, otro punto de venta de las entradas anticipadas que salían $700. En su cuenta de Facebook esa firma aclaró que no tiene ninguna obligación pendiente, ya que no formó parte del circuito de comercialización del recital. “Sólo cede sin cargo al organizador un espacio físico dentro de su local para la venta de tickets. Entrega la totalidad del dinero percibido sin retención alguna, ya que no participa de ninguna manera del negocio”, se explicitó.

Además se indicó que se comunicó con Salinas el domingo “exigiéndole que de manera urgente y a través de un comunicado público expresara claramente cuál sera la operatoria con respecto a las entradas vendidas”. Se aseveró que el productor “es el único y directo responsable del espectáculo o evento a realizarse; si un evento fuese suspendido, cancelado o reprogramado debido a cualquier causa, incluso las que respondan a caso fortuito o fuerza mayor, sera él quien deberá recibir y responder a todo reclamo”.

En idéntica situación estaría el club, en cuya boletería se vendieron entradas el mismo día del esperado show a $800.

Perjudicados

No sólo el público fue perjudicado por lo ocurrido. Los empleados locales contratados para el show no cobraron aún los montos acordados, mientras que los colaboradores porteños de la banda ya volvieron a la Capital Federal, al igual que los músicos.

Durante los incidentes se robaron, rompieron o quemaron consolas, micrófonos, equipos e instrumentos (en las redes sociales se menciona que las llamas consumieron la batería de Fernando Samalea). La empresa riojana Castro Producciones, que aportaba el sonido, calculó una pérdida económica de U$S 400.000 (más de $8 millones) en la denuncia presentada en la Comisaría 11°, con la representación letrada de Marcelo Jiménez Santillán. “Hicimos las pericias para constatar los daños sufridos por mi cliente, que son muchos. Los equipos más costosos fueron los más dañados, porque estaban instalados en el mangrullo (que se incendió). Alguien tendrá que responder por las pérdidas”, sostuvo el abogado, quien adelantó acciones penales y civiles en los tribunales.

Pero hay un daño más profundo, que excede lo económico. Por un lado, la prolongación de la ausencia de Viejas Locas de los escenarios y el vínculo entre Pity y sus seguidores (una minoría sigue respaldándolo sin inmutarse en las redes, mientras que el grueso manifiesta su disconformidad con su conducta), dañado por las llamas que se reemplazaron su actuación. Y por el otro, la pérdida de una gran oportunidad en la provincia para concretar un show de gran envergadura. Ninguna de estas dos situaciones tiene un precio que pueda compensarse con billetes.

Los cálculos de los organizadores antes del recital cifraron en 10.000 personas el público que se esperaba para el regreso de Viejas Locas. Si se confirma esa cifra y si todos compraron entradas anticipadas, la recaudación habría rondado los $7 millones, sin contar con sponsors ni auspiciantes especiales. 


CRONOLOGÍA DE UNA NOCHE AGITADA
1 - En enero, Pity Álvarez anuncia el regreso de Viejas Locas y anticipa que sería en el club Argentinos del Norte, el 7 de abril.
2 - El 24 de marzo, la banda Nagual actuó en el club sin permiso municipal, y se decretó la clausura del predio para eventos artísticos.
3 - El productor local, Lucas Salinas, confirmó el mismo sábado: “el recital se hace”. Los fans hacían la previa en el parque 9 de Julio.
4 - A las 18 se abrieron las puertas, sin ningún problema. Miles de espectadores ocuparon el predio, a la espera del show.
5 - A la 1.30 se proyectó un video de Pity en el que anunció que recién estaba por volar a Tucumán. La decepción se transformó en ira.
6 - Pasadas las 5, con equipos de sonido ya quemados y rotos, Álvarez apareció sobre el escenario y recibió insultos y botellazos.

CRONOLOGÍA DE UNA NOCHE AGITADA
1 - En enero, Pity Álvarez anuncia el regreso de Viejas Locas y anticipa que sería en el club Argentinos del Norte, el 7 de abril.

2 - El 24 de marzo, la banda Nagual actuó en el club sin permiso municipal, y se decretó la clausura del predio para eventos artísticos.

3 - El productor local, Lucas Salinas, confirmó el mismo sábado: “el recital se hace”. Los fans hacían la previa en el parque 9 de Julio.

4 - A las 18 se abrieron las puertas, sin ningún problema. Miles de espectadores ocuparon el predio, a la espera del show.

5 - A la 1.30 se proyectó un video de Pity en el que anunció que recién estaba por volar a Tucumán. La decepción se transformó en ira.

6 - Pasadas las 5, con equipos de sonido ya quemados y rotos, Álvarez apareció sobre el escenario y recibió insultos y botellazos.



Comentarios