El “FacebookLeaks” puso nerviosos a inversores

El segundo banco más grande de Alemania y Mozilla suspenden la publicidad en la red social más grande del planeta. Las acciones de la compañía de Zuckerberg siguen cayendo en Wall Street. Trump está dispuesto a testificar ante el fiscal que investiga la injerencia rusa en las elecciones de 2016

23 Mar 2018
1

Las disculpas ofrecidas por el presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, por los errores en el manejó de datos de 50 millones de usuarios hicieron poco para aliviar las preocupaciones de inversores. El segundo banco más grande de Alemania, Commerzbank AG , suspendió la publicidad en Facebook hasta nuevo aviso, informó el diario Handelsblatt, siguiendo los pasos de Mozilla, que desarrolla el navegador web Firefox. Las acusaciones de que la consultora política Cambridge Analytica accedió incorrectamente a los datos, para crear perfiles de los votantes estadounidenses e influir en las elecciones presidenciales de 2016, han provocado que Facebook pierda esta semana más de U$S 50.000 millones en valor de mercado.

Cinco días después de que estalló el escándalo, Zuckerberg se disculpó el miércoles por los errores cometidos y prometió restringir el acceso de los desarrolladores a la información de los usuarios como parte de un plan para mejorar la protección de la privacidad. Los ejecutivos de Facebook seguían ayer pidiendo perdón. “Fue un error”, dijo Campbell Brown, jefa de asociaciones de noticias en Facebook, en una conferencia en Nueva York, al referirse al “FacebookLeaks”.

Argentina le inicia una investigación a Facebook para saber si realizó un uso indebido de datos personales

Las disculpas y las promesas de Zuckerberg no fueron suficientes para aliviar la presión política sobre la compañía de redes sociales más grande del mundo. “Una empresa no debería decidir cuál es el equilibrio correcto entre la privacidad, la innovación y el uso de datos. Las reglas debería establecerla la sociedad en su conjunto y, por lo tanto, por el Parlamento”, afirmó a la BBC el ministro británico de Asuntos Digitales, Medios y Deportes, Matt Hancock.

Un posible cierre amenaza a Facebook, tras el escándalo de datos

En Washington, las disculpas de Zuckerberg hicieron poco para satisfacer a los legisladores de los partidos políticos, que exigieron esta semana que el multimillonario testifique en el Congreso.

Se esperaba que ejecutivos de Facebook comparezcan ayer ante dos comisiones del Congreso, después de que la Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes los interrogó durante casi dos horas el miércoles.

Los líderes republicano y demócrata de la Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes dijeron que formalmente pedirán a Zuckerberg que testifique en los próximos días. Analistas de Wall Street dijeron que no había indicios de un cambio fundamental en el modelo de ingresos de la compañía impulsado por la publicidad, pero algunos sostuvieron que apuntalar su reputación tendría costos. Facebook, con más de 2.000 millones de usuarios activos mensuales, obtuvo casi U$S 40.600 millones en ingresos por publicidad el año pasado. El analista de Stifel Scott Devitt redujo su precio objetivo de las acciones de Facebook en U$S 27 a U$S 168, mientras que BofA Merrill Lynch redujo el valor objetivo del papel en U$S 35 a U$S 230.

Big Data y anuncios personalizados: ¿qué pasa con los datos en la red?

“La situación actual de Facebook nos recuerda a la de eBay en 2004: un negocio de contenido no estructurado basado en la confianza, que perdió esa confianza antes de implementar políticas”, dijo Devitt.

En Wall Street, los papeles de Facebook bajaron ayer 1,6%. Analistas de varias corredoras expresaron su alivio por el hecho de que en los primeros comentarios públicos de Zuckerberg sobre el escándalo no hubo señales de un cambio fundamental en el modelo de ingresos de la firma.

Zuckerberg admitió los errores en Facebook: "si no podemos proteger los datos de los usuarios, no merecemos servirles"

No obstante, las acciones de Facebook han caído en dos de los tres últimos días y algunos analistas dijeron que es evidente que la firma incurrirá en costos extra en los próximos meses para mejorar su reputación. Las acciones de las firmas de tecnología han caído junto con las de Facebook esta semana, ya que a los inversionistas les preocupa que el caso lleve a un escrutinio mucho más estricto de plataformas globales como Google, Twitter y SNAP.

“Sí, me gustaría”

En tanto, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo ayer que está dispuesto a a testificar ante el fiscal especial Robert Mueller, que investiga la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016 y su posible coordinación con el equipo de campaña del mandatario republicano para perjudicar a su rival demócrata, Hillary Clinton.

Mueller investiga, entre otros temas, los nexos entre el equipo de campaña del presidente Donald Trump y la empresa de análisis de datos Cambridge Analytica.

“Sí, me gustaría”, afirmó Trump a periodistas en la Casa Blanca al ser preguntado sobre su disposición a testificar ante Mueller, en una jornada en la que su abogado persona, John Dowd, renunció después de haber pedido hace unos días poner fin a la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en los últimos comicios presidenciales. El equipo de campaña que llevó a Trump a la Casa Blanca le pagó a Cambridege Analytica casi U$S 6 millones por su trabajo en 2016, de acuerdo con documentos oficiales. (Reuters-DPA)

comentarios