Buscan a los que viralizan mensajes para desestabilizar

El fiscal Navarro Dávila le pidió a la Policía que trate de identificar a los autores. La autora del audio del acuartelamiento habría enviado otros antes. El caso de Máximo Abraham. Antecedentes.

20 Mar 2018 Por Gustavo Rodríguez
2

UN EJEMPLO. Las capturas de pantallas que se difundieron de Máximo Abraham, acusado del doble homicidio.

El fiscal Washignton Navarro Dávila ordenó a la Policía que investigue los mensajes que se viralizaron en los últimos días por las redes sociales en la provincia. En la Justicia sospechan que hay personas tratando de generar un clima de desestabilización y, por ese motivo, pretenden identificarlas.

“Es un tema muy preocupante porque está generando inquietud en la sociedad. Por eso, se decidió actuar de inmediato. Ya se estaba trabajando por las amenazas que recibieron policías a través de las redes sociales, pero ahora vamos a ampliar la pesquisa por estos casos de viralización de mensajes”, confirmó Navarro Dávila.

El investigador se hizo eco del audio de una mujer que se masificó rápidamente el sábado, en el que anunciaba un posible autoacuartelamiento de los policías de la provincia. Al mismo tiempo, se supo que la desconocida también habría producido un mensaje durante la renuncia de Miguel Gómez como secretario de Seguridad, días atrás, informando un supuesto malestar en la fuerza por la partida.

Amenazan a policías en las redes y les secuestan celulares y computadoras

Ahora, se sospecha que la misma mujer habría dejado un mensaje en la fiscalía VIII, que conduce Adriana Giannoni. “Espero que Dios los ilumine a todos ustedes para que los policías queden en libertad”, le dijo a una empleada, en momentos en que la titular de esa unidad judicial resolvía la situación procesal de los dos uniformados por la muerte del menor Facundo Ferreira.

Maley desmintió que Abraham esté con prisión domiciliaria: "está detenido donde dispuso la Justicia"

Personal del D2 (Inteligencia Policial), al mando de los comisarios Daniel Salvatore y Hugo Cabezas, descubrió que el sábado también se habría intentado viralizar un video sobre un acuartelamiento policial. En este caso, había sido grabado por un hombre. “Utilizó las mismas palabras y las mismas pausas. Sospechamos que fue un mensaje que ya estaba guionado”, comentó una fuente policial.

El último caso


Hubo un último y también polémico mensaje, que se difundió el domingo por la noche. Primero se difundieron capturas de pantallas de la cuenta en Facebook de Máximo Abraham, el joven acusado de haber ultimado a los policías Cristian Peralta y Sergio Páez González. En esas imágenes se mostró que había sido utilizada durante la misma jornada. A los pocos minutos, se difundió un audio en el que un guardiacárcel informaba que el joven había sido beneficiado con un arresto domiciliario y que era custodiado por una pulsera.

“No entiendo cuál es el sentido del mensaje. Desmiento categóricamente esa información. El viernes, Abraham fue notificado que se le había dictado la prisión preventiva por dos años, al ser el supuesto autor del hecho. Está esperando su traslado a la cárcel en una dependencia de una fuerza federal. Ahí no sólo está mejor controlado, sino que no tiene algunos privilegios que tienen otras personas que están en sus mismas condiciones”, destacó la fiscala Adriana Reinoso Cuello, que está al frente de la investigación del caso.

Por su parte, Claudio Maley, ministro de Seguridad, dijo: “con estos mensajes hay una clara inclinación de alterar a la sociedad, que está alarmada por lo que sucede. Estamos trabajando para dar con la persona o el grupo de persona que, al viralizar estos mensajes, tiene una intencionalidad”.

"Desestimo que haya alguna interna policial", afirmó el comisario José Díaz

José Díaz, jefe de la Policía, también se mostró preocupado por la situación. “Solo entendemos que hay un evidente ánimo de causar preocupación social. Desde ya, aclaro que no se trata de una interna policial, ya que no existen divisiones dentro de la fuerza”, explicó.

“Estamos investigando el origen de esos mensajes para dar con los autores y, recién ahí, podremos determinar que pretenden lograr”, concluyó Navarro Dávila.

comentarios