Desde 2013 hasta ahora se redujo la brecha entre los buenos y malos alumnos

La primera prueba provincial demostró un leve repunte en el desempeño de los estudiantes. Objetivos y próximos pasos.

20 Mar 2018
1

MAYOR IGUALDAD. Las políticas educativas tienden a buscar acercar las diferencias y elevar la calidad educativa para todos los alumnos sin distinción.LA GACETA / FOTO DE OSVALDO RIPOLL (Archivo).

Si hay algo que duele de la sociedad argentina es la desigualdad. No sólo cuando se habla de pobreza, sino también cuando se leen las estadísticas que muestran el desempeño de los alumnos. Cuando se ven las abismales distancias entre el rendimiento de los chicos de Buenos Aires y los de la Argentina profunda, desconectada no sólo de internet, sino a veces también del agua potable. Tucumán, aunque en menor escala que en la Nación, no escapa a esa realidad. De allí el optimismo de los técnicos que realizaron la primera -y hasta ahora única- Evaluación Provincial de la Calidad Educativa, cuyos resultados serán presentados hoy a los supervisores del Ministerio de Educación.

LA GACETA tuvo acceso al informe de evaluación provincial. Si bien el desempeño de los alumnos tucumanos no supera los estándares de calidad que se esperan, se advierte una leve mejoría. Dado que se trata de la primera evaluación provincial, los resultados sólo se pueden comparar con el último Operativo Nacional de Educación -conocido como ONE-, que se realizó en 2013. De acuerdo a aquellas cifras, Tucumán achicó la brecha entre estudiantes con alto y bajo desempeño. El dato no es menos alentador, si la idea es comenzar a elevar el piso de la calidad educativa.

El ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, suele decir que “no sólo hay que mirar la cima sino también los cimientos”. ¿De qué nos valdría tener unos pocos alumnos brillantes que se destacan cuando el desempeño de la mayoría está lejos de ser el óptimo? El otro dato importante es que se achicó un poco el número de alumnos con mal rendimiento escolar (ver recuadros).

Recordamos que el operativo evaluó a los alumnos de 5° grado de la primaria, en Matemática y Lengua, y de 5° año de la secundaria en Ciencias Naturales y Ciencias Sociales. “Decidimos tomar los quintos para que esos mismos chicos puedan ser evaluados al año siguiente por las pruebas Aprender, que se toman a nivel nacional a los últimos cursos (6° grado y 6° año)”, explica la directora de Calidad Educativa, Marina Perl.

El año pasado, el 7 de noviembre se tomaron las evaluaciones nacional y provincial. Tucumán fue la provincia con mayor participación de alumnos en todo el país. Mañana el presidente de la Nación, Mauricio Macri, dará a conocer los resultados de las pruebas a nivel nacional. Según señalan los especialistas, Tucumán también tendría un buen desempeño en Aprender.

¿Qué se hizo para comenzar a mover la manija hacia arriba? Sin duda empezaron a funcionar los programas de capacitación (Formar), acompañamiento de las trayectorias escolares, apoyo escolar, tutorías, fortalecimiento de la enseñanza de la lengua y de las ciencias y los distintos programas de fomento de la tecnología que se proyectan desde el Ciidept. Todo esto sin desconocer la política de reconstrucción de la escuela pública, que viene desde la gestión anterior, aunque con marchas y contramarchas, con edificación de escuelas pero también con una discusión salarial que cada año dura más tiempo, siembra descontento y le quita atención a a la educación de los chicos. ¿Qué repercusión tendrá el malestar docente en la calidad educativa?

Cultura de la evaluación

Lo que sí es inédito en este proceso de alcanzar la calidad educativa es que por primera vez los chicos tucumanos serán evaluados por cuatro vías distintas: provincial, nacional, internacional y regional. Ninguna es igual a la otra. Todas se complementan. Miran distintos aspectos de la educación y su contexto. Mientras las PISA (internacional) hacen un ranking de las políticas educativas de los distintos países, la nacional (Aprender) busca tener una radiografía de la situación por provincia, y la ERCE (de la Unesco) compara la educación en los países de América Latina. La provincial sirve para poner la mirada en los contextos: distinguir las realidades de la capital en comparación con la ruralidad (donde está el 60% de las escuelas), o de los establecimientos estatales en relación con los privados (representan el 23%); o de los chicos que siempre estuvieron en el sistema con los que se incorporaron en programas de inclusión. Sólo una política pública basada en el análisis permanente de la realidad (esto que Lichtmajer llama cultura de la evaluación) es capaz elevar la calidad educativa. Pero atención: subir la vara es el primer paso.

Lengua (5° grado)
2
de cada 10 estudiantes se encuentran en un nivel de desempeño alto. Mejoró 4,8 con relación a las ONE de 2013.
5
de cada 10 demostraron un nivel de desempeño medio. Aumentó 3,3 puntos con relación a las ONE de 2013.
3
de cada 10 chicos obtuvieron un nivel bajo. Se redujo en 8,7 puntos con relación a las ONE.
Matemática (5° grado)
1
de cada 10 alumnos tiene un desempeño alto. Descendió 9 puntos en relación a las ONE.
6
de cada 10 chicos están en un nivel medio. Aumentó 16 puntos en relación a las ONE.
3
de cada 10 niños obtuvieron un nivel de desempeño bajo. Se redujo el 6,6 % en relación a las ONE.
Ciencias Sociales (5° año)
2
de cada 10 estudiantes se encuentran en nivel de desempeño alto. Mejoró 2,7 puntos en relación a la ONE.
6
de cada 10 alumnos están en el nivel medio. Aumentó 15,2 puntos en relación a las ONE.
2
de cada 10 alumnos tuvieron bajo desempeño. Mejoró en 17,9 puntos en relación a 2013. 
Cs. Naturales (5° año)
2
de cada 10 alumnos tienen alto desempeño.  Mejoró en 5,6 puntos desde 2013.
7
de cada 10 chicos demostraron un nivel de desempeño medio. Aumentó el 21,4%.
1
de cada 10 adolescentes obtuvo un nivel bajo. Mejoró en 27 % en relación a las ONE, que fue del 41%.


> Lengua (5° grado)
2 de cada 10 estudiantes se encuentran en un nivel de desempeño alto. Mejoró 4,8 con relación a las ONE de 2013.
5 de cada 10 demostraron un nivel de desempeño medio. Aumentó 3,3 puntos con relación a las ONE de 2013.
3 de cada 10 chicos obtuvieron un nivel bajo. Se redujo en 8,7 puntos con relación a las ONE.

> Matemática (5° grado)

1 de cada 10 alumnos tiene un desempeño alto. Descendió 9 puntos en relación a las ONE.

6 de cada 10 chicos están en un nivel medio. Aumentó 16 puntos en relación a las ONE.

3 de cada 10 niños obtuvieron un nivel de desempeño bajo. Se redujo el 6,6 % en relación a las ONE.

> Ciencias Sociales (5° año)
2 de cada 10 estudiantes se encuentran en nivel de desempeño alto. Mejoró 2,7 puntos en relación a la ONE.
6 de cada 10 alumnos están en el nivel medio. Aumentó 15,2 puntos en relación a las ONE.
2 de cada 10 alumnos tuvieron bajo desempeño. Mejoró en 17,9 puntos en relación a 2013. 

> Cs. Naturales (5° año)
2 de cada 10 alumnos tienen alto desempeño.  Mejoró en 5,6 puntos desde 2013.
7 de cada 10 chicos demostraron un nivel de desempeño medio. Aumentó el 21,4%.
1 de cada 10 adolescentes obtuvo un nivel bajo. Mejoró en 27 % en relación a las ONE, que fue del 41%.


> 12.987 alumnos de 5° grado de la primaria y de 5° año del nivel medio se evaluaron.

> Calidad educativa

Participó toda la comunidad

54 supervisores de cabeceras participaron en la prueba provincial.

348 directores de escuela.

645 docentes y muchos padres que enviaron a sus hijos a la escuela.

500 profesionales técnicos del Ministerio de Educación local.

> Cuatro miradas diferentes

- Evaluación Provincial de la Calidad Educativa

- Prueba Nacional Aprender.

- Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE), de la Unesco.

- Pruebas PISA.

Comentarios