Boca llega con Tevez y un aplazo que levantar

A pesar de que se especuló con que el jugador no sería convocado a causa de las dolencias que sufrió tras el partido contra River, finalmente fue confirmado en la lista de pasajeros del avión que hoy aterrizará hoy en la provincia.

17 Mar 2018
1

MÁS QUE NUNCA. Guillermo necesita hablar mucho con sus dirigidos tras la caída. planetabocajuniors.com.ar

BUENOS AIRES.- La primera duda está resuelta: ¿viaja Carlos Tevez a Tucumán? Sí. A pesar de que se especuló con que no sería convocado a causa de las dolencias que sufrió tras el partido contra River, finalmente fue confirmado en la lista de pasajeros del avión que hoy aterrizará en el aeropuerto “Benjamín Matienzo”.

La segunda cuestión aún no fue develada: ¿jugará Tevez? Como se dijo, el “Apache” mostró un muy bajo nivel en la final de la Supercopa, y no terminó en las mejores condiciones físicas. Sin embargo, Boca necesita imperiosamente ganar en el Monumental para maquillar las heridas que le dejó la caída en Mendoza, y parece difícil que el técnico Guillermo Barros Schelotto vaya a prescindir de su delantero estrella.

Dentro de esta segunda cuestión subyace una tercera, que el “Mellizo” debe resolver: en qué posición jugará Tevez en caso de alinearlo. Ubicarlo como centrodelantero no le dio dividendos frente a River, por lo que existe la posibilidad de mandarlo por afuera y alinear a Ramón Ábila como 9. En caso de mantener a “Carlitos” en el centro, las opciones para completar el tridente de ataque con Cristian Pavón son Gonzalo Maroni y Emanuel Reynoso. Menos probables son las chances de Walter Bou.

Dadas las bajas obligadas de Edwin Cardona y de Frank Fabra -llegaron al límite de amonestaciones-, las primeras opciones para reemplazar a los colombianos son Wilmar Barrios y Emmanuel Más, respectivamente.

Boca arribará a Tucumán en un clima de extrema tensión. No obstante su clara ventaja en el liderazgo de la Superliga, la derrota a manos de River en la final de la Supercopa tocó fibras profundas en el orgullo “xeneize” y desató un aluvión de críticas. Entre ellas, la del propio presidente Daniel Angelici, que asistió a la práctica matutina de ayer y tuvo palabras muy duras para con los jugadores en el vestuario. Les recriminó haber jugado “una final histórica como un partido de verano”, aseguró que no le temblará el pulso para echar jugadores y los instó a ganar el partido de mañana contra el “Decano”. (Especial)

Comentarios