El esquema se mantiene: Zielinski haría un solo cambio en la formación titular

Hace cinco partidos que Atlético no puede ganar y tres que pierde consecutivamente.

17 Mar 2018
1

OTRA OPORTUNIDAD. Núñez jugaría (por Barbona) su partido número 14 en lo que va de la Superliga y espera levantar el nivel mostrado en los anteriores. la gaceta / foto de franco vera

El problema de Atlético. ¿Cuál es el problema de Atlético? Evidentemente hay un problema porque hace cinco partidos que no puede ganar y tres que pierde consecutivamente. Está claro que el principal problema es la falta de gol, pero a lo que apuntamos es a las razones. “Con el empuje ya no nos alcanza”, dijo Rodrigo Aliendro, por lo que habría que descartar la actitud, según los jugadores y el cuerpo técnico. “Me fui conforme porque vi un esfuerzo muy grande y la gente también premió a los jugadores, dijo Ricardo Zielinski. El propio entrenador hizo un solo cambio respecto del equipo que perdió contra Libertad en el debut de la Copa Libertadores. Con esto, parece haber dejado en claro que -lo que sea que tenga Atlético- para él no se trata de empuje, ni tampoco de nombres e intentará recuperarlo mañana contra Boca.

El ingreso de Gervasio Núñez por David Barbona fue lo único “diferente” que intentó el entrenador, al menos en la formación y tampoco se trata de una sorpresa. Barbona acarreaba varios partidos (quizás todos los de 2018) con un nivel bajísimo. Inconscientemente, estaba pidiendo por su salida.

Su reemplazante tampoco es una sorpresa. Núñez jugó (alternando titularidades con suplencias) 13 partidos en la Superliga, algo que le vale ser el séptimo jugador de todo el plantel con más partidos disputados, aunque su nivel tampoco es bueno.

Aún con este panorama, el formoseño dejó un mensaje bastante extraño en su cuenta de Instagram, minutos después de haber quedado fuera del banco de suplentes ante el equipo paraguayo. “El tiempo me dará la razón”, escribió (además de dar aliento a sus compañeros) en un mensaje que parecía tener otro destinatario.

Quien quiera que haya sido esa persona, Zielinski no dudó en ubicarlo como volante por derecha en el ensayo de ayer en Ojo de Agua.

Ahora bien, el problema no es el empuje, el problema no son los jugadores titulares (en su gran mayoría), tampoco lo es Núñez y no aparenta serlo tampoco el sistema táctico ya que utilizaría el mismo en el partido de mañana. Todo esto claro, desde la interpretación del plantel de Atlético.

¿Dónde está el problema, entonces?, valga la repetición de la pregunta. A la vista no aparecen las posibles “soluciones” por lo que habría que imaginar que lo que suceda de las puertas del vestuario para adentro. “El domingo (por mañana) tenemos que tener un plus, hay que obligarlo a Boca a jugar un partido que a nosotros nos convenga”, agrega Zielinski que quizás tenga en su rival de turno una de las posibles soluciones, cuando habla del plus: la motivación.

“Si no te motiva la Copa Libertadores...”, decían en la platea tras la derrota contra Libertad y no parecía ser un razonamiento erróneo. Pero Boca representa otras cosas. Para Atlético y para cualquier equipo que no sea de los grandes y mucho más para uno del interior como el “Decano”.

Mucho de eso deberá ponerse en juego en el Monumental cuando el partido empiece a jugarse desde las 17.45. O al menos a eso es lo que parece aspirar el “Ruso” que se va quedando sin cosas a las que echar mano para devolver al equipo al mundo de las victorias.

Un mundo que supo conocer bien Atlético a comienzos del año pero del que ahora parece estar alejado por años luz de distancia. Habrá que ver entonces si mañana finalmente logra volver a aterrizar en él.

Comentarios