Tucumán es el próximo destino de la gira de Macri

Presidencia y el Gobierno local diseñan el operativo de recepción del jefe de Estado, que podría subir a los Valles Calchaquíes.

17 Mar 2018
1

REENCUENTRO. Aún no se sabe si Macri irá al despacho del gobernador. foto de archivo

Sondeos, preparativos, sorpresa y confirmación. Esos cuatro ingredientes precedieron la antesala de la visita que el próximo jueves hará a Tucumán el presidente de la Nación, Mauricio Macri.

Los sondeos arrancaron el miércoles cuando el gobernador Juan Manzur recibió llamadas desde la Casa Rosada. Una de ellas provino del secretario del Interior, Sebastián García De Luca, que anticipaba la novedad. Desde ese momento comenzaron, en silencio, los preparativos del desembarco del jefe de Estado a Tucumán.

Manzur no ocultó su sorpresa por la repentina decisión presidencial de elegir a la provincia para su gira nacional. Era la misma que el mandatario tucumano exteriorizó al ver la foto de Macri con su par de Formosa, Gildo Insfrán, uno de los hombres del PJ con menos empatía con la Casa Rosada. En cambio, su pragmatismo ha permitido a Manzur, por ejemplo, ser invitado al almuerzo de recepción de los Reyes de Noruega (el otro gobernador asistente fue el santiagueño Gerardo Zamora), a principios de este mes.

Curiosamente, ni Insfrán ni Manzur acudieron a la cita justicialista de San Luis. El encuentro de la Militancia Peronista, de Villa Mercedes, planteó la necesidad de conformar un “Frente Patriótico” para resistir “las políticas neoliberales del gobierno de Macri”. Tampoco fue el sanjuanino Sergio Uñac, otro de los referentes de una incipiente miniliga de gobernadores de la que también integra el cordobés Juan Schiaretti. Uñac había asistido a la Casa Rosada convocado por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. La idea del Gobierno nacional fue debilitar la convocatoria que impulsó el kirchnerismo. Manzur se excusó, aduciendo problemas de agenda. No aparecerá en las fotos con los kirchneristas.

El tucumano había hablado el lunes, entre otros temas, de la cuestión política con el jefe de Gabinete, Marcos Peña. A esa reunión también se habían sumado el vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, y el titular del Plan Belgrano, Carlos Vignolo. “Hablamos sobre la necesidad de apuntalar las economías regionales”, se limitó a decir Manzur respecto de ese encuentro.

Además de la infraestructura, en carpeta está la evolución de la producción regional. Particularmente, los contratiempos con el precio del bioetanol. El gobernador planteó la necesidad de dar previsibilidad a la cuestión, algo que se había analizado hace una semana en Salta en oportunidad de la cumbre de líderes empresariales del NOA, en el marco del Business 20. La actividad no pasa por un buen momento, con cierres de planta, problemas con el precio y falta de financiamiento.

De hecho, el tema volverá a la mesa de negociación el próximo lunes cuando el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, reciba a un grupo de industriales del NOA para analizar el tema, admitió ayer a nuestro diario el diputado nacional José Cano.

Paralelamente, es probable que otros industriales tucumanos se reunan con autoridades zonales del Banco Nación para analizar líneas de financiamiento especiales.

Estrategia macrista

Las salidas por el interior del país constituyen el nuevo mecanismo de trabajo presidencial. Será una por semana para recorrer obras que estén a punto de concluir y que cuenten con financiamiento federal. De hecho, en la potencial agenda de su recorrido por Tucumán, Macri tiene que definir en visitar dos municipios gestionados por Cambiemos: Bella Vista y Concepción. “Hay cinco obras que están a punto de culminar; algunas de ellas son un puente en la ruta 38 sobre el Río Medina o la terminal de Concepción”, deslizó a LA GACETA un colaborador del Presidente. No se descarta la posibilidad de que el mandatario nacional también recorra plantas citrícolas o ingenios azucareros.

Incluso una de las alternativas que se barajó en el entorno presidencial fue que Macri llegara a la provincia el 17 de abril próximo. Para ese día se prevé la primera salida de embarque de limones con destino a los Estados Unidos, iniciando así -formalmente- la reapertura de ese mercado para el citrus argentino. La otra opción, que hasta ayer manejaba el propio Manzur, fue que la visita se realice el miércoles. También se dejó de lado ante la posible ausencia de los parlamentarios tucumanos afines al Presidente, que asistirán a la sesión en el Congreso. “No habrá respaldos particulares; Mauricio quiere ver a Cambiemos unido en el distrito”, indicó un allegado al jefe de Estado. Así se afianzó la idea de que Macri llegue el jueves, en una visita de cuatro horas.

El gobernador también le ofreció a Presidencia un recorrido por el Centro de Interpretación de la Ciudad Sagrada de Quilmes, inaugurado a principios del mes pasado. La idea no desagrada al entorno presidencial. A tal punto que Macri tiene en su poder el video de ese complejo turístico que fue presentado por el Ente Tucumán Turismo en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) de Madrid. “Por ahora no tengo información oficial sobre la agenda”, contestó ayer el gobernador cuando se le consultó sobre la visita presidencial. No obstante, la Provincia ya prepara un dispositivo de seguridad especial para resguardar al mandatario durante su paso por Tucumán.

Comentarios