Promesa de Trump para el acero argentino

El presidente Mauricio Macri se comunicó telefónicamente con su par estadounidense, que dijo que analizará si deja exenta de la medida a la producción argentina. Airada reacción de Brasil, uno de los países más afectados por la decisión de la Casa Blanca

10 Mar 2018
1

El Gobierno argentino abrirá una vía de diálogo con Estados Unidos para que se exceptúen las exportaciones argentinas de acero y aluminio de los nuevos aranceles anunciados por el presidente Donald Trump. La administración del presidente Mauricio Macri envió ayer notas al secretario de Comercio, Wilbur Ross, y al representante de Comercio de EEUU, Robert Lighthizer, en las que precisó “los motivos por los cuales entiende que Argentina debería quedar exenta de esta aplicación arancelaria”, informó la Cancillería. También trascendió que ambos mandatarios mantuvieron una conversación telefónica, en la que Trump se comprometió a evaluar su pedido para que la Argentina sea exceptuada de cualquier medida restrictiva que afecte las exportaciones de acero y aluminio hacia los Estados Unidos. Los mandatarios también conversaron sobre la Cumbre de las Américas que se llevará a cabo en Lima en abril y sobre la situación financiera del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), informó Presidencia.

Las exportaciones argentinas representan sólo el 0,6% del acero y 2,3% del aluminio de todas las importaciones que hace Estados Unidos en ambos rubros. “Por lo tanto, Argentina no es causante ni contribuye a las distorsiones que afectan a los mercados mundiales y a los EEUU”, argumentó el Gobierno en Buenos Aires.

El Grupo Techint expresó su preocupación por la medida tomada por Trump. Su empresa Tenaris exporta a Estados Unidos 200.000 toneladas de tubos de acero para la industria petrolera, un 50% de las exportaciones de la compañía. El jefe de Gabinete argentino, Marcos Peña, se reunió el jueves con el director ejecutivo y presidente de Techint, Paolo Rocca, y el presidente de Tenaris para el Cono Sur, Javier Martínez Álvarez.

Los nuevos aranceles también afectan a las exportaciones de la compañía argentina Aluar, que exporta cerca de 153.000 toneladas de aluminio a Estados Unidos, el 55% de su mercado externo.

La industria de acero y aluminio teme que, ante los nuevos aranceles impuestos por Estados Unidos, los fabricantes de otros países intenten canalizar ahora su producción hacia Argentina. Además, Argentina ya fue muy perjudicada hace pocas semanas por otra medida unilateral de Washington, al aumentar a un 72% el arancel al biodiésel argentino. Las exportaciones de biodiésel a Estados Unidos promediaban U$S 1.200 millones anuales.

La apelación al diálogo esgrimida por el gobierno argentino contrastó con la postura de Brasil, ya que el gobierno del presidente Michel Temer advirtió que iba a apelar a “mecanismos multilaterales” por la decisión de Estados Unidos, que disparó temores a una guerra comercial de alcance global.

A través de un comunicado firmado por los ministros de Relaciones Exteriores, Aloysio Nunes Ferreira, y de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Marcos Jorge, Brasil dijo que el sobre arancel provocará “un significativo impacto negativo” a las exportaciones brasileñas de ese tipo de productos con destino a Estados Unidos.

Las medidas “causarán graves perjuicios a las exportaciones brasileñas y tendrán significativo impacto negativo en los flujos bilaterales de comercio, ampliamente favorables a Estados Unidos en los últimos 10 años, y en las relaciones comerciales y de inversiones entre los dos países”, enfatizó el comunicado del gobierno brasileño. (DPA)

Comentarios