La Legislatura tiene unos $240 millones en “ahorros” para libre disponibilidad

Entre enero de 2016 y febrero de 2018, los Excedentes Financieros del Poder Legislativo registraron un incremento cercano al 960%. Jaldo afirmó que el dinero remanente es producto de una “gestión austera”. Radicales piden que se lo use en obras y seguridad.

05 Mar 2018
1

EN EL RECINTO. El 14 de diciembre, la Legislatura sancionó la Ley de Presupuesto General de la Provincia para 2018, como contempla la Constitución. la gaceta / foto de antonio ferroni (archivo)

Hasta hace pocos años, la Legislatura gastaba cada centavo de su Presupuesto. Entre enero de 2016 y febrero pasado, sin embargo, en el espejado edificio de Muñecas 951 los “ahorros” de libre disponibilidad -denominados Excedentes Financieros- se incrementaron casi en un 960%.

Según datos a los que accedió LA GACETA, esa partida alcanzaría en la actualidad unos $240 millones, luego de haber sumado unos $50 millones que “sobraron” del ejercicio 2017.

El vicegobernador y presidente de la Legislatura, Osvaldo Jaldo, aclaró que no podía confirmar esas cifras, dado que todavía no firmó el instrumento administrativo referido a esos recursos.

De todas formas, el encargado de las finanzas legislativas aseveró que el aumento de las reservas es producto de las “fuertes decisiones” tomadas en su gestión. Y puso como ejemplo tres medidas: “la eliminación de los ‘gastos sociales’, la bancarización de las cuentas y una buena administración de los recursos presupuestarios”, le dijo a LA GACETA.

En contraste con la postura de Jaldo, un sector de la UCR -ligado al diputado José Cano y a la senadora Silvia Elías de Pérez- propone desde la eliminación de los excedentes financieros hasta su aplicación en áreas críticas del Estado provincial, como obras públicas y seguridad.

La ley 6.930, sancionada en 1999, habilita a la Legislatura, al Poder Judicial y al Tribunal de Cuentas a retener los fondos no ejecutados al final de un presupuesto y a incorporarlos al ejercicio siguiente como “refuerzo”, sin imputación preestablecida.

Hasta noviembre de 2017, la Corte provincial disponía de unos $124 millones por este concepto. Es el único de los órganos comprendidos por la ley 6.930 que coloca parte de sus “ahorros” en plazos fijos. El Tribunal de Cuentas, por su parte, sumaba $ 31 millones por ese entonces.

Tanto la Justicia como el TC venían usando este sistema desde hace años. Así, según anunciaron, pudieron llevar a cabo la construcción de nuevas sedes o diversas ampliaciones edilicias.

En la calle Muñecas 951, en cambio, no se solía aplicar la ley 6.930. “La Legislatura no tiene excedentes financieros”, afirmó en abril de 2014 el entonces presidente subrogante de la Cámara, Regino Amado, hoy ministro de Gobierno y Justicia del PE.

Los “ahorros” del Poder Legislativo empezaron a crecer el día de la asunción del gobernador Juan Manzur y del vicegobernador Jaldo. El 29 de octubre de 2015, según datos a los que accedió este diario, de la caja que se usaba para los “gastos sociales” fueron transferidos $25 millones a la partida para excedentes financieros. Esta operatoria no era frecuente, ya que sólo se puede determinar si los recursos presupuestarios “sobraron” una vez que ha vencido el ejercicio anual.

En febrero de 2016, las reservas de libre disponibilidad de la Legislatura pasaron a $90 millones. En idéntico mes, en 2017, los “ahorros” llegaron a $190 millones, con un crecimiento interanual del 110%. Ahora, esos fondos totalizarían $240 millones, con una suba interanual del 26%.

Si bien el cuerpo legislativo es el único poder del Estado tucumano que no da a conocer el detalle de su Presupuesto, se sabe que en 2018 contará con unos $ 2.650 millones para sueldos del personal, dietas legislativas (rondan los $55.000 al mes), subsidios y gastos de funcionamiento.

Sin antecedentes

“No hay antecedentes en el Poder Legislativo de que se haya tenido excedentes presupuestarios”, argumentó Jaldo. Y señaló que esto es resultado de su política financiera. “Hemos tomado esta decisión de austeridad en la ejecución del Presupuesto. Eso está permitiendo el ahorro”, explicó. Añadió que el poder a su cargo es el que “menos incrementó” sus recursos para 2018.

Respecto de los posibles destinos para las reservas de la Cámara, ratificó lo que había expresado el año pasado a LA GACETA. “Son momentos económicos y financieros difíciles, y uno tiene que tomar recaudos por las diferentes situaciones, pensando siempre en el futuro y ante una economía tan inestable”, señaló, en alusión al contexto nacional. Y añadió: “de todos modos, son fondos que están a disposición del Poder Legislativo. Seguramente con los presidentes de los bloques políticos vamos a ir tomando decisiones al respecto”.

Esa reunión tendría lugar el viernes de esta semana. De allí podría surgir un posible destino para parte de los “ahorros” que alcanzó la Legislatura.

Comentarios