Jimena Mercado declaró que soportaron un allanamiento ilegal en el departamento

La hermana de Virginia Mercado, en medio de numerosas contradicciones, aportó ese dato que sorprendió a todas las partes

28 Feb 2018 Por Francisco Fernández
1

MOMENTO DE TENSIÓN. La declaración de Jimena Mercado fue la más polémica en lo que va del juicio. La podrían acusar de falso testimonio. la gaceta / foto de jorge olmos sgrosso

En medio de un mar de contradicciones, Jimena Mercado, la hermana de Virginia, la última persona que vio con vida a Paulina Lebbos, aportó un dato clave en el juicio por el crimen de la estudiante: un supuesto allanamiento que hicieron personas que dijeron ser policías en el departamento de La Rioja al 400 y que no figura en el expediente.

“Estaba con Virginia y mi primo Alejandro (Aramayo) y les abrimos las puertas a unas personas pensando que se trataba de vecinos. Pero nunca nos imaginamos que se trataba de policías”, declaró ante el silencio de todas las partes.

Jimena Mercado, docente de 39 años que vive en la localidad salteña de Aguaray, siguió: “revolvieron toda la casa, pero no encontraron nada. Estaban de traje y nos decían que eran policías. Sentimos miedo. Después se fueron, pero nunca supimos que eso no había quedado registrado en la causa y que nadie sabía de este operativo”.

Piensan que existe un pacto de silencio entre las Mercado para que no se sepa la verdad

La versión no fue confirmada por Aramayo, que también declaró ayer en la causa. Virginia tampoco dijo ni una palabra sobre este procedimiento, pero sí comentó otras supuestas irregularidades.

La salteña declaró que fue víctima de maltrato una vez que declaró ante el ex fiscal Carlos Albaca, que debe afrontar un juicio por el papel que cumplió en la investigación del caso. “En realidad no fue él, sino un empleado que empezó a realizar cuestionamientos de todo tipo. Me cuestionó porque no supe contestar de qué color era el tapizado del ómnibus en el que había viajado”, indicó mientras lloraba.

Las hermanas Mercado están cada vez más complicadas en el juicio por Paulina Lebbos

Agregó, con la voz entrecortada: “después esa persona, que estaba sentada en un escritorio, me dijo que me fuera a sentar porque esta causa quedaría así hasta que caduque. En otras palabras, me quiso decir que el caso no se resolvería nunca. El fiscal Albaca no dijo nada cuando ese hombre dijo eso”.

También dijo que el reconocimiento a Juan Cruzado, el supuesto remisero que la llevó a ella y a Paulina, lo hizo a través de la rendija de una puerta de un edificio cuya ubicación dijo desconocer. Además, en el expediente, descubrió una declaración tomada supuestamente en una sede policial que no había realizado y que no llevaba su firma.

Polémica

La audiencia de ayer fue la más complicada desde que se inició el debate. Y todas las dificultades se presentaron por las numerosas contradicciones que cometió Jimena Mercado. Fueron tan numerosas que Dante Ibáñez, presidente del tribunal, suspendió el interrogatorio y la envió a la sala de testigos para que tratara de recordar todo lo que había sucedido, e hizo pasar a Aramayo para que fuese interrogado.

Cuáles son las principales contradicciones que tuvo Virginia Mercado en su declaración en el juicio

Por la tarde volvió a sentarse ante el tribunal y otra vez comenzó a equivocarse en sus dichos. “Es la última vez que se lo advierto. Por favor, piense. Son muy grandes las contradicciones”, la reprendió Ibáñez. “Su relato es totalmente diferente a lo que declaró en la fiscalía”, se quejó el fiscal de Cámara, Carlos Saltor. Gustavo Carlino, defensor del ex subjefe Nicolás Barrera, pidió que se ordene la detención de la testigo “por falso testimonio” y se la traslade a la Alcaidía. “Ya aguantamos muchas contradicciones”, se sumó Carlos Posse, representante del ex policía Hugo Rodríguez.

Los jueces condicionaron la medida solicitada por Carlino hasta que termine de declarar. “Ya no sé cómo decirle. Le pido por favor que haga memoria; esto puede no terminar bien para usted”, le reiteró Ibáñez. “¿Hay alguien en este lugar que pueda defenderme?”, preguntó Jimena Mercado. “Usted no está acusada de nada”, le respondió el juez.

El fiscal Saltor continuó con su cuestionario. “Díganos la verdad de lo que pasó esa noche”, le pidió a la testigo. “No recuerdo. Tengo sólo imágenes, no pasos puntuales”, explicó ella. Entonces el Tribunal le pidió que la mujer hiciera el relato sin interrupciones de las partes. Ni aun así dejó de cometer contradicciones, por lo que el fiscal de Cámara solicitó que se la procese por falso testimonio.

El final

El tribunal, que también es integrado por los jueces Rafael Macoritto y Carlos Caramuti, pasó a un cuarto intermedio para resolver los planteos de Saltor y de Carlino para que se acuse y detenga a Jimena Mercado por falso testimonio. En tanto que Gustavo Morales, defensor del ex secretario de Seguridad Eduardo di Lella, pidió lo mismo para Aramayo.

Después de deliberar, los jueces informaron: “si bien es cierto que la testigo incurrió en contradicciones, el tribunal entiende que se debe diferir disponer una investigación hasta que terminen de declarar las otras personas del denominado grupo del ex Abasto (los amigos que fueron a bailar con Paulina) y recién allí se definirá”. Rechazaron el pedido de la detención porque no fue solicitado por Saltor.

Comentarios