Un experimento en las alturas

19 Feb 2018
1

EN EQUIPO. Herrera ocupa la primera posición del bote en el dique La Angostura. El remero que va adelante es el que pone el ritmo.

Martín Cambareri, entrenador de la selección argentina Junior de remo, está fascinado. Y eso que cuando LG Deportiva lo contactó todavía no habían transcurrido la mayor parte del trabajo programado. “No esperaba un lugar tan lindo. Desde lo técnico es confortable y muy apto para nuestra actividad”, reconoció el DT.

Los resultados positivos del trabajo de adaptaciones que hizo la selección Mayor y también el equipo nacional de canotaje en los últimos años motivó al cuerpo técnico Junior a repetir la experiencia, aunque hay algo de incertidumbre en el efecto final. “Es un poco experimental porque en adultos está comprobado que el entrenamiento en altura mejora mucho la cantidad de glóbulos rojos y, con eso, el transporte del oxígeno. El porcentaje de rendimiento se aumenta, pero en atletas en desarrollo, que todavía no son elite, no está 100 por ciento probado”, describió Cambareri. “Vienen bárbaro. Entrenan como si estuvieran en el llano. Habrá que ver que es lo que pasa después. Queremos verificar si las adaptaciones son parecidas a la de los adultos y poder sacar más beneficios del proceso hormonal debido a la edad que los chicos tienen”, sintetizó el plan.

Cuando restan ocho meses para los Juegos Olímpicos de la Juventud, el compromiso máximo de la temporada, Cambareri deberá enfrentarse a la decisión de quienes serán los representantes argentinos en Buenos Aires. La lista que además de Tomás incluye a Felipe Modarelli, Marco Pagnanelli y Agustín Scenna, será reducida a dos en junio. “Estoy muy sorprendido por el nivel: es muy, muy alto lo que muestran. Hay muy buenas expectativas en el equipo. No hay que adelantarse porque hay muchas competencias internacionales que hay que atravesar para realmente decir que estamos en el más alto nivel”, dijo esperanzado.

El técnico no dejó de elogiar las bondades que ofrece Tafí del Valle. El dique lo maravilló. “Visitamos al Intendente y al Director de Deportes. Les dije que me quedé enamorado del lugar, pero pienso que está muy poco aprovechado”, se lamentó Cambareri.

“Yo lo que les hice notar es que el símbolo de la ciudad tiene que ser la montaña, un prado verde y el lago. Claramente el dique, para la ciudad, es importantísimo, entonces, aprovecharlo al máximo con deportes que lo nutran me parece fundamental”, expresó el DT.

Comentarios