“Nunca participé de una red de complicidad”, asegura Rodríguez

El ex sargento afirma que le avisó al personal policial de la zona que los hermanos Goitea habían encontrado un cuerpo junto a la ruta 341.

19 Feb 2018
1

AL BANQUILLO. El ex poli´cia adelantó su intención de prestar declaración. la gaceta / foto de jorge olmos sgrosso (archivo)

Hugo Waldino Rodríguez asegura que no encubrió el hallazgo del cuerpo de Paulina Lebbos y que llegó como imputado al juicio “por colaborar con la Justicia”.

El jueves pasado, su abogado Carlos Posse adelantó que su cliente iba a declarar. El mismo día, el ex comisario Luis Nicolás Barrera completó su exposición y hoy deberá responder las preguntas de las partes.

En caso de que ese trámite se complete durante la mañana, Rodríguez podría declarar en el turno vespertino. El ex policía sería el cuarto de los seis imputados en declarar.

Ya cumplieron con ese trámite Roberto Luis Gómez, el único imputado por el crimen y los ex jefes de la cúpula policial, Hugo Sánchez y Nicolás Barrera.

Rodríguez, un ex sargento de la Policía, tomó protagonismo en el caso después que los hermanos Sergio y Marcelo Goitea le comunicaran el hallazgo del cuerpo de la joven.

Los restos de Paulina fueron hallados el 11 de marzo de 2006 a la vera de la ruta 341 por los hermanos, aunque desde la Policía habrían intentado atribuirse el hallazgo. “Me avisaron que habían encontrado un cadáver. Yo llamé a la comisaría pero no estaba el jefe. Por eso fui hasta el lugar para confirmar lo ocurrido”, le contó a LA GACETA.

“Nunca participé de una red de complicidad, estuve 17 años en la comisaría de Raco. Era común que cuando ocurría algo en la zona, los vecinos me buscaran a mí”, agregó.

El hombre, que ahora tiene 65 años, sigue viviendo en Tapia, cuenta que pasa sus días pescando y realizando trabajos de soldadura.

“A mí no me iban a comprar con ascensos porque ya estaba retirado. Estoy aquí injustamente, a los demás no los conozco ni los puedo acusar de nada. Soy inocente y espero que se esclarezca todo”, asegura.

El ex policía sostiene que todavía recuerda el momento en que llegó al lugar donde estaba el cuerpo de la estudiante universitaria que había desaparecido el 26 de febrero. “Lo primero que vi fueron dos perros que tironeaban de la pierna del cuerpo. Les tiré una piedra para que se fueran. Es una imagen que no me olvido”, relata.

“Me quedé cuidando el cadáver para que no lo comieran los perros. Justo pasó un vecino. Le pedí el celular y llamé a la comisaría. No había regresado (Enrique) García. Les dije que yo me iba a ir. Recién entonces, después de una hora, vino él con otros policías. Ellos empezaron el trabajo y yo me hice a un costado. Es todo lo que puedo decir”, concluyó.

Al policía retirado Rodríguez la Justicia le imputó la supuesta comisión de los delitos de encubrimiento; de falsificación ideológica de un instrumento público y de falso testimonio.

Comentarios