Juicio por Paulina Lebbos: Sánchez negó las acusaciones en su contra

El ex jefe de la Policía durante el mandato de José Alperovich declaró ante el tribunal. Dijo que no tenía buena relación con Brito y Di Lella, también imputados.

14 Feb 2018
1

EN TRIBUNALES. Sánchez, antes de declarar. LA GACETA / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO.

El ex jefe de la Policía de Tucumán, Hugo Sánchez, declaró en el horario vespertino de la tercera jornada del juicio por encubrimiento del crimen de Paulina Lebbos. Durante varias horas, el tribunal escuchó el relato del titular de la fuerza de seguridad durante el mandato de José Alperovich.

En su declaración, Sánchez negó ante los jueces Carlos Caramuti, Rafael Macoritto y Dante Ibáñez los hechos que se le imputan. Además, apuntó hacia otras personas por las acusaciones que se le hicieron.

Entre ellas dejó a entender que el responsable de cuidar el lugar donde fue hallado el cuerpo de Paulina era responsabilidad del comisario Enrique García, jefe de la dependencia de esa localidad.

También aclaró que el único reponsable del ascenso de García era el ex ministro de Seguridad, Mario López Herrera, quien dio la orden para lo que se lo nombrara comisario.

Juicio por Paulina: "me robaron mi vida y mi felicidad; soy inocente", dijo Gómez

Sánchez sí confirmó que fue él quien nombró una junta clasificadora para que analizaran su situación (la de García).

El ex jefe de la Policía también dijo que era imposible que se lo acuse de connivencia con el comisario Héctor Brito y con el ex secretario de Seguridad, Eduardo Di Lella, porque no tenía buena relación con ninguno de ellos.

Además, Sánchez responsabilizó a Alberto Lebbos, padre de la joven, de entorpecer la investigación mediante la presión mediática
"La investigación ya se había hecho mediática y se transformó en una bola de nieve que incluyó a los hijos del poder, la fiesta en Raco. Entonces se dejaron de investigar línea de otras hipótesis fuertes, como la del remis bordó", explicó.

Además, en un momento, Sánchez responsabilizó a Alberto Lebbos, padre de la joven, de entorpecer la investigación mediante la presión mediática.

"La investigación, con el tiempo, ya se había hecho mediática y se transformó en una bola de nieve que incluyó a los hijos del poder, la fiesta en Raco o una casa en El Cadillal. Entonces se dejaron de investigar líneas de otras hipótesis fuertes, como el hallazgo del remis bordó, que era lo más fuerte en ese momento", explicó.

Sánchez está acusado de encubrimiento por haber dado la orden, supuestamente, de cambiar el acta en la que se documentó el hallazgo del cuerpo. Fue removido luego de la protesta policial de 2011.

Las declaraciones completas de Sánchez se podrán leer mañana en el impreso de LA GACETA.

Mañana, otro imputado

Se espera, por otra parte, que mañana declare también el ex subjefe de la Policía de Tucumán, Nicolás Barrera, quien según los policías de Raco, él dio la orden para que se asentara que había sido la Policía la que encontró el cadáver de Paulina tras un rastrillaje, cuando en realidad había sido hallado por dos baqueanos.

Cabe recordar que Alberto Lebbos no puede estar presente en la audiencia. Al ser testigo, como indica el código procesal, no puede escuchar las palabras de los imputados. Su abogado, Emilio Mrad, es quien interroga a los acusados sobre el caso.

Paulina Lebbos desapareció en febrero de 2006 luego de tomar un remise al salir de un boliche, en la zona del Abasto, junto a una compañera de estudios con quien había ido a festejar que aprobaron una materia.

Dos semanas después de su desaparición, la joven fue hallada asesinada, abandonada al costado de una ruta.

Comentarios