Los héroes del río Colorado cuentan cómo se armó el rescate

Ariel Dip, el jefe del grupo de rescatistas voluntarios aseguró que sin Miguel Ángel no habrían podido salvar a todos los afectados.

04 Feb 2018
1

LOS HÉROES. Ariel Dip y Miguel Ángel Giménez están unidos por la valentía, el coraje y la pasión por salvar vidas. la gaceta / foto de ROCÍO ALÍ

Miguel Ángel Giménez y su esposa se dirigían desde Famaillá hasta la ciudad de San Miguel de Tucumán a comprar cotillón para festejar -mañana- el cumpleaños número cinco de su hijo Tadeo. Al llegar al puente del río Colorado se toparon con una multitud de personas gritando mientras una señora grande estaba saliendo del costado del río, con la ayuda de un hombre. “Yo pensaba que se había caído un auto, pero al acercarme me di cuenta de que había gente debajo del puente intentando no ser arrastrados por la corriente del río, que venía muy furiosa”, relató Miguel Ángel a LA GACETA, rememorando el rescate de la familia López, que tuvo lugar el miércoles pasado.

Dijo que, cuando escuchó el llanto de la familia, sobre todo el de los chicos, no dudó en saltar pese al miedo que lo invadió al principio. “No había ninguna soga, ninguna eslinga que pudiera ser de ayuda para rescatar personas. De repente los autos comenzaron a parar y entre las cuerdas que tenían, entre todos comenzaron a armar una sola de gran extensión”. Se la envolvió en la cintura y saltó del puente para socorrer a la familia. “Me sorprendí cuando me dieron un bebé de 10 meses. No pensaba que iba a encontrar a un chiquito de ese tamaño debajo de un puente”, contó. Luego de salvar a dos niños más tuvo que ser asistido porque la cuerda, que le apretaba el abdomen, no lo dejaba respirar.

"Me darán un trabajo", contó emocionado el changarín que rescató a una familia en el río Colorado

En este contexto de angustia y desesperación, llegó el Escuadrón de Rescate de Famaillá. Ariel Dip, el jefe del grupo de rescatistas voluntarios, se encargó de reemplazar a Miguel Ángel. Ellos terminaron de salvar a los que faltaban. “Cuando llegamos se me transformó el rescate al ver que no se trataba de un grupo de pescadores -según lo que le habían informado- sino de una familia que no sabía nadar”, contó Dip, quien los calmó y logró organizarse junto con sus compañeros y Eusebio Colombo, uno de los integrantes de la familia López y también héroe de esta historia.

“Es la primera vez que participamos en un rescate de este tipo. No es lo mismo llevarlo a cabo en aguas quietas -lo que hacen generalmente- que en una correntada. Esto te pasa una sola vez en la vida, y yo estoy feliz de que haya salido todo bien”, dijo Dip y dedujo que sin la participación de Miguel Ángel no se hubieran salvado todos los López debido a la rapidez con la que subía el caudal del río.

Dramático rescate en Lules: "el río creció de golpe y ya no pudimos hacer nada"

En cuanto a la cantidad de agua que trajo el río de manera inesperada, Dip explicó: “me parece que se hizo un dique de castor -cuando se ensamblan palos y troncos- en algún lado, lo que impidió que el agua pase por la zona, hasta que colapsó y entonces de golpe creció el agua con tanta basura. Los ríos suben rápido de caudal pero este venía con un metro de altura. Fue una cosa indescriptible e histórica”.

Sin dudas todos tuvieron un final feliz, desde la familia que hoy se encuentra en condiciones físicas saludables, hasta los rescatistas héroes: Miguel Ángel, que era una vendedor ambulante, consiguió varios trabajos estables, entre ellos un puesto en el Escuadrón de Rescatistas; y Dip se convertirá en padrino del primer integrante que rescató: el bebé de 20 días llamado Isaías.

En Esta Nota

Lules
Comentarios