Miguel Ángel, el héroe "Santo" que arriesgó su vida para rescatar a la familia debajo del puente del río Colorado

El hincha de San Martín que se arrojó al agua y salvó a cuatro personas contó lo que sintió y cómo hizo para evitar una tragedia.

01 Feb 2018
2

UN HÉROE. Miguel Ángel Giménez rescató a una familia de la crecida del río Colorado. (FOTO TOMADA DE FACEBOOK).

Miguel Ángel Giménez decidió salir en su auto junto a su familia a comprar el cotillón para la fiesta de cumpleaños de su hijo cuando la tormenta de ayer lo sorprendió y obligó a detener su marcha. Fue en las cercanías del puente del río Colorado, al norte de Famaillá.

"En ese momento vimos mucha gente y muchos autos parados en el puente. Una señora corría y gritaba pidiendo ayuda. Salí del auto y me acerqué. Ahí vi que debajo del puente estaba su familia, atrapada por la crecida del río", le contó Miguel Ángel a LA GACETA, el día después del gran rescate que fue noticia y se viralizó en las redes sociales.

El hombre de 32 años, oriundo de Famaillá, no lo dudó y con las sogas que consiguió en cada uno de los autos que pararon en el lugar, decidió amarrarse para bajar y sacar a las siete personas (entre ellas un bebé) que pedían auxilio luego de que el agua los arrastrara hasta allí.

Siete personas fueron rescatadas tras caer al río Colorado

"Mientras bajaba sentí mucho miedo porque el río venía muy fuerte. Hasta que vi a ese 'angelito' (por el bebé) sufriendo. Allí se me fue el miedo y sentí que iba a estar todo bien. Así comencé a sacar a los chicos", contó Miguel sobre el momento exacto en el que se convirtió en un verdadero héroe.


"Cuando saqué al cuarto chico el nivel del agua había subido hasta el tope. En ese mismo momento llegaron los bomberos; si ellos no aparecían yo no iba a poder más. Ya no aguantaba, el agua me tiraba y la soga me apretaba. No podía respirar...". Los bomberos, equipados para el rescate, sacaron a las otras tres personas y no hubo víctimas ni heridos.

"El destino quiso que me tocara estar ahí. Dios me puso a prueba y fue un verdadero milagro", dijo el famaillense fanático de San Martín y padre de cinco hijos, que arriesgó su vida para salvar la de los demás y recibió las felicitaciones de todos los que fueron testigos de su valentía. 

Con la camiseta del "Santo" llena de barro, Miguel Ángel regresó a su casa a cambiarse para volver a salir en busca del cotillón. "Un chico que me filmó me regaló la torta de cumpleaños para mi hijo. Pero ahora la vida sigue", contó este héroe sin capa pero que para mantener a toda su familia trabaja todos los días "haciendo lo que puede".

En las redes sociales buscan al heroico hincha de San Martín del río Colorado

"Soy chofer, ayudante de albañil, pintor, vendedor y también corto el pasto. Todo lo que hago lo hago para sobrevivir y que mi familia pueda estar bien", contó este hincha "Santo" que cada vez que puede va a La Ciudadela a alentar a su equipo. Algunos amigos ya le apostaron que desde el club lo llamarán para felicitarlo y recompensarlo por su coraje y solidaridad en medio de las tormentas que inundaron diferentes zonas de la provincia.

Si así sucede, por las dudas este "héroe Santo" ya pidió su deseo: "soy 'ciruja' 'ciruja', quiero entrar a la cancha con todos los jugadores un día de partido. Es mi sueño".

En Esta Nota

Famaillá
Comentarios