Farmacéuticos apelarán la multa de la Secretaría de Comercio

El monto total es de $6,4 millones y la causa es por limitar la venta.

30 Ene 2018
1

PRODUCTOS. Las farmacias aseguran que no regulan los precios ni horarios. la gaceta / foto de juan pablo sánchez noli (ARCHIVO)

Los titulares de las entidades que representan a la actividad farmacéutica confirmaron que apelarán la multa de $6,4 millones que se impuso desde la secretaría de Comercio del Ministerio de Producción de la Nación por supuesta “cartelización” de la venta de medicamentos y perfumería.

Sergio Barilari, presidente de la Asociación de Farmacias de Tucumán (Afartuc) dijo que el conflicto con Comercio arrancó en 2008. A raíz de una denuncia una denuncia por parte de un grupo de dueños de farmacias que argumentaban que se limitaba la actividad, confirmó Barilari.

Unos años antes se había firmado un acta entre las entidades que representan a la actividad farmacéutica que contenía ciertas regulaciones. “Se le ponía un límite al descuento del 10% en las farmacias y a los horarios, pero eso nunca entró en vigencia”, señaló Barilari y agregó que en el caso de Afartuc se los involucró en el proceso de investigación mucho después porque ni siquiera esa denuncia había sido en contra de la entidad que preside.

Según Barilari, la función de la Asociación es recepcionar las facturas de las farmacias y presentarlas a las obras sociales; por ese servicio cobran un porcentaje que les sirve para cubrir los gastos de funcionamiento y de personal. “Somos una asociación sin fines de lucro que se formó hace 30 años y que representa a más de 50 farmacias”, comentó.

El viernes la Secretaría de Comercio comunicó que se había multado al Colegio de Farmacéuticos, a Afartuc y al Colegio de Farmacéuticos del Sur, por un total de $6,4 millones. Los acusaban por la cartelización de precios, por regular la inversión en publicidad y por determinar los horarios de funcionamiento de las farmacias de la provincia.

“Nosotros no tenemos injerencia en los horarios porque los regula el Siprosa; tampoco en los precios de los medicamentos”, aclaró Barilari. Dijo que no es cierto que las farmacias no puedan hacer descuento mayores al 10%. “De hecho en muchas hay carteles con ofertas y descuentos mayores a esa cifra”, agregó.

Los dueños de las farmacias eligen si asociarse o no a Afartuc, dijo el titular. “Lo hacen porque les resulta más práctico, pero igual pueden funcionar sin pertenecer a nuestra asociación”.

Según el comunicado de Comercio, luego de una investigación, concluyeron que cualquier farmacia “que hubiera querido operar en la provincia de Tucumán se encontraba en la obligación de adherirse a estas entidades para poder formar parte del sistema de cobro de las prestaciones farmacéuticas y contar con acceso a las principales obras sociales, mutuales y empresas administradoras de la salud”.

En 2016, Barilari comentó que ya se había enviado una carta documento a la secretaría de Comercio para deslindar responsabilidades porque les había llegado una circular en la que se les pedía que cesaran en esa actividad. “Los asociados reunidos en asamblea confirmaron que el acta de 2008 jamás se había puesto en práctica y nos pidieron que lo comunicáramos”, detalló.

El Colegio

Por su parte, Emilio Alves, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Tucumán, dijo que recién está interiorizándose de la acusación de la Secretaría de Comercio, pero que iban a apelar porque no cometieron “ninguna irregularidad”.

“No hay cartelización de nada, tampoco sé a qué se refieren. Cada farmacia vende como puede y no todos tienen capacidad para hacer descuento y se manejan con un precio sugerido. No son lo mismo las cadenas de farmacias que las de barrio. No existe ninguna práctica rara y tampoco se ganan fortunas”, resumió Alves.

En el caso del Colegio, la suma que debería pagar de multa es de $5,9 millones. “Es una barbaridad porque es una entidad sin fines de lucro que recibe una cuota de sus asociados de $40 por mes”, insistió.

El titular del Colegio reconoció que hay un acta firmada que tiene muchos años y que no está en vigencia. Coincidió con Barilari que ellos no regulan los horarios de atención de las farmacias. Negó rotundamente que presionen a las farmacias o que les prohíban hacer publicidad. “De hecho el tema de la publicidad de los medicamentos de venta libre es algo que debería regular mejor el Gobierno nacional porque hay que evitar la automedicación”, sostuvo.

Comentarios