Seven de Tafí del Valle: un torneo que no para de crecer

Con aciertos y errores, el tradicional evento sigue ampliando y mejorando la fórmula de su éxito.

29 Ene 2018
1

ATENTOS. Martín Terán y Salustiano Paz, observando cada detalle.

El Seven de Tafí del Valle se asemeja a una de esas plantas cuya floración dura un santiamén comparada al tiempo que le lleva prepararse para ello. En efecto, lo que en el Seven se desarrolla en poco más de 10 horas, demanda meses de logística y planificación. Ese es un desafío que año a año deben enfrentar Cayetano Fortino, Martín Terán y Salustiano Paz, los organizadores del evento que año a año busca la forma de hacerse más grande sin perder por ello la esencia que lo ha llevado a ser el más convocante del país.

“Realmente, es una prueba que debemos superar todos los años”, reconoce Fortino. “Vamos creciendo siempre un poquito más, y con eso van aumentando las cosas que hay que gestionar. Por supuesto, somos conscientes de que hay cosas que seguir ajustando. Esto es a prueba y error. Macanas nos mandamos todos los años y tratamos de tomar nota y corregirlas en la edición siguiente”, asegura “Tani”, una de las caras más reconocibles del tradicional evento.

El cambio de escenario -se jugó en las canchas de polo de La Angostura- terminó siendo un gran acierto, con el inconveniente de un estrecho acceso. “El lugar es maravilloso, trataremos de hacerlo ahí nuevamente el año que viene. Somos conscientes de que el acceso es una desventaja, pero trataremos de encontrar una solución para el próximo año”, admite Cayetano.

“Es que realmente superó nuestras expectativas y nuestras previsiones”, se suma Terán. “Realmente asistió muchísima gente. Me parece que hubo un momento en que algunos autos ya ni entraron de la cantidad que había. El año que viene deberíamos poner gente que se ocupe de ordenar y facilitar el acceso, porque el lugar está muy bueno”, completa.

Una de las preocupaciones de este año fue ampliar la oferta gastronómica. “Los food trucks (puestos de venta de comida sobre ruedas) trabajaron muy bien, y ayudaron a que la gente no se fuera durante el mediodía. Antes, cuando estábamos cerca de la villa, muchos se iban a comer a otro lado y quizás ya no volvían”, compara Fortino.

A futuro

En 2019, el Seven de Tafí del Valle cumplirá 20 años. “Algo especial tendremos que hacer, hay que darle un toque distinto. A estas alturas ya es un atractivo turístico importante para la temporada de verano de Tucumán. Mucha gente quiere ver el Seven y muchos se quieren sumar también. Ojalá algún día podamos hacerlo parte de un circuito y tener participación internacional”, se ilusiona Terán.

En esta oportunidad, el número de exhibición obligó a habilitar una segunda cancha, y puede que en el futuro exija que el cronograma se extienda durante dos días. “El rugby femenino también trajo mucha gente, y la idea del año que viene es tratar de hacer un cuadrangular para ellas. Ese es mi compromiso. Estaría bueno que las empresas se interesen en el femenino también”, anhela Fortino.

Comentarios