Construirán un centro infantil en Tafí Viejo con los dólares de la valija de Antonini Wilson

La Nación confirmó que uno de los dos espacios para niños se hará con el dinero que el venezolano quiso ingresar ilegalmente al país. La obra fue encomendada a una asociación civil. Se hará en un predio taficeño de la Nación y alcanzará a 200 niños.

27 Ene 2018
1

EN TAFÍ VIEJO. En las adyacencias al Instituto Gerontológico San Alberto hay predios que pertenecen a la Nación que serán cedidos a una ONG. .

Cerca de 200 niños se verán beneficiados en Tafí Viejo gracias a la construcción de un Espacio de Primera Infancia (EPI). La obra será financiada con dinero recuperado de la corrupción, al cual la Justicia ordenó darle un fin social. Por ello, el Gobierno nacional dispuso la creación de uno de estos centros en Tucumán y otro en Oberá, Misiones.

Los fondos provienen del decomiso al venezolano Guido Antonini Wilson, quien en 2007 intentó ingresar al país con U$S 790.000. De este modo, las obras serán financiadas con esas partidas específicas, que fueron puestas a disposición del Estado por parte del Juzgado Nacional en lo Penal Económico Nº 2, cuyo titular es Pablo Yadarola, juez a cargo de la causa contra Wilson por contrabando.

El proyecto de Tafí Viejo será edificado en un predio cedido por la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), organismo que firmará un acuerdo de cesión de uso precario con la Asociación Civil “Mica para los Niños”, a cargo de Mercedes del Valle Medina.

La mujer, oriunda de Taficillo, aseguró en diálogo con LA GACETA haber dedicado toda su vida al trabajo social. “Hace más de 30 años hago militancia social, no política”, aclaró.

Desde 1985, la trabajadora social trabajó con las sucesivas administraciones de la entonces Municipalidad de Buenos Aires. “Pasé por todos los gobiernos democráticos. Primero, trabajé en los hospitales, luego en las áreas de desarrollo social. Una vez jubilada, volví a Tucumán para seguir dedicándome a las tareas sociales. Quiero hacer algo por el lugar donde yo nací”, aseveró en conversación con este diario.

En octubre, Medina fue recibida por el presidente, Mauricio Macri; y por la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley. Fue en el marco de una reunión con exponentes de organizaciones dedicadas a la ayuda y contención de personas en situación de vulnerabilidad. “No todas las personas tienen la suerte de hacer lo que quieren, y yo doy gracias que me permitan seguir haciendo lo que me gusta, que es el trabajo social y sobre todo, con niños”, expresó.

Uno menos

Ya en marzo del año pasado, el jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña, había anunciado que se pondrían en funcionamiento en Tucumán dos EPI con los fondos secuestrados al venezolano. Sin embargo, finalmente uno de ellos será construido en Misiones.

“Allí también hay muchos chicos en estado vulnerable. Pero yo creo que sí se seguirán haciendo acá en Tucumán. Es necesario que más organizaciones trabajen por la primera infancia, que es la que más necesita”, sostuvo Medina.

Según adelantó la trabajadora social, el nuevo centro para la niñez estará ubicado en la calle Santa Fe al 1.300, de Tafí Viejo, en la zona donde funciona el Hogar San Alberto. “En ese terreno hay un centro integral comunitario; el resto del predio es cedido a nuestra Asociación Civil -que se estrena con este proyecto- en tenencia precaria”, especificó. “Todavía no charlé formalmente por cuánto tiempo. Pero mientras exista una primera infancia que no esté atendida como corresponde, nosotros seguiremos trabajando para que esos niños se formen desde los 45 días hasta los cuatro años, que es el tiempo que marca lo que uno será como persona”, agregó Medina.

También aclaró que aún no hay fecha de inicio de la construcción pautada ya que “recién salió la resolución”. “Todavía falta toda la parte burocrática para edificar. Cuanto antes se haga, mejor. Una vez iniciada la obra, todo dependerá de las condiciones meteorológicas”, manifestó.

“Ya me reuní la semana pasada con la ministra y su grupo de gente. Si es necesario, viajaré a Buenos Aires de nuevo. Siempre estoy en contacto con gente del Gobierno”, indicó.

Con respecto al EPI en Oberá, la obra ya comenzó en los primeros días de este año. El convenio fue firmado con la Asociación Civil “Comedor y Guardería Infantil Pamperito”, a cargo de Ana Méndez, quien recibió un subsidio en diciembre.

Según informó la Jefatura de Gabinete de la Nación, los EPI fortalecerán el desarrollo de 400 niños y niñas de 45 días a cuatro años de edad, en dos turnos (mañana y tarde); quienes además de la formación y estimulación temprana, recibirán desayuno, almuerzo y merienda.

La decisión se enmarca dentro del Plan Nacional de Primera Infancia, impulsado desde el inicio de la gestión macrista.

El programa se extiende a todo el territorio nacional y tiene como objetivo garantizar el desarrollo integral de la primera infancia de niños en situación de vulnerabilidad social, y “proteger y promover los derechos de todos los niños, garantizarles una alimentación sana, estimulación temprana y una buena salud”.

La cantidad total de niños alcanzados por el plan es de 214.967.

El “caso de la valija”

El secuestro del dinero a Antonini Wislon, conocido mediáticamente como el ‘escándalo de la valija’, estalló el 4 de agosto de 2007, en coincidencia con la campaña de la entonces candidata a presidenta Cristina Fernández de Kirchner y, también, de un referéndum impulsado por el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, para modificar la Constitución y habilitar su reelección.

El empresario venezolano fue detenido por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en el aeroparque metropolitano Jorge Newbery, cuando pretendía ingresar al país con casi U$S 800.000, dinero que no había declarado ante las autoridades.

Wilson había llegado en un vuelo directo -contratado por el Estado argentino- desde Venezuela junto al entonces presidente de Enarsa, Exequiel Espinosa.

En el marco de la causa, el juez Yadarola le había encomendado a la Jefatura de Gabinete que estableciera “el mejor destino en términos de utilidad pública para que la suma de dinero decomisada pudiera reparar, en alguna medida, el daño causado a la sociedad con motivo del suceso objeto de pesquisa”.

Comentarios