Dakar 2018: fin del sueño para Ricardo Neme

El tucumano se vio obligado a abandonar luego de que a su copiloto, Ramiro Corvalán, le diagnosticaran una fisura en la décima vértebra, producto de un golpe sufrido en el desierto de Pisco. El retiro del yerbabuenense se produjo un día antes del paso por Tucumán.

16 Ene 2018
1

REPARACIONES. La Toyoya SW4 venía respondiendo bien en las últimas etapas.

Lo que venía siendo una jornada feliz y emotiva, terminó de la peor manera para Ricardo Neme. Un día antes del paso de la caravana por Tucumán, el único representante de la provincia se vio obligado a abandonar la competencia luego de que a su navegante, Ramiro Corvalán, se le diagnosticara una fisura vertebral producto de un golpe sufrido en la segunda etapa.

Según reveló el propio Neme a LG Deportiva, el incidente se produjo en el desierto de Pisco, en Perú, cuando tras pasar el corte de una duna, la Toyota SW4 cayó de punta en la arena. Tras el impacto, Corvalán sintió un pinchazo en la zona lumbar, por lo que detuvieron la marcha. Aunque Neme quiso llamar al helicóptero para que lo atendieran, el copiloto insistió en que se trataba de una dolencia superficial y que podía continuar.

Sin embargo, el dolor se fue haciendo más intenso con el correr de las etapas, hasta que finalmente decidieron pasar por la enfermería una vez que arribaron al campamento en Salta.

Una larga travesía los precedía. En la noche del domingo, tras completar el especial entre Uyuni y Tapiza, Neme y Corvalán durmieron un par de horas y partieron con rumbo a Salta, pese a conocer que la etapa del día siguiente se había cancelado. Tras el paso por Jujuy, se sorprendieron con la multitud que esperaba a la caravana en los caminos de acceso a la capital salteña. Entre la gente aguardaban los familiares de Neme el paso de la Toyota. Al verlos, el yerbabuenense se detuvo y bajó a abrazarse con ellos. Espectadores salteños que se encontraban detrás de las vallas comenzaron a corear su nombre, para gran sorpresa y emoción de Ricardo, quien se acercó para saludarlos y hasta firmar autógrafos.

Por desgracia, el sueño se derrumbó luego de la visita a la enfermería. Por precaución, se ordenó que Corvalán no continuara, ya que un nuevo golpe podría comprometer la médula. Neme estuvo de acuerdo en no continuar. El equipo se reunió anoche para desarmar la estructura y regresar hoy a Tucumán.

En Esta Nota

Dakar 2018
Comentarios