La carta de Milagro Sala a dos años de su detención: "sienten odio por los que menos tienen"

La líder piquetera culpó al Poder Judicial y a la prensa por mostrarla como "la peor de todas".

15 Ene 2018

Milagro Sala, de cuya detención se cumplen mañana dos años, manifestó en una carta que el tiempo que lleva detenida en Jujuy, acusada de asociación ilícita, fraude a la administración pública y extorsión, “fueron dos años muy difíciles en lo personal”.

Además, Sala acusó “al Poder Judicial y a la prensa de mostrarle al mundo que soy la peor de todas”.

“Este 16 de enero se cumplen dos años de mi detención arbitraria. Las operaciones del Poder Judicial y de la prensa para mostrarle al mundo que soy la peor de todas siguen como el primer día. Sin embargo, la única realidad es que conmigo sólo empezaron una persecución feroz a todo el que piensa diferente”, expresó Sala en un escrito de dos carillas.

Al evaluar su situación, dijo que “en lo personal fueron dos años muy difíciles, pero sobre todo de mucha impotencia”.

En tanto, el Comité por la Libertad de Milagro Sala convocó para mañana martes a una movilización en la Capital Federal, desde el Obelisco a la Casa de Jujuy, para reclamar por la libertad de la líder de la organización Tupac Amaru.


Participarán organismos de Derechos Humanos, el Foro por la Democracia y la Libertad de los Presos Políticos, el Frente por el Trabajo y la Dignidad Milagro Sala, y distintas organizaciones sociales, sindicales y políticas.

“Los que me conocieron en libertad saben que no hacía más que resolver situaciones de distintos compañeros y a veces de personas que ni siquiera conocía. Y nunca fue para favorecer a Milagro Sala”, expresó la dirigente desde su casa, donde cumple la prisión domiciliaria.

Sala -la primera kirchnerista detenida durante el actual gobierno- está en prisión desde mediados de enero de 2016, acusada de los delitos de asociación ilícita en carácter de jefa, fraude a la administración pública y extorsión.


LA CASA DEL DIQUE. Aquí fue alojada Milagro Sala cuando le dictaron la domiciliaria.

En la misiva que se difundió a la prensa, Sala refirió: “a pesar del odio de que sienten en contra nuestro y del intento de arrasar con todo, la construcción popular sigue de pie. Las casas, las fábricas, el centro cultural, las escuelas están ahí. Se ven y se tocan”.

Por otro lado, reconoció sentir rabia por cómo “saquearon los centros de salud que brindaban atención gratuita a miles de personas, o las piletas y polideportivos que destruyeron y quemaron. Eso era para los chicos de los barrios".

"Sienten tal odio contra los que menos tienen que no les alcanza con haberme privado de la libertad sino que les quitan los derechos más elementales a miles de jujeños”, indicó.


En Esta Nota

Jujuy Milagro Sala
Comentarios