Por el momento, la causa de Natalia Vargas no ingresó a la fiscalía de turno

La Justicia intenta determinar los motivos por las que la médica cayó al vacío desde más de 120 metros. Hoy, la causa contempla la figura de homicidio culposo.

04 Ene 2018
1

LA GACETA/ ARCHIVO

El expediente referido a la causa de la muerte de Natalia Vargas aún no está en manos de la fiscala Carmen Reuter, funcionaria que cumple tareas durante el receso judicial que se extenderá hasta el 31 de enero. La joven, de 28 años, falleció el viernes pasado tras caer de un parapente. Había salido de la pista Loma Bola, en el cerro San Javier. En ese momento, la fiscala Mariana Rivadeneira se hizo cargo del caso y ordenó una serie de medidas de prueba que se siguen llevando adelante.

La Justicia intenta determinar los motivos por las que la médica cayó al vacío desde más de 120 metros. Para ello, se solicitó en un inicio un rastrillaje en la zona de la tragedia, con el objetivo de hallar la cámara que habría llevado la joven desde el inicio del vuelo y se habría extraviado luego. La fiscala dispuso, además, el secuestro de los equipos de vuelo del piloto Ariel Salazar. Con esta orden se intenta determinar si hubo fallas en el sistema de seguridad. Está prevista la realización de un análisis técnico del parapente, en particular de los instrumentos de resguardo, gestión que concretará un perito especializado, según informaron fuentes judiciales. Hoy, la causa contempla la figura de homicidio culposo.

La familia de la médica solicitó el secuestro de la cámara go pro del piloto. Los parapentistas suelen cargar este tipo de dispositivo durante los vuelos. “La cámara no aparece. Se pidió a la Justicia que la busque”, había manifestado Juan José Vargas, padre de Natalia.

La madre de natalia escribió una carta abierta al presidente

“Recurro a su ayuda para pedir justicia, dado que el parapente es una actividad promocionada por el Gobierno de la Provincia de Tucumán sin ningún tipo de control ni regulación. Por favor, no nos abandone, no queremos otra muerte injustificada”. Esas son alguna de las palabras que escribió Emilia, mamá de Natalia Vargas, en una carta abierta al presidente de la Nación, pidiéndole su intervención. El mensaje se viralizó en las redes.


En Esta Nota

Loma Bola
Comentarios