"Ella ya había volado en parapente antes", dijo una amiga de la pasajera que cayó desde 120 metros de altura

Familiares y allegados a la víctima no comprenden qué es lo que puede haber sucedido en el aire, pero aseguran que no se trató de un ataque de pánico.

29 Dic 2017
2

Foto de portada de Natalia Vargas. FOTO TOMADA DE SU CUENTA DE FACEBOOK.

Natalia Vargas, la joven de 28 años que cayó del parapente desde 120 metros de altura y murió, era médica y realizaba su residencia en Alemania hacía aproximadamente tres años. Visitaba Tucumán esporádicamente para celebrar junto a sus amigos y familiares las fechas importantes. 

Según la versión que circuló primero, la joven habría tenido un ataque de pánico a 200 metros de la pista y habría presionado un dispositivo que provocó el desprendimiento del equipo y luego su caída. Sin embargo, familiares y allegados a la víctima afirmaron que eso no pudo haber ocurrido.

"Era una persona que amaba la vida y es imposible que haya tomado la decisión de soltarse. Tampoco creemos que haya sido un ataque de pánico; hizo bromas antes de salir, estaba contenta y ya había volado en parapente otras veces", manifestó Ana Corres, una de las amigas más cercanas de Vargas.

Agregó que para ellos hay algo que no estaba funcionando bien y que uno de los amigos pudo visualizar el momento en el que ella caía desde 120 metros de altura.

"Esto es raro. Si se tratara de apretar un botón para soltarte, ¿no hay algo que la sujete ante una emergencia?", se preguntó otras de sus amigas, Sofía Seidán

El hecho ocurrió pasadas las 16. El Grupo Cero, Bomberos, el Siprosa con servicios médicos y la Unidad Regional Norte, realizaron un intenso operativo para encontrar a la víctima.


Temas

Loma Bola
Comentarios