“Ella siempre soñaba con volver a la Argentina”, relató el padre de Natalia

Juan José Vargas contó que ayer dispersaron en Las Estancias las cenizas de la médica que murió el viernes al caer de un parapente. “Mi hija no le tenía miedo a estas cosas”, expresó.

02 Ene 2018

La familia de Natalia Vargas se trasladó hasta la villa veraniega Las Estancias, en Catamarca, y dispersó allí las cenizas de la joven que murió el viernes al caer de un parapente en San Javier. “A ella le gustaba este lugar”, remarcó Juan José Vargas, padre de la médica de 28 años.

“Fue una persona especial, no porque haya sido mi hija. Tenía mucho coraje, empuje e inteligencia. Ella no le tenía miedo a ninguna de estas cosas. Era un persona muy divertida y muy capaz”, enfatizó el oriundo de Concepción.

Natalia estaba realizando una residencia en Alemania. Se perfeccionaba en Biología Molecular -estudia los procesos que se desarrollan en los seres vivos desde el punto de vista molecular-. “Trabajaba con células madres, y siempre soñaba con volver a Argentina. Tenía muchos sueños, pero se la llevaron por toda esta corrupción globalizada que permite estas actividades, de estas formas”, aseveró él.

Los allegados y familiares de la joven dudan de las informaciones que hicieron referencia a un posible ataque de pánico de la profesional, que habría motivado su trágica caída al vacío, desde más 100 metros de altura.

Juan José Vargas, en el marco del proceso judicial, afirmó que entregó el celular de su hija a la Fiscalía I, a pesar de que la intención de la familia es la de quedarse con el equipo como recuerdo. También cuestionó la investigación por parte de los funcionarios judiciales.

“En realidad, no se está haciendo nada. La fiscal nunca fue. Por eso estoy molesto. El piloto tuvo todo el tiempo para hacerse asesorar por un abogado y dar su versión a la Policía”, remarcó. Luego, agregó: “creía que iba a ser en vano entregar el celular a la Justicia; pero un funcionario me dijo que era para descartar cualquier estado depresivo de ella. Me pereció un consejo sano y dejé el celular. El piloto, en cambio, manifestó que la cámara gopro no está, que la ha perdido”.

Justamente, Vargas calificó de extraña esta declaración del piloto. “La cámara va sujetada al equipo, y si se cayó con mi hija, tendría que estar en la zona donde cayó mi hija”, expresó.

Natalia cayó cuando volaba sobre el cerro San Javier. Despegó desde la pista Loma Bola en un biplaza como pasajera. El transporte era dirigido por un instructor, Ariel Salazar. La investigación está a cargo de la fiscala Mariana Rivadeneira.

“La cámara no aparece. Se pidió a la Justicia que la busque”, enfatizó el padre de la fallecida, quien agregó que una amiga de Natalia, de ciudadanía alemana, le había dicho que en el momento de despegue vio “muchas irregularidades”. “Que Natalia iba mal sujetada, que iba cruzada en la silla, que no iba en una posición normal como todos los pasajeros”, manifestó.

Vargas hizo hincapié en que se trataría de “un homicidio”. “De una u otra forma, esa es la figura (penal). Hay fotos y todo que demuestran que mi hija no iba con todas las medidas de seguridad”, remarcó. “En el despegue, en Loma Bola, no hay asistentes que verifiquen que todos los pasajeros vayan bien sujetados. La organización se realiza en condiciones muy inseguras. Me doy cuenta de todo esto después de la tragedia”, añadió.

Sergio Bujazha, presidente del Club de Vuelo Libre Los Caranchos, dijo que se contactaron con Vargas después de ver y evaluar videos y fotos, y que le manifestaron que, al parecer, había salido a volar sin las condiciones de seguridad completas.

"Sin las perneras"

Vieron videos, fotos y hablaron con las personas que estuvieron en el momento del despegue del vuelo en parapente de Natalia Vargas, de 28 años. “Lo que observamos es que la pasajera despegó sin las perneras colocadas, desconocemos los motivos que produjeron esto”, explicó en un comunicado el Club de Vuelo Libre Los Caranchos, una de las organizaciones de parapentistas de la provincia. Sin embargo, en el grupo de deportistas remarcaron que “no” se debe hacer “eco de versiones de ningún tipo, hasta tanto se tenga los elementos suficientes para arribar a una conclusión definitiva”. Las perneras forman parte del sistema de seguridad y sujetan la piernas del pasajero.

A su vez, se expresó que el piloto Ariel Salazar a traviesa “una crisis psicológica”.

En Esta Nota

Loma Bola
Comentarios