Debían cambiar los objetivos de inflación, coinciden economistas

Según los expertos, las nuevas cifras son cumplibles y serán claves para las paritarias

29 Dic 2017
1

Las nuevas metas de inflación anunciadas por el Gobierno son cumplibles, y serán claves para las negociaciones paritarias del próximo año, coincidieron economistas. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció la decisión de recalibrar las metas de inflación para los próximos tres años, que serán de 15% para 2018, 10% para 2019 y 5% para 2020.

“Es una meta que se acerca mucho más a la posibilidad de cumplir; no significa que se vaya a relajar la política monetaria, pero es más probable que las tasas empiecen a bajar y el dólar se mantenga”, dijo el economista de la Fundación Mediterránea, Jorge Vasconcelos. Agregó que con las nuevas metas “hay una lectura del mercado que el Central no va a operar contra la devaluación porque ahora es más congruente con la meta de 15%; el combo se rearma y un dólar en ese nivel no afecta para nada la meta del 15%”.

Por su parte, el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Fabián Tarrío, dijo que “la meta inflacionaria se acerca más a la realidad”, y señaló que “es cierto que el tipo de cambio actual resulta más competitivo para defender a nuestros productores”. “Los anuncios son comprensibles pero peligrosos con el dólar escalando y con ajustes de tarifas y aumentos de costos por venir, aunque valoramos que se hayan cumplido algunos de los objetivos planteados por el Gobierno porque nos da una perspectiva positiva sobre el futuro”, señaló.

El economista Martín Tetaz dijo que “hay un recalibramiento de la meta de inflación. El Gobierno pensaba llegar al 5% en 2019 y ahora reconoce que no llega”. “Es una meta que tiene que ver con las paritarias. Es mucho más fácil cerrar una paritaria al 15% que cerrarlo al 10%”, observó.

En la misma emisora, el ex presidente del BCRA, Martín Redrado, consideró que “el Gobierno ha reconocido que las metas de inflación son metas que primero están planteadas por el ministro de Hacienda”, y agregó: “Queda claro que con la tasa de interés no se puede dominar las expectativas de inflación”. “La política salarial va a determinar si la meta del 15% es cumplible en este año; bien implementado este esquema y con un esquema salarial que complemente esto la gente va a poder llegar a fin de mes. Vamos a poder recuperar el poder adquisitivo del salario; al bajar la inflación vamos a recuperar el poder de compra”, dijo.

“Las paritarias de los empleados públicos me parece central. Si el sector público logra que la política salarial acompañe lo que va a ser la política fiscal, la política monetaria y la política de financiamiento, vamos a poder anclar las expectativas en los niveles que quiere el Gobierno”, sostuvo.

El director de Abeceb, Dante Sica, dijo a La Red que la decisión de modificar las metas de inflación “es importante. No cambia el camino de la política económica, pero corrige algunas cosas, por ejemplo, la meta de déficit fiscal y la de inflación. Había una descoordinación que generaba ruido en la economía”. “La persona común tiene que estar tranquila: no hay cambio en la política económica, sólo un ajuste. La pauta inflacionaria la pusieron en 15% para dar una mejora en el tipo de cambio y bajará el costo del dinero para las PyME en febrero”, proyectó.

Por su parte, el economista Miguel Boggiano dijo a Télam Radio que con este anuncio “tratan de restablecer la credibilidad del Banco Central porque este año la meta se incumplió en seis puntos: se quedó muy corto este año con las estimaciones”. La nueva meta “pone la discusión de paritarias en un plano un poco más creíble, porque iba a ser muy difícil empezar una negociación. Es muy probable que terminen cerrando en 15% con cláusula gatillo”, dijo Boggiano.

Por último, el economista Claudio Lozano fue tajante: “la meta en 2018 no va a ser ni siquiera cercana a la realidad; la inflación va a estar cercana al 20% en 2018, es muy difícil pensar que esté por debajo de 1,5% mensual”. Dijo Lozano que “esta meta, ya de por sí le pone también un cepo a la discusión salarial, porque está claro que los salarios perdieron en 2016, no recompusieron lo perdido en 2017 y si se pretende fijar paritarias en torno del 15%, lo que se está señalando es que no recuperarían lo perdido”. (Télam)

Comentarios