Las nuevas metas le dieron otro envión al dólar

El Gobierno decidió postergar por un año su objetivo de un 5% anual inicialmente previsto para 2019. Las modificaciones en la política económica llevar a que la divisa estadounidense marcara un nuevo récord de $ 19,46 para la venta minorista. Cómo reaccionaron los inversores

29 Dic 2017
1

EN EL DÍA DE LOS SANTOS INOCENTES. Sturzenegger, Peña, Dujovne y Caputo explicaron las razones que llevaron a la gestión de Mauricio Macri a recalibrar las metas de inflación prevista para los próximos años. TELAM

El Gobierno nacional recalibró las metas de inflación para los próximos tres años a partir de un esquema que se alinea con la evolución de la economía real, y las fijó en 15% promedio para 2018, 10% para 2019 y 5% para 2020. La inflación de este año terminaría en torno del 24%o, lejos de la meta del 17% fijada por el Banco Central de la República Argentina (BCRA). El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, reconoció que la previsión de inflación para 2017 quedó “desfasada”. “Nos quedaba readaptar las metas de inflación para que sean más realistas”, agregó.

El anuncio fue realizado por Dujovne en una conferencia de prensa en la Casa Rosada en Buenos Aires junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Finanzas, Luis Caputo; y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, horas después de que se aprobara el presupuesto público para 2018 en el Senado.

Tras los anuncios oficiales, el dólar se disparó y cerró en un nuevo récord de $ 19,46 para la venta minorista. El dólar subió 68 centavos de peso en el segmento minorista, desde los $ 18,78 del miércoles, para cerrar a un promedio de $ 18,96 para la compra y $ 19,46 para la venta.

Con estos valores el dólar se apreció en lo que va de diciembre 9,4% a nivel minorista y 9,89% en el segmento mayorista al tomar en cuenta el precio del último día hábil de noviembre, cuando la divisa estadounidense al público cerró a $ 17,63 y el mayorista a $ 17,30.

Por su parte, en el mercado informal el dólar blue terminó en ambas puntas por encima de la barrera de los $ 19, en $ 19,15 para la compra y $ 19,55 para la venta. Así como las subas de los primeros días de diciembre estuvieron asociadas a factores domésticos y externos, como la suba de la tasa de interés de los bonos de los Estados Unidos, el avance de ayer fue impulsado por elementos netamente locales. Los anuncios también dan cuenta de un cambio en la política económica que redundaría en una baja de las tasas de interés. “El mercado de cambios está ajustando la posibilidad de una baja en la tasa de interés por parte del Banco Central”, indicó a la agencia Télam Juan Manuel Pazos, Jefe de Estrategia de Puente.

“Cuando todo parecía que se tranquilizaba, el anuncio generó una reacción. De hecho la curva de Lebac del mercado secundario ajustó en casi todos sus plazos”, agregó el especialista. Las diferencias más amplias se dieron en el tramo más largo (a 265 días), en el que bajó hasta 380 puntos básicos desde 28,7% a 24,9%.

En tanto, para Gustavo Quintana, operador de ABC Mercado de Cambios, posiblemente el rango alcanzado en estos días se convierta en el nuevo nivel del tipo de cambio. “Las tasas estaban muy altas y atentaba contra las economías regionales y algunos sectores productivos”, dijo y agregó que “el mercado encontró un nuevo nivel y se acomoda, con lo cual es probable que el piso se ubique en torno de los $ 19”.

Para Pazos, el piso va a depender de lo que fije el Banco Central en su próxima reunión fijada para el 9 de enero. “Si la tasa se establece dentro de las expectativas que fijó el mercado, el piso será el de hoy; si la tasa baja más aún será más agresivo el ajuste en el tipo de cambio”, dijo. “Los argentinos nos tenemos que acostumbrar a un tipo de cambio flotante. Por eso no se puede indicar la apreciación del dólar como una minidevaluación del peso, es distinto a lo que dispuso en su momento el ex ministro de Economía Axel Kicillof”, agregó.

Si bien hay múltiples razones que sustentan el relajamiento de las metas de inflación, la presión impuesta por Cambiemos a través de Marcos Peña y por la oposición mediante Miguel Ángel Pichetto, avalan la hipótesis que tras el anuncio, la independencia del Banco Central quedó notablemente disminuida, advierte el Informe de Estrategia elaborado por Balanz Capital. “Algo llamativo de la conferencia de prensa fue que el Secretario de Hacienda Nicolás Dujovne fue quien anunció la meta de inflación del 15% para 2018 y no el propio presidente del BCRA”, observa el reporte.

A criterio de Balanz, el reciente cambio en las metas de inflación sin duda tendrá impacto en las principales variables macro. Una reducción de tasas alentará la depreciación del peso, mejorando la competitividad y potenciando el crecimiento en 2018. Por el lado negativo, “la depreciación del peso incentivará a los ahorristas locales a desarmar las posiciones de carry trade y volcarse nuevamente a la compra de dólares, algo que el BCRA venía conteniendo en estos dos últimos años”, finaliza.

Federico Sturzenegger: “los argentinos tienen que pensar en pesos”
El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, minimizó la escalada del dólar de los últimos días, que ayer llegó a superar los $19. 
“Los argentinos se tienen que dar cuenta que viven en la Argentina, compran en la Argentina y tienen que pensar en pesos”, afirmó  en la conferencia de prensa, donde el Gobierno “recalibró” la meta de inflación para 2018 en 15%. “Las fluctuaciones (del tipo de cambio) son parte del sistema, la gente se tiene que acostumbrar a que sube y baja”, agregó Sturzzenegger, sin tener en consideración los perjuicios que genera en gran parte de la sociedad la devaluación del peso. El tipo de cambio está 23% más competitivo que antes de la salida del cepo cambiario. Frente a Brasil estamos 42% más competitivos previo a la salida del cepo”, agregó el funcionario.
Por otra parte y ante una consulta de la prensa sobre los efectos de la escalada en la inflación, Sturzenegger negó que la suba del dólar se traslade a los precios minoristas. “No usamos el tipo de cambio como un ancla en la lucha a contra la inflación. ¿Qué efectos tiene el tipo de cambio? Cuanto más flexible menos impacto tiene. Desde que se abrió el cepo la mitad de los días subió y la mitad bajó. Ese movimiento de arriba-abajo hace que los precios domésticos tengan una trayectoria. La relación entre tipo de cambio y precios antes del 2015 era de 80% y después de la apertura del cepo es 18%. Se está dando una disociación o separación entre el tipo de cambio y los precios”, finalizó.
Marcos Peña: “Está claro que queremos eliminar la inflación”
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó ayer que “el dato central es que la economía volvió a crecer y que lo está haciendo en forma sustentable y sana, lo que permite decir que vamos a tener otro año de crecimiento el año próximo, y poder augurar también un sendero de crecimiento para los próximos años”.
En este sentido, Peña ratificó la política económica al sostener que el camino es el mismo y los objetivos también, en conferencia de prensa en Casa de Gobierno junto con los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Finanzas Luis Caputo, y el titular del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger. 
“Estamos muy contentos con los logros que se han cumplido en estos dos años en los que se ha logrado encauzar una economía que estaba en una situación de colapso potencial, y yendo a un rumbo de crecimiento sostenible”, subrayó el jefe de Gabinete.
No obstante, aclaró: “está claro que todavía existe la inflación, y queremos eliminarla de la Argentina. Vamos rumbo a eso”. Y reafirmó: “se ha cumplido el objetivo de ir reduciendo la inflación y eso es lo más importante. De la misma manera que dijimos en la campaña que lo peor había pasado, hoy lo podemos ratificar”.
“Hoy poder decir la verdad y tener indicadores oficiales que justamente no mienten y que marcan el rumbo donde estamos, nos permiten hacer estas recalibraciones que no corrigen el rumbo ni los objetivos”, agregó Peña en referencia a la modificación de la meta inflacionaria para el 2018.
Nicolás Dujovne: “La economía estará creciendo en casi 3%”
“El principal anuncio es que hemos decidido recalibrar nuestras metas de inflación y demoraremos un año más en llegar al 5% anual previsto inicialmente, que se alcanzará en 2020”, dijo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.
El motivo del cambio obedece, declaró, a “una visibilidad mucho más clara de saber dónde están y cómo evolucionan los precios, por lo tanto nos sentimos más seguros en cuanto a las metas que estamos en condiciones de comprometernos”. “Hoy tenemos más información de la que teníamos en enero de 2016, en consecuencia en aquel punto de partida no contábamos con los datos que sí disponemos a esta altura”, agregó. El ministro de Hacienda aprovechó la presentación para ratificar las metas de déficit primario, que a su juicio este año se “sobrecumplirán” (es decir, estará por debajo del 4,2%) y se continuará en el sendero de llegar al 3,2% el año que viene, 2,2% en el 2019 y 1,2% en 2020. En este sentido, no eludió los números del déficit financiero (incluye intereses por deuda) que recién en el 2020 será del 3,2%, un porcentaje que permitirá llegar a un punto de equilibrio respecto de la relación deuda/PBI. Otro dato saliente resaltado por Dujovne es la baja registrada en el gasto público, cuya merma fue de 1,8 puntos del PBI. “Con este escenario macroeconómico, la economía estará creciendo entre 2,8 y 3% este año y comenzará a mejorar un 3,5% promedio en los próximos años, siempre con la mirada en lograr cifras de pobreza más bajas en un país más justo y próspero”, explicó.

Federico Sturzenegger: “los argentinos tienen que pensar en pesos”
El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, minimizó la escalada del dólar de los últimos días, que ayer llegó a superar los $19. 
“Los argentinos se tienen que dar cuenta que viven en la Argentina, compran en la Argentina y tienen que pensar en pesos”, afirmó  en la conferencia de prensa, donde el Gobierno “recalibró” la meta de inflación para 2018 en 15%. “Las fluctuaciones (del tipo de cambio) son parte del sistema, la gente se tiene que acostumbrar a que sube y baja”, agregó Sturzzenegger, sin tener en consideración los perjuicios que genera en gran parte de la sociedad la devaluación del peso. El tipo de cambio está 23% más competitivo que antes de la salida del cepo cambiario. Frente a Brasil estamos 42% más competitivos previo a la salida del cepo”, agregó el funcionario.
Por otra parte y ante una consulta de la prensa sobre los efectos de la escalada en la inflación, Sturzenegger negó que la suba del dólar se traslade a los precios minoristas. “No usamos el tipo de cambio como un ancla en la lucha a contra la inflación. ¿Qué efectos tiene el tipo de cambio? Cuanto más flexible menos impacto tiene. Desde que se abrió el cepo la mitad de los días subió y la mitad bajó. Ese movimiento de arriba-abajo hace que los precios domésticos tengan una trayectoria. La relación entre tipo de cambio y precios antes del 2015 era de 80% y después de la apertura del cepo es 18%. Se está dando una disociación o separación entre el tipo de cambio y los precios”, finalizó.

Marcos Peña: “Está claro que queremos eliminar la inflación”
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó ayer que “el dato central es que la economía volvió a crecer y que lo está haciendo en forma sustentable y sana, lo que permite decir que vamos a tener otro año de crecimiento el año próximo, y poder augurar también un sendero de crecimiento para los próximos años”.
En este sentido, Peña ratificó la política económica al sostener que el camino es el mismo y los objetivos también, en conferencia de prensa en Casa de Gobierno junto con los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Finanzas Luis Caputo, y el titular del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger. 
“Estamos muy contentos con los logros que se han cumplido en estos dos años en los que se ha logrado encauzar una economía que estaba en una situación de colapso potencial, y yendo a un rumbo de crecimiento sostenible”, subrayó el jefe de Gabinete.
No obstante, aclaró: “está claro que todavía existe la inflación, y queremos eliminarla de la Argentina. Vamos rumbo a eso”. Y reafirmó: “se ha cumplido el objetivo de ir reduciendo la inflación y eso es lo más importante. De la misma manera que dijimos en la campaña que lo peor había pasado, hoy lo podemos ratificar”.
“Hoy poder decir la verdad y tener indicadores oficiales que justamente no mienten y que marcan el rumbo donde estamos, nos permiten hacer estas recalibraciones que no corrigen el rumbo ni los objetivos”, agregó Peña en referencia a la modificación de la meta inflacionaria para el 2018.

Nicolás Dujovne: “La economía estará creciendo en casi 3%”
“El principal anuncio es que hemos decidido recalibrar nuestras metas de inflación y demoraremos un año más en llegar al 5% anual previsto inicialmente, que se alcanzará en 2020”, dijo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.
El motivo del cambio obedece, declaró, a “una visibilidad mucho más clara de saber dónde están y cómo evolucionan los precios, por lo tanto nos sentimos más seguros en cuanto a las metas que estamos en condiciones de comprometernos”. “Hoy tenemos más información de la que teníamos en enero de 2016, en consecuencia en aquel punto de partida no contábamos con los datos que sí disponemos a esta altura”, agregó. El ministro de Hacienda aprovechó la presentación para ratificar las metas de déficit primario, que a su juicio este año se “sobrecumplirán” (es decir, estará por debajo del 4,2%) y se continuará en el sendero de llegar al 3,2% el año que viene, 2,2% en el 2019 y 1,2% en 2020. En este sentido, no eludió los números del déficit financiero (incluye intereses por deuda) que recién en el 2020 será del 3,2%, un porcentaje que permitirá llegar a un punto de equilibrio respecto de la relación deuda/PBI. Otro dato saliente resaltado por Dujovne es la baja registrada en el gasto público, cuya merma fue de 1,8 puntos del PBI. “Con este escenario macroeconómico, la economía estará creciendo entre 2,8 y 3% este año y comenzará a mejorar un 3,5% promedio en los próximos años, siempre con la mirada en lograr cifras de pobreza más bajas en un país más justo y próspero”, explicó.

Luis Caputo: “el endeudamiento va a crecer a niveles del 37%”

El ministro de Finanzas, Luis Caputo hizo ayer hincapié en el programa financiero de cara al futuro, y minimizó los riesgos del endeudamiento de acuerdo con la incidencia que tiene en el PBI.

“Vamos a profundizar la reducción del financiamiento del Banco Central del Tesoro y prevemos que el año que viene estará en torno de los $140.000 millones, monto que bajará a $70.000 millones para el 2019, lo que representa una reducción del 80% y 90%, respectivamente”, señaló Caputo.

El ministro adelantó que el año próximo las necesidades de financiamiento serán de US$ 30.000 millones, mientras que en el 2019 se necesitarán US$ 26.000 millones. “En este contexto, vamos a tratar de aumentar el financiamiento en el mercado interno para eliminar la dependencia externa”, aseguró.

De todas formas, Caputo subrayó que el ratio de deuda sobre el PBI es muy bajo, con el 28,5% actual y recién se va a estabilizar entre los años 2020 y 2021. “Me gustaría remarcar la calidad de este financiamiento, a tasas promedio del 4,5% en dólares, las más bajas de nuestra historia y bien alejadas del 15% que se le pagaba a Venezuela, por ejemplo”, dijo Caputo.

Finalmente, el funcionario estimó que el equilibrio fiscal se alcanzará recién dentro de cuatro años.  “El endeudamiento (con el sector privado y organismos internacionales) va a crecer en los próximos dos años del 28,5% a niveles cercanos al 37%, y se estabilizará entre el 2020 y el 2021, para comenzar a descender”, explicó.

Comentarios