La existencia de excedentes presupuestarios en la Legislatura tomó por sorpresa a los legisladores

Hay parlamentarios que dicen no saber de los $ 190 millones, mientras que otros ponen en duda de que se trate de ahorro genuino. Una ley prevé que los fondos no erogados ingresen a una cuenta bancaria. Dudas sobre el destino de los fondos.

27 Nov 2017
1

RESERVAS. La Legislatura tiene $ 190 millones en una cuenta de excedentes financieros, pero la mayoría de los legisladores desconocía ese dato. prensa legislatura

El ahorro de $ 190 millones que registra la Legislatura tomó por sorpresa a legisladores de distintos bloques políticos. Muchos reconocieron que no conocían esos datos, mientras que otros abrieron un signo de interrogación en torno a la naturaleza del “excedente financiero”: ¿La gestión legislativa es austera o ineficiente? ¿Cómo se usan los fondos del presupuesto? Si el dinero sobra, entonces, ¿hay que recortar el presupuesto?

La información a la que accedió LA GACETA muestra que por la ley de Excedentes Financieros (1999) la Legislatura alcanzó un ahorro de casi $ 190 millones, equivalente al 9,5% del presupuesto que maneja este año, que es de $ 2.000 millones.

Ayer, consultados por este diario, varios parlamentarios de distintos colores políticos prefirieron no emitir una opinión concreta “hasta no tener los números en la mano” o “interiorizarse sobre la cuestión”. La mayoría manifestó no tener conocimiento de que existía ese monto, y otros pusieron en duda que se trate de un ahorro genuino. “Si realmente esto es así, entonces, da pie para un análisis profundo del presupuesto legislativo y no pensar en ampliarlo”, apuntó Silvio Bellomio (Acuerdo para el Bicentenario).

El legislador amayista avanzó en una reinterpretación del tema: “Lo que puede parecer un ahorro, quizás se trate de una ineficiencia por parte de la administración y una mala elaboración del presupuesto”.

El radical Eudoro Aráoz aclaró que los “excedentes financieros no son ni ahorro ni reservas, porque el presupuesto es el cálculo de gastos para un año”. “Si se gastó menos es porque el presupuesto se calculó erróneamente o no se cumplieron los objetivos previstos”, sugirió el parlamentario.

En cuanto al posible destino de esos fondos, Aráoz, mencionó que no pueden manejarse como “refuerzos extra presupuestarios”; es decir, que no tengan una asignación concreta para alguna partida. “Hay que respetar los principios que hablan de unidad, especialidad y el que expresa que todos los recursos son para cubrir gastos”, agregó.

En tanto, Christian Rodríguez (ApB) sugirió que no conocía de estos $ 190 millones debido a que no pueden acceden a los movimientos de la Cuenta de Inversión. “Es imposible conocer los números de la Legislatura. Ningún bloque accede a la Cuenta de Inversión”, insistió.

Por su parte, Ramón Santiago Cano (FpV), el radical José María Canelada, el macrista Alberto Colombres Garmendia y el alfarista Alfredo Toscano admitieron que desconocían que existían esos recursos, y prefirieron no emitir opinión hasta no conocer los datos en profundidad.

El vicegobernador, Osvaldo Jaldo, había dicho el sábado a este diario que esos montos constituyen “una reserva para momentos difíciles”. El diputado electo aclaró que se trata de un “ahorro de la Cámara, como los tienen otros poderes del Estado provincial, como el Poder Judicial y el Tribunal de Cuentas”. Y consideró saludable que estos órganos estatales tengan reservas. “No sabemos qué va a pasar el año que viene con la economía del país, ni cómo van a ser los recursos de la Provincia”, había agregado.

Comentarios