El Concejo no tiene plata para pagar sueldos ni el aguinaldo, avisó Cortalezzi

“Hay más de $ 100 millones que no aparecen, veremos dónde fue ese gasto político exagerado”, criticó el titular del cuerpo. Tras el veto del intendente, el Presupuesto se redujo de $ 318 millones a $ 240 millones.

23 Nov 2017
1

NUEVO ROL. Cortalezzi asumió el viernes como presidente del Concejo. la gaceta / foto de osvaldo ripoll

Una semana después del veto del intendente Germán Alfaro (Cambiemos) al Presupuesto 2017, el Concejo Deliberante no tiene fondos para pagar los sueldos, según su conducción. “Desde el primer día que llegué me dicen ‘no hay plata para esto, no hay plata para aquello; no hay plata para nada’. El Presupuesto completo para este año en el Concejo ya está ejecutado. Lo digo hoy (por ayer): no habrá plata para pagar los sueldos de noviembre, diciembre y ni hablar del medio aguinaldo. El Concejo no puede funcionar”, aseguró alarmado el presidente del cuerpo, el peronista Armando “Cacho” Cortalezzi.

El intendente firmó la semana pasada el veto parcial al proyecto de ordenanza del Presupuesto Municipal 2017, de ejecución en curso, que había aprobado el cuerpo vecinal a comienzos de noviembre. El monto de las erogaciones generales de la ciudad alcanza los $ 4.465 millones. El rechazo se aplica sólo a los recursos del Concejo.

Los concejales habían renegado al momento de tratar el proyecto de Presupuesto, porque desde la intendencia se fijó para el cuerpo el mismo monto que en 2016: $ 206 millones. En plena sesión, los ediles habían definido elevar el monto a $ 318 millones para garantizar los sueldos hasta fin de año. La cifra, tras el veto del municipio, se redujo a $ 240 millones.

El artículo 30 de la ley Orgánica de Municipalidades (N° 5.529), establece que “no podrán ponerse en vigencia las ordenanzas vetadas, ni aún en la parte no afectada a un veto, con excepción de la ordenanza sobre Presupuesto, que podrá cumplirse en la parte no vetada”. Por ello, los artículos del Presupuesto 2017 no vetados ya están vigentes. Para rechazar el veto e insistir con la ordenanza original se requieren 12 votos (dos tercios). Sin embargo, la oposición cuenta con 10 bancas.

“No debemos mirar la ampliación del Presupuesto, sino como se usó el Presupuesto completo del año en ocho meses. Estaba realizada una previsión para 13 meses -contando el aguinaldo-, y se agotó en agosto. Ahí está el problema: la única manera de ejecutar y tener dinero es con el presupuesto, y la Municipalidad ya mandó dos partidas por $ 23 millones para pagar los sueldos de septiembre y de octubre. Con el veto se fija en $ 240 millones el presupuesto, pero en total ya se llevan gastados $ 250 millones”, disparó Cortalezzi.

José María Franco, vicepresidente 1° y titular de la comisión de Hacienda del Concejo, afirmó que hay un desfasaje con las partidas para abonar los salarios. “Este año, con las partidas que envió el municipio, se llevan gastados $ 216 millones para los sueldos de los empleados del cuerpo. El veto prevé que, del total de $ 240 millones para el Concejo, $ 190 millones sean para salarios. Ya están desfasadas las partidas”, explicó el peronista.

En el decreto de veto parcial, Alfaro había justificado la decisión en el anuncio de reformas “formuladas por el Gobierno nacional con el propósito de reducir los llamados ‘gastos políticos’”. Cortalezzi respondió a este argumento: “puede ser que haya un gasto político elevado, pero tiene que pedirle cuentas a la mesa de él (por el anterior presidente, el alfarista Javier Aybar). Seguro que hubo un gasto político exagerado porque hay más de $ 100 millones que no aparecen, veremos dónde fue ese gasto político exagerado”, enrostró.

Comentarios