Reforma tributaria: cómo puede repercutir en Tucumán la suba de impuestos a las bebidas alcohólicas

2

LO QUE SE VIENE. Una vez que esté vigente la reforma, aumentarán los impuestos internos que pagarán algunas bebidas. REUTERS

Hay inquietud entre los comerciantes tucumanos. Temen que se reduzca la demanda.

01 Nov 2017

El proyecto de reforma tributaria que presentó ayer el Gobierno genera inquietud en algunos comerciantes tucumanos. Se trata de aquellos que se dedican a la venta de bebidas. Sucede que está previsto los impuestos internos que pagan algunos de estos productos, como el vino, la cerveza y las bebidas azucaradas, entre otras. Y temen que, al incrementarse los precios, la demanda caiga.}

El anuncio de la reforma fue realizado ayer por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien detalló que el plan también prevé eliminar el impuesto al cheque y la transferencia de inmuebles, bajar alícuotas a productos electrónicos y vehículos de gama media e incrementarlas a bebidas alcohólicas y azucaradas.

El proyecto forma parte de las reformas anunciadas el lunes por el presidente Mauricio Macri, cuando convocó a una cumbre multisectorial para pedir un consenso para avanzar en los cambios que propone su Gobierno.

En el caso de las bebidas, las modificaciones en las alícuotas serán las siguientes:

- Vinos y sidras subirá pasarán a pagar de 0 a 10%

- Cervezas: del 8 al 17%

- Empumantes y champagne: de 0 a 7%

- Whisky, coñac y bebidas blancas: 29%

- Gaseosas y aguas saborizadas: 17% si tienen azúcar añadido y 0% si no lo tienen.

Entre los empresarios tucumanos hay inquietud. Temen que, cuando estos incrementos se trasladan el precio que paga el consumidor caiga la demanda.

"Los más afectados vamos a ser los que trabajamos en blanco y tenemos todo en regla. Porque ya tenemos impuestos con bebidas importadas y tres subas que se hicieron durante el año. Entonces nunca logramos crecer", manifestó Pablo Azaña, propietario de una distribuidora de bebidas ubicada en Santiago y Salta.

Azaña y sus colegas coincidieron en que los constantes aumentos de precio han generado una contracción en la demanda. “Las bebidas tienen de por sí muchísimos impuestos. En lo que va del año tuvimos alrededor de un 40% de aumento en los precios. Lo que más se está vendiendo ahora es la cerveza, que hoy aumentó un 10%”, explicó

"Antes te compraban una caja; ahora, apenas una botella por día. Cuando se aplique esta reforma se va a notar la diferencia en el precio de góndola y la gente va a dudar en comprar", manifestó Esteban Ruiz, de una distribuidora que tiene sucursales en la zona norte y en el microcentro.

De todos modos, los comerciantes dijeron que el mercado tucumano suele acostumbrarse a los aumentos y que, después de la primera reacción negativa, con el tiempo las ventas vuelven a normalizarse.

Comentarios