Está vacante uno de cada cuatro juzgados de paz

El Gobierno no designa titulares desde 2013.

29 Oct 2017
1

CASA DE GOBIERNO. El Gobierno designa de manera discrecional a los jueces de Paz. ARCHIVO

Pasan los años y “la sangre nueva” sigue sin llegar a la Justicia de Paz, donde uno de cada cuatro juzgados está vacante. En términos porcentuales, la institución encargada de extender el brazo del Derecho en el interior presenta tantas acefalías como los Tribunales ordinarios, con la diferencia de que el proceso de cobertura de los cargos es más simple, puesto que la selección de la jueces de Paz todavía es discrecional: el Poder Ejecutivo cubre las plazas con el acuerdo de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán. Ello no sucede desde 2013. El congelamiento de las designaciones prosiguió durante lo que va de la gestión de Juan Manzur. Consultado al respecto, Regino Amado, ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad, informó que no había novedades.

Las vacantes aumentan silenciosamente. En agosto de 2016, 15 de los 72 juzgados de Paz carecían de titular. Esta semana, Raúl Fernando Scrocchi, secretario de la Inspección de la Justicia de Paz, precisó que había 17 oficinas vacías: Lules, Colalao del Valle, Río Colorado, El Bracho, Raco, Teniente Berdina, Monteros, Tafí del Valle, Villa Clodomiro Hileret, Villa Padre Monti, Río Seco, Las Talitas, Tacanas, Leales, Simoca, Santa Cruz y Ranchillos. Scrocchi adelantó que se avecinan seis vacantes más por la jubilación inminente de los titulares de Banda del Río Salí; San José de Chasquivil; Estación Aráoz; Domingo Millán; Alderetes y Alto de Anfama.

La acefalía de Lules es la más antigua, con cinco años y 11 meses de duración. La escasez de jueces de Paz ocasiona trastornos de todo tipo tanto a las comunidades que carecen de funcionarios como a las que los tienen. Ocurre que los que están en funciones se ven obligados a “tapar los huecos”. “Algunos tienen a cargo hasta tres jurisdicciones. Prestan el servicio de reemplazo de manera gratuita porque el Estado sólo les reconoce los gastos de transporte. Pero aún en estas circunstancias difíciles, ningún juzgado de Paz está cerrado”, explicó Scrocchi, que depende de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán. Otra diferencia con la Justicia ordinaria, donde las subrogancias son retribuidas en forma adicional. Aunque en 2012 el Colegio de Abogados de la Capital exigió la cobertura de estos puestos al Poder Ejecutivo, el juicio que la entidad inició la semana pasada para acelerar los nombramientos sólo comprende los cargos del Poder Judicial.

El incremento progresivo de las acefalías de la Justicia de Paz -el 24% es todo un récord- se compadece con una reforma organizativa estructural que viene demorada desde hace por lo menos dos décadas. El objetivo es dotar a esta institución de facultades para resolver pleitos simples (su tarea hoy consiste, en esencia, en brindar los mismos servicios de notaría de hace siglos). En septiembre de 2015, la Legislatura confirió amplias facultades a la Corte mediante la Ley 8.833 para que procediera a ejecutar los cambios necesarios, pero, aunque sí hubo modificaciones concretas en algunos juzgados, la remodelación general sigue dilatándose. La cuestión clave pasa por transformar todos los juzgados de Paz legos en letrados y por destinar presupuesto para las reformas edilicias que permitan tramitar apropiadamente los casos.

El anhelo y la necesidad de modernización que permitiría atender las necesidades de justicia de los pobladores del interior choca contra la pretensión de usar la Justicia de Paz como ámbito de contención de dirigentes afines al oficialismo. Esta función política prevaleció en los últimos nombramientos que hizo el ex mandatario José Alperovich, quien incluso designó legos pese a que, en 2004, su gestión había impulsado la instalación de la Justicia de Paz letrada.

La estructura de la judicatura de Paz

72 juzgados de Paz hay en la provincia, pero sólo 70 funcionan, porque los de Altos de Anfama y Domingo Millán tienen titular, pero no han sido implementados por distintos motivos.

17 juzgados de Paz están acéfalos, número que equivale al 24% del total.

6 jueces de Paz se irían en el corto plazo para acogerse a los beneficios de la jubilacion.

Comentarios