La Legislatura cobijó los primeros mazazos electorales

Por impulso del vicegobernador Jaldo, la Legislatura cambió su mesa de conducción. Quedaron fuera de la línea sucesoria referentes del alperovichismo, y se mantiene el radical García entre las autoridades. Los opositores de Cambiemos, disconformes, abandonaron la deliberación.

27 Oct 2017
1

PERONISTAS. Ruiz Olivares será vice primero; Juri, el presidente subrogante. prensa legislatura

La ampliación presupuestaria, la prórroga de beneficios tributarios para productores en emergencia e incluso la viralización del video que dejó en el centro de la polémica al oficialista Guillermo Gassenbauer quedaron en segundo plano ayer, en la primera sesión legislativa postelectoral.

Las internas partidarias afloraron antes y después de la tensa votación para renovar la mesa de conducción del Poder Legislativo. Tal como había anticipado LA GACETA, no quedaron alperovichistas en la línea sucesoria de la Provincia.

Por impulso del vicegobernador y diputado electo Osvaldo Jaldo, el bloque oficialista Tucumán Crece, con el apoyo de un sector de la oposición, aprobó por unanimidad la designación del peronista Fernando Juri como presidente subrogante de la Cámara, en reemplazo de Julio Silman, quien ocupaba ese cargo hace dos años. Juan Antonio Ruiz Olivares, ex secretario legislativo y líder del “acople” Acción Regional, quedó como vicepresidente 1°, en lugar de Gassenbauer (ayer no asistió al debate). El único que continuará en la mesa de autoridades es Ariel García. El referente del sector radical que rivaliza con Cambiemos retuvo la vicepresidencia 2° de la Legislatura.

La renovación fue concretada 96 horas después de las elecciones nacionales del domingo. Si bien la lista del Frente Justicialista por Tucumán (FJT) que encabezó Jaldo obtuvo una diferencia de más de 140.000 votos respecto de la nómina de Cambiemos, hubo un dato objetivo que encendió las luces de alarma en el sector del peronismo que lidera el tranqueño: el armado afín a la Casa Rosada le recortó más de 60.000 sufragios con relación a las PASO del 13 de agosto. Así, cuando parecía que el reparto de escaños terminaría 3 a 1 a favor del FJT, Cambiemos logró las adhesiones necesarias para, a pesar de la derrota, alcanzar el 2 a 2.

A esto se sumó la viralización de un video en el que Gassenbauer aparece consumiendo droga. Aunque el peronista de 35 años pidió disculpas a la sociedad en una entrevista con LA GACETA -aseguró que no volvió a utilizar estupefacientes y que la filmación fue registrada hace varios años-, el oficialismo decidió retirarlo de la mesa de autoridades y, con ello, del rol como cuarta autoridad de la Provincia.

En el recinto, legisladores del bloque Tucumán Crece-PJ negaron que exista una interna en ese espacio, que tiene en la cúpula al gobernador Juan Manzur, a Jaldo y al senador José Alperovich. Sin embargo, los bloques alineados al Frente Cambiemos acusaron al peronismo de tratar de dirimir sus pujas de poder en el recinto.

“Cuando fui vicegobernador (2003-2007) actué estando a la altura; con defectos y virtudes, como todos. Ahora asumo (la presidencia subrogante) con idéntica responsabilidad. Agradezco la decisión del vicegobernador Jaldo, ya que fue su iniciativa proponerme, como así también el apoyo unánime de mis compañeros de bloque”, le dijo Juri a LA GACETA, a la salida de la sesión. Y señaló que quería “aclarar” un concepto. “Esto (por la renovación) no tiene que ver con ninguna interna. Y no tiene nada que ver con la cuestión de esta viralización de un video. Son tiempos políticos, etapas que se van cumpliendo. Por eso quiero resaltar la tarea que desarrollaron mis ‘compañeros’ Silman y Gassenbauer”, indicó la flamante autoridad. Y reconoció que estuvo enfrentado en el pasado con Alperovich, aunque fueron “limando” asperezas. “Tuve diferencias con él, pero netamente políticas, no personales; hoy estamos todos juntos con Alperovich, Manzur y Jaldo, trabajando por el mismo proyecto”, dijo. Y añadió: “la unidad es fundamental dentro del Partido”.

La otra “grieta”

A la vez, la oposición también evidenció su propia “grieta”.

El radical García no sólo recibió críticas de quienes responden al espacio liderado por José Cano y Germán Alfaro. De hecho, los legisladores José Canelada, Adela Estofán, Rubén Chebaia y Eudoro Aráoz (UCR), los peronistas disidentes Christian Rodríguez, Silvio Bellomío y Alfredo Toscano, el macrista Alberto Colombres Garmendia y el republicano Claudio Viña abandonaron el recinto antes de la votación, alegando un descontento por la falta de aviso y de consenso respecto de la renovación de autoridades. Sin embargo, quienes habían apoyado a García -entre ellos, sus “correligionarios” Raúl Albarracín y Fernando Valdez- advirtieron que aquel grupo no había propuesto una integración diferente para la mesa. Más allá de estas discusiones, los 30 legisladores presentes ratificaron la nueva conducción.

La sesión de ayer había sido convocada para tratar dos proyectos de relevancia institucional: la ampliación presupuestaria 2017 (el gasto público permitido creció un 5% y llegó a $ 57.500 millones) y la prórroga de la emergencia agropecuaria hasta el 31 de diciembre de 2018. Más allá de estas normas, la mayor cantidad de palabras registradas en la versión taquigráfica corresponde a la discusión política. Y el clima de tensión es un indicio de que habrá nuevos capítulos.

Comentarios