En San Martín aseguran que Ivo Chaves ocultó su problema; él insiste que estaba bien

El jugador salteño deberá someterse a un tratamiento. Aún no definieron su continuidad en el club.

04 Oct 2017
1

PREOCUPADO. Ivo Chaves sólo se dedica a realizar trabajos diferenciados, mientras espera comenzar con un tratamiento. la gaceta / foto de diego aráoz (archivo)

Hay un tema que altera la tranquilidad que hoy se vive en La Ciudadela: el problema de salud que arrastra el lateral Ivo Chaves y que le impidió debutar en San Martín. La situación del futbolista que fue cedido a préstamo por Talleres es compleja y hasta se puso en duda su continuidad en el plantel “santo”. LG Deportiva consultó a las partes involucrada para tener precisiones. Sergio Vigiani, jefe del departamento médico de San Martín, brindó la versión oficial sobre la situación del jugador salteño.

“Cuando estaba en Talleres de Córdoba, a él lo aquejaba un desequilibrio hormonal: aumentan los niveles de cortisol y disminuyen los de testosterona, algo que se le manifestó también acá. El desequilibrio que tuvo en Córdoba no fue manifestado por el jugador al momento de hacerle la ficha médica. Cuando Ivo se incorporó al plantel le hicimos radiografías de las rodillas, ecos doppler y análisis sanguíneos que son los rutina en cada pretemporada. Es lo que se denominan los exámenes prelaborales. Cuando él firmó la ficha médica en ningún momento nos manifestó que ya venía arrastrando estos problemas hormonales”, comentó.

Luego Vigiani explicó: “nos consta que Chaves, jugando para Talleres, se hizo mensualmente los análisis por estos desequilibrios hormonales. Incluso, visitó a un psicólogo y él nunca nos avisó del problema. Cuando llegó al club no nos manifestó ninguna irregularidad de salud.”

Cuadro de astenia

Cuando se le consultó a Vigiani sobre cómo se fue manifestando este desarreglo hormonal en el jugador, dijo: “ él empezó a tener un cuadro de astenia, que es un decaimiento generalizado, que le impedía realizar actividad física alguna. Quien sufre este tipo de síntomas, padece hasta cuando le toca subir una escalera. Cuando le observamos estos síntomas, es que ahondamos en otros tipos de estudios. Fue entonces cuando el jugador recién nos confiesa que había tenido este tipo de desequilibrio cuando estaba en Talleres. De inmediato lo llevamos para que lo trate la endocrinóloga Sandra Celiz, en Tucumán”, aseveró.

En la charla con LG Deportiva, Vigiani aclaró: “con algunos resultados de estudios pendientes por conocer decidimos que Ivo viaje a Buenos Aires y concurra al hospital Italiano. Allí, el jugador le mostró a los especialistas los estudios que se había realizado en Córdoba, en los que se le solicitaba hacer análisis de testosterona y cortisol. Diego Andresik, médico que trabaja en el Italiano, lo hizo revisar con endocrinólogos y andrólogos. Estos, luego de evaluar la situación, solicitaron exámenes complementarios. Cuando tuvimos los resultados de los estudios que le hicimos acá en Tucumán, los mandamos y coincidían en su totalidad con los que le hicieron en Buenos Aires”.

Lo que les llama la atención a las fuentes consultadas es la complejidad del tema. “Los estudios que le realizamos no nos permiten llegar a un diagnóstico preciso como para determinar el origen del problema. La única certeza que tenemos es que los análisis tienen resultados negativos”, agregó.

Vigiani prefiere ser cauto sobre el futuro. “La clase de tratamiento que debe llevar adelante el jugador para superar el desarreglo es algo que estamos conversando con los médicos de Buenos Aires. Estamos seguros que tanto Talleres como el jugador estaban al tanto del tema y no nos avisaron”.

La palabra de Chaves

Al término de la actividad de ayer en el complejo “Natalio Mirkin”, LG Deportiva pudo dialogar con el salteño, que explicó el tema. “Estoy ante un problema de salud y próximo a empezar a un tratamiento. Mi representante y el Talleres, que es el dueño de mi pase, están resolviendo mi situación contractual con la gente de San Martín. En lo personal, estoy abocado exclusivamente a mi recuperación. Es lo único que me aflige en estos momentos”, dijo.

Ivo nos confesó que los trastornos hormonales que lo afectan son nuevos para él. “Cuando vine a San Martín hice los estudios médicos y salieron perfectos. Esta afección empezó a complicar mi salud ahora; lo que me pasa me afecta mucho. Hoy estoy un 100 por ciento abocado a recuperación y no me interesan las cosas que, por allí, andan diciendo sobre el tema”, acotó.

El principal síntoma de esta afección es el cansando prematuro. “Es un síndrome de fatiga. Ese el nombre técnico. Vengo con unos desarreglos hormonales y es una cuestión fisiológica. Esto no sólo me impide entrenarme con normalidad. También me afecta en el día a día. Lo que quiero aclarar es que, para nada, tiene la gravedad que por allí se anda diciendo. No es un problema sencillo de solucionar, pero tampoco es grave”, aseveró.

A pesar de la desazón que esta situación le produce, el salteño no pierde la esperanza. “Voy a iniciar el tratamiento o lo que tenga que hacer para estar lo antes posible trabajando con el grupo. La gente tiene que saber que, a mí más que a nadie, me molesta vivir los partidos desde la platea. Vine con la ilusión de aportar lo mío para que San Martín ascienda, y lo puedo cumplir”, indicó.

La dirigencial es la otra parte de esta historia. Los dirigentes de San Martín están a la espera de que el cuerpo médico del club les confirme el tiempo que le demandará la recuperación física de Chaves para decidir los pasos a seguir. Si es prolongada, no se descarta que se le pueda rescindir el contrato.

Comentarios