Un hombre fue asesinado a balazos y creen que su cuñado es cómplice

La víctima recibió un disparo en el abdomen cuando estaba en la puerta de su casa. Se sospecha que lo mató un tal “Baby”, que podría haber estado acompañado por el hermano de la esposa del fallecido.

25 Sep 2017
1

LAS CALLES DEL ASENTAMIENTO. Una patrulla de la comisaría 13ª recorrió la zona del crimen por la tarde para evitar que se produjeran represalias.

José Alberto Gómez resistió el traslado en ambulancia hasta el hospital Padilla y la operación de urgencia a la que tuvo que someterse, tras recibir un balazo que le dañó los órganos del abdomen. Sin embargo, cuatro horas después de la agresión, estaba muerto. Por este caso la Policía busca a dos personas: un tal “Baby”, que sería el autor del disparo, y a otro hombre que lo acompañaba, que sería cuñado de la víctima fatal.

Los disparos retumbaron ayer a la madrugada en la manzana H del asentamiento 23 de Febrero, ubicado a la altura de la avenida Alem al 2.800. Según declaraciones de al menos tres testigos, Gómez estaba en la puerta de su casa, al parecer discutiendo con su pareja, cuando llegó “Baby” y le disparó. La víctima cayó sobre uno de los montículos de tierra acumulada en su calle y fue socorrido por familiares y vecinos mientras su asesino -y un cómplice- escapan del lugar. Al parecer, habrían tenido viejas diferencias entre ellos.

Consultados por LA GACETA, los vecinos se mostraron temerosos y esgrimieron respuestas evasivas. “Era una excelente persona y tenía tres hijos, dos varones y una nena. No puedo decir nada más porque no estuve en ese momento”, explicó una joven del barrio antes de cerrar la puerta de su casa. “No amigo, yo no estuve en ese momento, no tengo idea de que pasó”, señaló un muchacho que vive a media cuadra de donde ocurrió el asesinato. “Ni siquiera me enteré”, comentó una joven que vive a la vuelta.

Con esas mismas respuestas se encontraron los uniformados de la división Homicidios al llegar a la zona: nadie quería decir nada.

Sin embargo, luego de hablar con decenas de personas, encontraron a tres testigos que afirmaron que la víctima estaba discutiendo con su pareja cuando fue abordado por su matador, que el tirador era “Baby” y que este habría estado acompañado por el cuñado del fallecido.

Por esta misma razón, tres equipos de investigaciones estaban buscando a los dos implicados al cierre de esta edición. Hasta el momento, ni siquiera se conoce el móvil del ataque.

Ante el temor de que este crimen generara una serie de represalias, durante las investigaciones se envió a un grupo de Infantería al lugar. Además, por la tarde, los móviles de la comisaría 13ª -a cargo en ese momento del oficial principal José Soria- recorrieron las calles del asentamiento por prevención.

El caso quedó en manos de los comisarios Hugo Cabezas y Daniel Cuellar, jefes de la división Homicidios, y del fiscal Diego López Ávila.

Temas

Violencia
Comentarios