Con Matías Basualdo en su montura, Sir Melody se tomó revancha y ganó el “Batalla”

25 Sep 2017
2

EXCESO DE TRANQUILIDAD. Sir Melody ya le sacó seis cuerpos al resto de los competidores y se apresta a cruzar el disco. El jockey Matías Basualdo saluda con el brazo derecho en alto, en señal de triunfo. la gaceta / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

El año pasado no había rendido todo lo que esperaban sus allegados. Tuvo algunos tropiezos durante el desarrollo y culminó cuarto de Francés Net. Esta vez la gloria no se le escapó a Sir Melody. El zaino que entrena Carlos Delgadino se consagró como el mejor fondista del NOA al ganar el Gran Premio “Batalla de Tucumán” y escribir su nombre en una de las carreras más prestigiosas del interior del país.

Muy bien conducido por Matías Basualdo, el hijo de Tumultuoso mostró una clara superioridad sobre sus adversarios. Relegó por seis cuerpos al porteño Extra Quiz, que por el hocico se adelantó a De Cero, en 2’18”4/5, quedando a 1”2/5 del récord.

“Esto es algo que lo soñé toda mi vida. Ganar el Batalla es lo máximo que le puede pasar a alguien que ama al turf y que vive en Tucumán. Para mí la alegría es doble, porque soy uno de los propietarios y porque mi papá es el entrenador”, contó Juan Delgadino, mientras recibía innumerables felicitaciones en la zona del podio.

Luego de una muy buena largada, Extra Quiz fue fiel a su estilo y rápidamente se adueñó de la delantera. Pilsen, Boulevard Road y Snow Lion fueron los encargados de seguirlo de cerca, mientras Sir Melody corrió entre el quinto y el sexto lugar durante la primera mitad de la competencia. “Tenía instrucciones de correrlo libre, por mitad de cancha, para evitar cualquier tipo de tropiezos”, dijo Basualdo.

En los 1.000 metros, Extra Quiz seguía al frente, pero esta vez ya tenía de escolta a Sir Melody. “A esa altura sabía que si no sufría ningún problema, mi caballo iba a ganar. Venía con una excelente acción y sin que lo exigiera ya estaba muy cerca del puntero”, explicó Basualdo. Y fue así, porque al ingresar a la recta final, Sir Melody dominó la carrera por media cancha y con una excelente acción.

“En los 300 metros se mostró con muchísima fuerza. Faltando 100 metros me di vuelta para ver si algún caballo atropellaba, pero no aparecía ninguno. Fue entonces cuando comencé a festejar”, explicó Basualdo.

Sir Melody ganó el Gran Premio, se tomó desquite de 2016 y demostró que la corona de rey le queda a la perfección.

Comentarios