Ignacio Arce es el firme dueño del invicto arco de San Martín

El arquero, de 25 años, se afianzó en el puesto en apenas dos partidos. Video.

25 Sep 2017

Por dos motivos completamente distintos, Ignacio Arce fue el mayor punto de atención, en el partido que San Martín igualó 0-0 con Independiente Rivadavia, en el estadio “Bautista Gargantini”.

Un aspecto fue que el entrerriano, con una actuación sin fisuras, sobre todo en el primer tiempo, terminó siendo determinante para que el equipo de La Ciudadela finalice el encuentro con la valla imbatida. La otra situación fue extrafutbolística, pues desde el mismo momento que el golero pisó el césped del predio del parque General San Martín, fue hostigado por la parcialidad local por un hecho que protagonizó en la temporada pasada, cuando defendía la valla de Crucero del Norte.

Arce, a pesar de sus 25 años, ya muestra el aplomo propio de un guardavallas de experiencia. Esto lo demostró ante la “Lepra” mendocina, que en los primeros 20 minutos de la contienda lo tuvo a San Martín jugando en las cercanías de los dominios de “Nacho”. Y como se le reclama a un golero de equipo grande, en cada intervención mostró solvencia para desbaratar cada intento local.

“Sabía lo que me esperaba por los incidentes que se registraron en la temporada pasada en Misiones. Incluso el árbitro me avisó que a él le habían comentado que me iban a hostigar. Soy consciente de que en aquel partido me equivoque al entrar en la provocación de los jugadores visitantes. Me arrepiento de haber actuado así”, dijo el arquero.

Aunque recién se jugaron dos cotejos y la valla “santa” todavía no fue vencida, Arce ya hizo todos los méritos para que su titularidad no sea cuestionada. Es que su labor mostró solidez, tanto en el juego aéreo como bajo los tres palos. “Me pone muy contento que el técnico confíe en mis condiciones. Todavía soy joven y hoy tengo la enorme responsabilidad de ser titular en uno de los equipos con mayor prestigio del interior del país. Quiero aprovechar esta oportunidad que se me presenta. Es el mayor desafío de mi carrera”, dijo el golero.

Por su capacidad para salir a cortar los centros aéreos, le brinda cierta tranquilidad a la zaga “santa”, porque con eso asegura que no habrá segundas jugadas. Pero esa no es la única virtud que ostenta, pues el viernes pasado demostró que tiene muchas condiciones técnicas para intuir las jugadas. Eso lo demostró cuando, en la primera parte, se lució en dos remates simultáneos a quemarropa de Kevin Gissi.

“Sentir el apoyo de mis compañeros me posibilita seguir ganando en confianza. No hay que olvidar que este es un grupo nuevo, que necesita sumar minutos de juego para irse conociendo. Todavía tenemos mucho por mejorar”, aseveró.

Como el fútbol es tan dinámico, Arce ya piensa en Aldosivi. “Lo que tenemos bien en claro es que en esta categoría no hay rivales fáciles y nos estamos preparando para compromisos complicados. Aldosivi se reforzó para estar en la lucha por el ascenso”, dijo.

Comentarios