Este Boca es el de la triple “G”

El “Xeneize” gana, gusta y golea.

24 Sep 2017
1

SOCIOS. Benedetto abraza a Pavón, luego del 2-0. El extremo ganó en velocidad y habilitó a “Pipa”, que definió con clase. Dyn

BUENOS AIRES.-Imparable, arrollador, sólido, contundente, pragmático, candidato: muy candidato. Así está Boca, el único líder (por lo menos hasta que hoy juegue River) con puntaje ideal de la Superliga.

El “Xeneize” parece caminar el torneo (y cada cancha en la que juega). Ayer volvió a golear. Fue 4 a 0 sobre Vélez, en Liniers, como en la primera jornada como local ante Olimpo o la fecha pasada, también en casa, contra Godoy Cruz.

Los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto están en su mejor momento. El título en el último torneo parece haberle sacado un peso de encima. Además, Edwin Cardona se acopló rápido a sus nuevos compañeros, Frank Fabra cada día juega mejor y tiene en Darío Benedetto el delantero en estado de gracia que necesita cualquier equipo con aspiraciones.

Ayer, los dirigidos por Omar De Felippe no pudieron sostenerle el ritmo. Sólo hubo partido durante 14 minutos. Claro, eso sin contar que durante esos primeros instantes del duelo fue Boca el que manejó la bocha y merodeó el área de Alan Aguerre.

Hasta que Fabra hizo lo que mejor sabe hacer: pasar al ataque con actitud ganadora. Llegó al fondo y asistió a un Benedetto demoledor, que sólo tuvo que empujarla para poner el 1-0.

“Pipa” también marcó el segundo, en el comienzo del complemento, y fue el autor intelectual del tanto en contra de Nicolás Domínguez. Pero eso no es todo.

El punta lleva 30 goles en sus 36 partidos jugados con la azul y oro. Un promedio casi perfecto y con otro dato que lo hace más grande. Sus conquistas no decoran resultados; abren partidos, ayudando al equipo a desencadenar rivales mezquinos. De los 30 tantos, 18 fueron para poner el 1-0 y, para ponerle frutilla al postre, sus tantos sirvieron para que Boca gane 15 partidos, empate cuatro y pierda sólo uno (el 1-2 contra Rosario Central por la Copa Argentina de 2016). Implacable.

Al cuarto gol de ayer lo firmó otra de las figuras, Fabra, para un Boca que, en todos lados, gana, gusta, golea y es más candidato que nunca. (Especial)

Comentarios