Para unos habrá más que para otros

Las previsiones del Presupuesto 2018 explicitan la estrategia del Gobierno para cumplir con la meta fiscal de déficit primario (3,2% del PBI).

24 Sep 2017
1

En el juego de porcentajes de diferencia entre lo que las provincias recibirán este año y lo que se proyecta para el próximo hay diferencias sustanciales, según el distrito. En la Casa Rosada intentan explicar que, en gran medida, esa situación responde a la falta de presentación de proyectos por parte del gobernador de determinada jurisdicción para financiamiento de obras públicas, de ejecución de viviendas o de programas destinados a fomentar la actividad agropecuaria y privada. No obstante, en las planillas oficiales se observan incrementos exponenciales en las partidas que no necesariamente responden a cuestiones políticas. Para darle mayor claridad, bastan algunos ejemplos que surgen de las planillas del Presupuesto:

• En la provincia de Buenos Aires, gobernada por la macrista María Eugenia Vidal, el gasto nacional ascenderá a $ 638.276 millones en 2018, lo que implicará una expansión del 18,2% respecto de lo pautado para este año.

• En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cuyo alcalde es también macrista (Horacio Rodríguez Larreta), la erogación nacional llegará a $ 579.202 millones, un 11,8% en la comparación con el ejercicio vigente. Tomando la composición del gasto por ubicación geográfica, en ese distrito se toman las decisiones de corte federal por parte del Gobierno que encabeza el presidente Mauricio Macri. De allí el volumen de la partida de gastos.

Yendo a los extremos, es decir, a aquellas provincias a las que les tocó un crecimiento mayor de las partidas, podemos mencionar las siguientes:

• En Río Negro se volcarán el año que viene $ 44.028 millones, un crecimiento del gasto nacional del orden del 28,5%, el más alto en la comparación entre las provincias.

• Un escalón más abajo se ubican Salta (el gasto nacional en ese distrito será de $ 52.667 millones) y Tierra del Fuego ($ 9.155 millones para 2018), con una expansión del gasto federal del 28,3%. Ambas provincias son gobernadas por justicialistas: Juan Manuel Urtubey y Rosana Bertone, respectivamente.

• San Luis, por caso, sería la menos favorecida, con una partida de $ 20.347 millones y un incremento interanual de sólo el 10% para el distrito gobernado por Alberto Rodríguez Saá.

• Tucumán, a su vez, contará con una asignación del gasto nacional de $ 65.545 millones, una expansión interanual del 22% ($ 11.830 millones más que en 2017 para la provincia gobernada por Juan Manzur)

Comentarios