El productor ganadero nunca debe perder de vista los costos

Riussi dijo que se trata de una actividad que funciona como un negocio, al que no hay que descuidar

23 Sep 2017
1

“La ganadería es una actividad que se maneja como un negocio y que tiene numerosas formas de medirse y es un negocio que no es de promedios. La ganadería es un negocio atado a la tierra, que nos enseña a superar diversas adversidades como la que actualmente pasamos con las inundaciones y aun así continuamos trabajando”, comenzó diciendo Juan Pablo Riussi, al abrir sus disertación el martes pasado, en el marco del Seminario Regional del Ipcva en Tucumán, en la Expo de la SRT.

“La ganadería es un negocio familiar, pero sobre todo un estilo de vida que heredamos de nuestros mayores y queremos transmitirlo a nuestros hijos”, dijo.

Un negocio

Esta actividad está influenciada por numerosos factores, sobre todo los costos, que son importantes y siempre hay que tenerlos en cuenta, observó. Como la ganadería es un negocio, debemos siempre ver la forma que lo siga siendo y, por ello, los números son importantes, insistió el asesor privado.

Los insumos, a lo largo del tiempo en la actividad, tienen una gran importancia y los fletes es otro rubro dentro del costo que no debe ser subestimado, sobre todo por ser un ítem que se fue incrementando con el precio del gasoil.

Los gastos de estructura, costos de invernada y de cría también fueron subiendo, muchas veces no acompañado con los precios que percibe el productor ganadero por el producto final. “Hoy, por suerte, el precio relativo del ‘ternero’ y el del ‘terminado’ son buenos, por lo que la situación mejoró”, destacó. Es un buen momento para “incluir corrales en los planteos productivos por el precio relativo del maíz”, por lo que es muy importante trazar las estrategias de cada empresa ganadera, teniendo en cuenta la ubicación de la hacienda, el alimento y la escala”.

Transformación

Actualmente, por el sistema de producción combinado de carne, se deben tener en cuenta las relaciones de soja-carne y maíz-carne para saber cómo sigue el negocio.

Siempre tengamos en cuenta que “el negocio ganadero es estacional”, por lo que “debemos buscar e implementar siempre las ventajas competitivas”, por lo que “el negocio ganadero siempre mejora cuando se tienen animales propios y comida propia”. Por ello, debemos integrar el corral para diluir los costos, sobre todo los indirectos. Hoy el NOA tiene animales y tiene comida, por lo que hay que aprovechar estas ventajas para lograr un buen negocio.

Comentarios