"La pretensión de Buenos Aires perjudica gravemente al resto de las provincias", respondieron los gobernadores

1

Manzur y Schiaretti, en la reunión de gobernadores. IMAGEN TOMADA DE COMUNICACIONTUCUMAN.GOB.AR.

Postura de los mandatarios provinciales ante el reclamo de Buenos Aires por los fondos coparticipables.

06 Sep 2017

Los gobernadores afirmaron hoy que la pretensión de la provincia de Buenos Aires, respecto del Fondo del Conurbano, “perjudica gravemente al resto de las provincias y municipios”, y afirmaron que el tratamiento de esta puja debe darse a través de la Nación, los Estados provinciales y el Congreso.

A los gobernadores no les sobra ni el dinero ni el tiempo.

Esto quedó expresado en un documento que se conoció tras la cumbre de mandatarios opositores y oficiales, en la Capital Federal. En el texto también se expresó que se solicitará a la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), a cargo del pedido de la gobernadora María Eugenia Vidal, que “no tome resolución alguna hasta tanto no sean escuchadas todas las jurisdicciones y se dé el debate correspondiente entre Nación, provincias y el Congreso”. Además, ratificaron su predisposición al diálogo y la búsqueda de soluciones consensuada”.

El gobernador tucumano, Juan Manzur, participó en el encuentro que se desarrolló en la Casa de San Juan. Tras el encuentro, destacó el federalismo del cónclave, la apertura al diálogo de los mandatarios y dejó en claro su defensa de los recursos que le corresponden a la provincia de Tucumán.

Gobernadores opositores y oficialistas definen estrategias ante el reclamo de Buenos Aires.

“A Tucumán le quitarían una cifra superior a los $ 3.500 millones por año. Esto generaría una situación muy difícil, a pesar de que gobierno una provincia que está equilibrada (financieramente), cumple con todos los compromisos y no tiene déficit fiscal ni deuda”, enfatizó el mandatario tucumano, según informó la Casa de Gobierno.

Vidal efectuó una presentación judicial ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación pidiendo la eliminación del tope de $ 650 millones del Fondo del Conurbano, una cifra que fue impuesta en 1996, por lo que, si el reclamo avanzara, obtendría una actualización del orden de los $ 53.000 millones.

“No podemos mejorar la situación de una sola jurisdicción en detrimento de las otras 23”, dijo Manzur.

“Voy a defender lo que es de los tucumanos. Habrá que ver cómo le solucionan el problema a Buenos Aires pero no a costa del resto de las provincias argentinas”, agregó.

Estuvieron presentes los gobernadores de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de San Juan, Sergio Uñac; de Chaco, Domingo Peppo; de La Pampa, Carlos Verna; de Misiones, Hugo Passalaqua; el vicegobernador de Santa Cruz, Pablo Gonzalez, la gobernadora de Catamarca, Lucia Corpacci; de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, de Neuquén, Omar Gutierrez; de Salta, Juan Manuel Urtubey; de Jujuy, Gerardo Morales; de Formosa, Gildo Insfran; de Córdoba, Juan Schiaretti; de La Rioja, Sergio Casas; el vicegobernador de Santiago del Estero, Emilio Neder, el gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi; de Río Negro, Alberto Weretilneck; y de Santa Fé, Miguel Lifschitz, de acuerdo a las información del Gobierno tucumano.



Comentarios