Se quebró y pasó un día en la montaña hasta ser rescatado

Sufrió un traumatismo en la pierna izquierda mientras hacía enduro en Chasquivil y pasó un día en la montaña hasta que lo hallaron.

04 Sep 2017

El sábado a la siesta, en algún lugar entre Chasquivil y La Hoyada, Horacio Buteler se rompió una pierna mientras hacía enduro. Estaba solo, no podía caminar y no tenía señal. Tomó un felpón y escribió en la cacha de su moto: “me fracturé el tobillo. Estoy bajando a La Hoyada. Tengo que llegar a la Refinor de Raco. ¡Ayuda!”. Luego, pese al dolor, comenzó a arrastrarse. Algunas horas después, en las redes sociales comenzaron a amontonarse los pedidos de información sobre el paradero del médico. Sobre la medianoche, su esposa hizo la denuncia y ayer al mediodía, lo encontraron.

Con las primeras luces del día, un equipo de Infantería y dos del Grupo Cero se internaron en la montaña para rastrillarla y rescatar al hombre de 42 años. Según informó el secretario de Seguridad Ciudadana, Paul Hofer, ya habían divisado su camioneta en Raco y eso acotó el lugar de la búsqueda. Además de todos los efectivos, salieron a buscarlo las motos del Club de Enduristas. Lo único que sabían es que había que encontrar a un hombre de barba candado, pelo castaño y ropa flúor. Según consta en los informes policiales, el hombre fue encontrado no muy lejos del lugar del accidente por los enduristas. Cuando lo hallaron, el helicóptero estaba listo para salir a ayudar en su búsqueda.

Pasadas las 13, la esposa del médicos le confirmó a LA GACETA la buena noticia. “Apareció. todavía no lo ví, pero la gente del Grupo Cero me avisa todo por radio. La Policía se portó muy bien. Está en la zona de Chasquivil, aparentemente con una fractura”, informó María Robles.

Operativo de rescate

Al encontrarse con Buteler, el Grupo Cero lo subió a un caballo porque se encontraban en una zona de senderos, y debían llevarlo a algún descampado donde pudiera aterrizar el helicóptero de la provincia. El médico estaba fuera de peligro, pero aún se desconocía la gravedad de la lesión. Luego se confirmó que tenía fractura de tibia y peroné.


“Viajaron un médico y un enfermero hasta la zona de La Hoyada a buscarlo. Es una zona de muy difícil acceso y no teníamos buena comunicación. Es más, las personas que lo venían bajando, usaban los celulares en los lugares en los que podían acceder a un mínimo de señal”, explicó el médico el subdirector del Servicio de Emergencias de la Provincia (107), Juan Palavecino.

El profesional también indicó que hace meses que no se enfrentaban a la realización de un operativo de estas características. “Creo que desde el año pasado que no teníamos que hacer un operativo así, no es algo que hagamos todos los fines de semana. La gente muchas veces lleva el equipo y toma las precauciones necesarias, pero en este tipo de actividades, estas situaciones pueden ocurrir”, agregó Palavecino.

Se arrastró hasta el río

El helicóptero llegó a la base del 107 poco después de las 16 y una ambulancia salió de inmediato hacia el Centro de Salud. Allí le informaron al médico que tiene una triple fractura y que deberá someterse a una cirugía en los próximos días. Sin embargo, no quedó internado; le pusieron un calmante y le permitieron ir a descansar a su casa, luego de más de 24 horas agotadoras.

“Fuera de los golpes, el cansancio y un poco de deshidratación, se encuentra bien”, comentó la esposa del endurista. Además, relató que el hombre, luego de escribir en su moto, tomó su GPS y comenzó a arrastrarse hasta un río, para tener una fuente de agua. Allí estaba cuando lo encontraron.

“Me sorprendió mucho la solidaridad de las personas. Me quedé sin batería en el celular por todos los llamados que me llegaron. Gente que no conozco me ofrecía drones y motos para buscarlo. Vale la pena destacar esas actitudes: la del Ministerio, de la Policía, de los enduristas que conocen los caminos, de todos los que se solidarizaron”, agradeció.

Consejos

- Siempre practicar este tipo de deportes extremos junto con otra persona.

- Antes de salir, detallarle a un familiar o a un amigo la hora de ruta a seguir.

- Llevar el celular, aunque haya lugares sin señal.

Comentarios