Trump fue a Houston, una de las zonas afectadas por “Harvey”

El presidente de EEUU espera que el Congreso apruebe una ayuda de emergencia Las autoridades esperan recomponer los servicios básicos y reparar los daños ocasionados por el paso del huracán.

03 Sep 2017
1

MATRIMONIO PRESIDENCIAL. Melania acompaña a Trump en la entrega de víveres y medicina a evacuados. reuters

HOUSTON (EEUU).- El presidente estadounidense, Donald Trump, y la primera dama Melania visitaron ayer un refugio de víctimas del huracán “Harvey” en Houston, donde el mandatario estrechó manos, abrazó a varias personas y charló con niños.

Trump incluso dio un beso en la mejilla a una niña y luego él y su esposa ayudaron a repartir la comida a las personas albergadas en el estadio NRG. Esta fue la segunda visita de Trump a la zona de catástrofe, aunque en la primera no tomó contacto con víctimas del huracán, sino que se informó del desarrollo de las acciones de rescate.

Durante una recorrida por las zonas afectadas, Trump comprometió ayudas del gobierno para los damnificados por las inundaciones en la cuarta mayor ciudad estadounidense, mientras las aguas comenzaban a bajar y se comienza a notar más la escala de la destrucción. El número de muertos por la tormenta ha superado los 50 y es probable que aumente mientras las autoridades siguen registrando hogares inundados, informó el diario “Houston Chronicle”.

Trump estuvo acompañado de Melania, miembros de su gabinete y el jefe de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias en su segundo viaje a Texas en una semana. El mandatario dijo a periodistas que los esfuerzos del Gobierno para asistir a las víctimas de la tormenta fueron “bien recibidos” y que esperaba que su pedido de ayuda inmediata sea rápidamente aprobado por el Congreso. “Están muy contentos con lo que está pasando”, dijo Trump sobre sus conversaciones con las víctimas sobre la respuesta del Gobierno.

La Casa Blanca pidió el viernes al Congreso que apruebe U$S 7.850 millones en ayudas de emergencia para hacer frente a la devastación. A esto se sumará pronto otro pedido de U$S 6.700 millones, según el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan.

El presidente firmó además una declaración de desastre para ayudar al estado de Texas a hacer frente a las secuelas de “Harvey”. Trump visitó luego Luisiana, donde “Harvey” volvió a tocar tierra y provocó fuertes lluvias. En Houston, el mandatario vistió un impermeable a pesar de que allí había sol y calor, debido a que en Washington, de donde partió, llovía por efecto del paso de “Harvey” hace una semana por la costa de Texas. Los niveles de agua estaban bajando en Houston y no se esperaban lluvias en el área, pero las autoridades aún están lidiando con los daños y necesitan recomponer los servicios básicos. (DPA)

En Esta Nota

Donald Trump
Comentarios