Habrá U$S 6.000 millones para asistir a víctimas de “Harvey”

El huracán, ahora degradado a tormenta, dejó un millón de personas desplazadas. El fenómeno llegó a Texas en forma de inundaciones y lluvias devastadoras. Hay 44 personas muertas y 19 desaparecidas

02 Sep 2017

PORT ARTHUR, Estados Unidos.- El gobierno estadounidense quiere liberar una partida de casi 6.000 millones de dólares en ayuda humanitaria para paliar los devastadores efectos en el sur del país del huracán “Harvey”, ya degradado a depresión tropical, según el diario “The WashingtonPost”.

A una semana de que “Harvey” tocó tierra en Texas, los esfuerzos de rescate son desesperados. Grandes extensiones de tierra seguían ayer bajo el agua, tras el paso de uno de los desastres naturales más costosos que ha azotado a Estados Unidos.

La tormenta ha desplazado a más de un millón de personas y se calcula que 44 murieron y otras 19 continúan desaparecidas por las inundaciones que paralizaron a Houston, elevaron los niveles de los ríos a máximos históricos y cortaron el suministro de agua potable en Beaumont, Texas, una ciudad de unos 120.000 habitantes.

La empresa Arkema SA y funcionarios de salud pública advirtieron del riesgo de más estallidos e incendios en una planta química propiedad de la firma.

El jueves, dos explosiones sacudieron la instalación, ubicada a unos 25 kilómetros al este de Houston, después de que fue inundada por las aguas. La posible presencia de contaminantes transmitidos por el agua es una preocupación creciente, por lo que el Servicio Meteorológico Nacional emitió alertas de inundación desde Arkansas a Ohio.

Las aguas del río Neches, que desemboca en Beaumont y cerca de Port Arthur, y se anunció que alcanzarían un nivel récord a partir de ayer. Las crecidas y la pérdida de agua potable obligaron a la evacuación de un hospital el jueves. “Beaumont es básicamente una isla”, dijo la alcaldesa Becky Adams en una conferencia de prensa el jueves.

La ciudad, a 130 kilómetros al este de Houston, sólo pudo recibir una importante entrega de agua y hay planes para establecer centros de distribución.

“Harvey” tocó tierra hace una semana, como el huracán más poderoso que golpea a Texas en medio siglo. El jueves se degradó a una depresión tropical en su avance tierra adentro, donde descargó cantidades sin precedentes de lluvia y dejó un sendero de devastación a través de más de 482 kilómetros en el extremo sureste del estado.

Moody’s Analytics calcula que el costo económico para el sudeste de Texas será de entre 51.000 millones a 75.000 millones de dólares, una de las tormentas más dañinas en la historia de Estados Unidos.

Llega “Irma”

Como si el azote de “Harvey” fuera poco, ahora el sur de Estados Unidos se prepara para recbir al huracán “Irma”, un potente ciclón categoría 3, continuaba avanzando ayer hacia el Mar Caribe con vientos máximos sostenidos de 175 kilómetros por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Miami.

Según el boletín de ayer del CNH, el meteoro se alejó en las últimas horas de las islas Sotavento y se desplazaba hacia el oeste-noroeste a una velocidad de 20 kilómetros por hora.

“Se espera un giro hacia el oeste esta noche, seguido por un giro hacia el oeste-suroeste el sábado. Los vientos máximos sostenidos alcanzan los 175 kilómetros por hora con ráfagas más fuertes”, indicó el informe.

Señaló que si bien el cuarto ciclón de la temporada podría fluctuar en intensidad, “se espera que ‘Irma’ permanezca como un poderoso huracán durante el fin de semana”. (Reuters-DPA)

Comentarios