Macri visitó de sorpresa una heladería en Tucumán, probó el helado de mate cocido y le encantó

Se trata de Plaza Crema, en El Manantial. Sus dueños contaron que recorrió la fábrica y que conversó varios minutos con ellos.

01 Sep 2017

Durante su visita a Tucumán, el presidente Mauricio Macri visitó de sorpresa una heladería en El Manantial. Allí probó helados de varios gustos y, según los dueños del local, el sabor que más le gustó fue el de mate cocido.

El negocio que visitó el mandatario es la heladería Plaza Crema, que funciona en esa localidad. El comercio se caracteriza por ofrecer helados de sabores muy particulares, como el de quesillo con miel de caña, el de remolacha y el de chocolate picante, entre muchos otros.

Enrique Espeche, uno de sus dueños, le contó a LA GACETA que el miércoles lo llamaron desde el Gobierno nacional para decirle que querían conocer la heladería, porque sabían que era una de las que más sabores ofrece en el país. "Los esperé y les abrí la heladería. Les llamó la atención nuestro proyecto, porque ganamos el premio a los jóvenes empresarios argentinos", relató.



Pero la historia no quedó ahí. "Me llamaron anoche. Me dijeron que al presidente le había encantado la historia y que hoy sí o sí iba a venir un ministro porque quería conocer más sobre nuestro proyecto", relató.

Por ese motivo, Espeche abrió bien temprano la heladería. Esperaba la visita de los funcionarios nacionales, pero se llevó una gran sorpresa. "Me dijeron que el presidente se iba a hacer un hueco en la agenda para venir a conocernos. Fue un shock, no lo esperaba. En 10 minutos llegó la comitiva oficial. Él entró en la heladería, se puso a conversar con nosotros y recorrió la fábrica. Probó helado de fernet, el de remolacha, el de cerveza. Le encantó el de mate cocido; también el de dulce de leche. Dijo que teníamos un gran dulce de leche", relató Enrique, quien junto a su hermano Roberto es uno de los dueños de Plaza Crema.



Más allá de la sorpresa que les causó el hecho de que el mandatario nacional los haya visitado, a Espeche le sorprendió mucho su actitud. “Uno no se espera hablar con el presidente a menudo. Pero más allá de eso, él nos dio consejos. Estaba sorprendido de que funcionemos en el interior del interior y de que no tengamos franquicias todavía”, recordó el propietario.

Plaza Crema es una heladería diferente al resto: ofrece más de 100 sabores y algunos de ellos son muy particulares. Entre ellos se destaca el de roquefort, el de mazamorra, el de fernet con coca y el de mate cocido (el que le gustó a Macri).

Los hermanos Espeche fueron premiados este año por la Confederación Argentina de Medianas Empresas (CAME) por su aporte a la Innovación y el Diseño.

Comentarios